Los padres de la menor no han perdido la esperanza de que su hija esté viva, pero son “realistas” y entienden que es posible que no siga con vida.

 Ciudad de México, 4 de junio (RT).- Esta semana, 13 años después de la desaparición de la niña británica Madeleine McCann en la región portuguesa de Algarve, el caso dio un nuevo giro cuando las Policías del Reino Unido y Alemania revelaron que tienen un nuevo sospechoso de la desaparición de la menor. Se trata de un hombre de nacionalidad alemana que actualmente está encarcelado en su país por un asunto no relacionado. La Policía británica describió la apelación como un “desarrollo significativo”.

¿CÓMO DESAPARECIÓ MADELEINE?

La niña británica desapareció el 3 de mayo del 2007 mientras estaba de vacaciones con su familia en el complejo turístico luso de Praia da Luz. La niña, que tenía entonces tres años, dormía en un hotel con sus hermanos mientras sus padres cenaban con unos amigos a unos 200 metros de la habitación.

El caso de Madeleine resonó a escala mundial y recibió una gran cobertura en el Reino Unido, en parte debido a los esfuerzos de sus padres, Kate y Gerry McCann, por atraer la máxima atención. Cientos de voluntarios participaron en la búsqueda. En marzo de 2019, Netflix incluso lanzó la serie documental ‘La desaparición de Madeleine McCann’.

Este jueves, la Policía alemana dijo que está investigando el caso como un asesinato. Los fiscales del país anunciaron que creen que Madeleine está muerta, mientras que Scotland Yard oficialmente la considera como desaparecida. Los padres de la menor no han perdido la esperanza de que su hija esté viva, pero son “realistas” y aceptan la posibilidad de que haya muerto, dijo este jueves Clarence Mitchell, portavoz de la familia.

¿QUIÉN ES EL SOSPECHOSO?

La Policía germana afirmó que tiene “evidencia casi suficiente” para presentar cargos contra el sospechoso, un hombre alemán de 43 años identificado como Christian Brueckner.

 Brueckner, natural de la localidad de Wurzburg, vivió en Portugal entre 1995 y 2007 y ya fue condenado en varias ocasiones en el pasado por abuso de menores, además de haber estado implicado en tráfico de drogas y robos en hoteles y casas de vacaciones en el país luso.

El fiscal alemán Hans Christian Wolters dijo este jueves que “el sospechoso es un depredador sexual múltiple ya condenado por crímenes contra niñas pequeñas”. Actualmente cumple una condena de siete años en la cárcel de la ciudad alemana de Kiel por violar a una turista estadounidense de 72 años en Portugal.

Se sabe que Christian estaba en Praia da Luz en el momento de la desaparición de Madeleine. Durante los últimos tres años, la Policía británica ha estado trabajando con sus colegas de Alemania y Portugal para rastrear sus movimientos. Ahora piden al público colaborar con toda la información posible respecto al caso.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE RT. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.