La guerra contra las drogas fracasó: políticos europeos; exigen acciones globales

01/02/2016 - 11:09 am

En un ensayo publicado hoy en The Guardian, el Primer Ministro checo y el ex Viceprimer Ministro del Reino Unido citan a la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito: “El negocio de las drogas ilícitas tiene un valor de miles de millones de dólares al año, parte de la cual se utiliza para corromper a los funcionarios del gobierno y para envenenar las economías. Los carteles de la droga están propagando la violencia en Centroamérica, México y el Caribe. África Occidental está siendo atacado por el narcotráfico. La colusión entre insurgentes y grupos criminales amenazan la estabilidad de Asia occidental, los Andes y partes de África, alimentando el comercio de armas de contrabando, el saqueo de los recursos naturales y la piratería”.

Africa, Latinoamérica, Estados Unidos, Europa: la respuesta de las políticas públicas contra las drogas han fracasado. Fotos: EFE, Cuartoscuro y AP
Africa, Latinoamérica, Estados Unidos, Europa: la respuesta de las políticas públicas contra las drogas ha fracasado. Fotos: EFE, Cuartoscuro y AP

Ciudad de México, 1 de febrero (SinEmbargo).– La guerra contra las drogas ha fracasado y es necesario que los gobiernos lo acepten para evitar más sufrimiento, concluyen hoy, en un ensayo publicado por The Guardian, el Primer Ministro de la República Checa Bohuslav Sobotka y Nick Clegg, ex Viceprimer Ministro del Reino Unido.

Los autores del texto recuerdan cómo, en junio de 1998, en el podio de las Naciones Unidas en Nueva York, Kofi Annan declaró: “Es hora de que todas las naciones digan sí al desafío de trabajar por un mundo libre de drogas”. En esa reunión, los líderes acordaron que las drogas ilegales debían ser erradicadas de la faz del planeta. Incluso establecieron una fecha límite: 10 años para librar al mundo de este flagelo. Hablaban de un mundo libre de drogas para el año 2008.

“Todos sabemos que el consumo de drogas puede causar un gran daño a las personas, sus familias y las comunidades. La drogadicción puede ser miserable, debilitante y a menudo fatal. Y un mercado ilegal rentable sólo fortalece los grupos del crimen organizado que combatimos tan duro para contener. Queremos deshacernos de estos problemas. Esperamos que nuestros políticos trabajen juntos para reducir y eliminar el sufrimiento, hasta donde sea posible. Pero en retrospectiva, la ingenuidad mostrada por los líderes mundiales en 1998 y en muchas reuniones anteriores y posteriores es impresionante. Hay algo profundamente erróneo en la idea de que los seres humanos, que durante miles de años han tomado productos químicos y plantas con fines recreativos y rituales, serían, en el espacio de 10 años, repentinamente sobrios, a petición de la ONU”, dice el ensayo de Bohuslav Sobotka y Nick Clegg.

“Lejos de contraerse, el comercio mundial de drogas ilícitas se ha disparado en un negocio de 330 mil millones de dólares con un estimado de 270 millones de clientes y puntos de apoyo en todos los rincones del mundo: desde las selvas de América Latina a las calles de los pueblos europeos. Ante tanto sufrimiento, no tenemos más remedio que ser honesto y pedir un debate basado en la evidencia y con mente abierta. La ‘guerra contra las drogas’ fracasó. El tráfico está en auge. Las bandas criminales están ganando enormes beneficios y dejando un rastro de la violencia y de miseria a su paso. Cada vez más vidas se arruinan y cada vez más familias se están rompiendo. Es hora de que dejemos de repetir los errores del pasado”, agrega.

Los autores del ensayo citan que la Oficina de Naciones Unidas contra la Droga y el Delito pinta un panorama sombrío: “El negocio de las drogas ilícitas tiene un valor de miles de millones de dólares al año, parte de la cual se utiliza para corromper a los funcionarios del gobierno y para envenenar las economías. Los carteles de la droga están propagando la violencia en Centroamérica, México y el Caribe. África Occidental está siendo atacado por el narcotráfico. La colusión entre insurgentes y grupos criminales amenazan la estabilidad de Asia occidental, los Andes y partes de África, alimentando el comercio de armas de contrabando, el saqueo de los recursos naturales y la piratería”.

“Tan sólo en México, se estima que 100 mil personas han muerto en la violencia relacionada con las drogas desde 2006”, dicen los autores del texto, aunque un recuento reciente realizado por el Semanario Zeta indica que son, en realidad, 185 mil 428 homicidios dolosos en 9 años de guerra. Tan sólo en el gobierno de Enrique Peña Nieto se calculan 65 mil 209 homicidios dolosos relacionados con el crimen organizado.

Ayer, domingo, la Arquidiócesis de México denunció que el país “enfrenta fenómenos delictivos y de violencia que parecen no tener precedentes en su historia contemporánea” ante lo cual aseguró que “la misión no está cumplida”. En la editorial que se publica en el diario Desde la fe, la Iglesia Católica refirió que el Papa Francisco –quien realizará una visita a México del 12 al 17 de febrero próximos– está al tanto del “oscuro panorama” que se vive, ante lo cual los gobernantes “no pueden tapar el sol con un dedo”.

Saviano-PROMO-articulo

“La basura permanece debajo de la alfombra roja, y Francisco no vendrá al relumbrón de limpieza y pulcritud de ocasión, ni por los papelitos de colores o la retórica estéril […] Los mexicanos queremos paz, necesitamos la Verdad, no la burocracia numérica. La misión no está cumplida”, manifestó la Arquidiócesis de México. “Los hechos sangrientos ya perecen ser comunes, cosas cotidianas que ‘deberían pasar’ en regiones regidas y azotadas por látigos implacables del crimen organizado, a pesar de las cruzadas y programas, estrategias y planes de seguridad que burlan las inversiones económicas y humanas, pretendiendo la tranquilidad”, agregó la Iglesia en su editorial.

En una audiencia celebrada la semana pasada en el Senado de Estados Unidos, autoridades de salud reconocieron que sólo por heroína, 29,467 estadounidenses murieron en 2014. Se estima que la cifra de 2015 será aún más alta.

El ensayo publicado por Bohuslav Sobotka y Nick Clegg en The Guardian señala que “gran parte de la heroína, la cocaína y el mariguana producidos en o que pasan por estos países está arribando a nuestras propias costas. La demanda de drogas de nuestros propios ciudadanos significa que Europa es el mayor mercado de drogas en el mundo, después de América del Norte. Si bien no hemos sufrido de al grado de los países productores y de tránsito, millones de vidas de los ciudadanos europeos se ven afectados por las drogas y por las respuestas de política pública hacia las drogas. De hecho, la ‘guerra’ muy a menudo parece que se ha concentrado en los miembros más débiles de nuestra sociedad: las personas con problemas de consumo que no pueden conseguir el tratamiento, las víctimas que tratan de financiar su consumo de drogas con propiedades, las personas vulnerables presionadas para convertirse en burros de drogas, jóvenes vidas y carreras arruinadas por los antecedentes penales”.

Concluye: “Hace seis semanas, vimos lo que la diplomacia puede hacer, en las conversaciones sobre el clima de París. La sesión especial de la Asamblea General de la ONU sobre la política de drogas puede ser la cumbre que nadie ha escuchado, pero la oportunidad de enmendar los errores del pasado y cambiar la dirección del futuro la pone en la misma categoría de importancia [que la cumbre ambiental]. Kofi Annan puede lograr un tono muy diferente de lo que hizo hace 18 años. Ser testigo de los efectos del tráfico de drogas y las políticas equivocadas en su propia región del África occidental, dijo recientemente: ‘Las drogas pueden haber destruido a muchas personas, pero las malas políticas gubernamentales han destruido muchos más. No repitamos este error’”.

La semana pasada, Associated Press dio a conocer que traficantes de marihuana están cultivando la planta en los almacenes y granjas de Colorado autorizados por el estado y luego la transportan a escondidas a otros estados, ganando millones de dólares con su venta, según policía y registros judiciales. La evidencia parece confirmar la tesis de los sectores opuestos a la legalización de la droga, que afirmaban que alentaría el tráfico ilegal hacia estados donde su consumo está todavía penado. Colorado tiene el mercado comercial legal más robusto de la nación.

PROMO-la-guerra-se-perdio

En un caso, el propietario de un negocio de paracaidismo llenó sus aviones hasta los topes con marihuana de Colorado y luego voló a Minnesota, donde sus cómplices lograron supuestamente millones de dólares con su venta. En otro, un hombre de Denver fue acusado de enviar más de 100 paquetes llenos de marihuana a través del servicio de paquetería FedEx a Buffalo, en el estado de Nueva York, donde narcotraficantes se repartieron la mercancía. Otros veinte traficantes, muchos de ellos cubanos, fueron acusados de reubicarse en Colorado para cultivar el producto que luego enviaron a Florida, donde puede venderse por más del doble que en una tienda legal del estado de origen.

Una fuente del problema son los residentes de Colorado o los turistas que compran marihuana al por menor para sacarla luego del estado. Pero lo que más preocupa a las autoridades son los narcotraficantes a gran escala que se trasladan al estado específicamente para cultivar la droga llevarla luego a mercados más lucrativos.

Esto sucede mientras México inició un debate formal sobre la despenalización de la marihuana luego de que la más reciente encuesta sobre el uso de drogas en el país mostrara que 17.2 por ciento de los estudiantes de secundaria y preparatoria consumen drogas. Marihuana fue la droga que se reportó con mayor frecuencia.

La serie de cinco debates públicos sobre la despenalización de la marihuana inició el pasado martes en la ciudad turística de Cancún con la presencia del Secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, quien aparentemente está a favor de la marihuana medicinal. Osorio Chong dijo que “parece haber una opinión mayoritaria, incluso a nivel internacional sobre sus beneficios terapéuticos”.

La Secretaría de Salud en México dijo que 160,000 estudiantes fueron entrevistados para la encuesta elaborada durante el 2014 y 10.6 por ciento de ellos dijeron haber consumido marihuana, 5.8 por ciento haber inhalado pegamento u otras sustancias y 3.3 por ciento dijo que había consumido cocaína. El índice de uso reportado por hombres fue de 18.6 por ciento y de 15.9 por ciento en las mujeres.

PROMO-muertos-EPN-3-anos-700

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas