La guerra ha terminado pero las protagonistas son víctimas de la dictadura, especialmente Lidia, que comienza la temporada internada en un centro de reeducación de mujeres dirigido por doña Carmen.

Madrid, 4 de julio (EuropaPress).– La ficción española cierra uno de sus capítulos más relevantes con el final de Las chicas del cable. La primera serie original de Netflix en España se despide tras cinco temporadas y lo hace con la misma lección de sororidad que ha dado en sus entregas anteriores. Lidia (Blanca Suárez), Carlota (Ana Fernández) Marga (Nadia de Santiago) y Óscar (Ana Polvorosa) dicen adiós este 3 de julio y lo hacen “más unidas que nunca”.

“Los personajes van a hacer piña más que nunca para lograr su objetivo”, adelanta Polvorosa en una entrevista concedida a EuropaPress. “Dentro de toda la situación política e ideológica, van a enfrentarse a momentos complicados y van a tener que tomar decisiones complicadas”, afirma.

La guerra ha terminado pero las protagonistas son víctimas de la dictadura, especialmente Lidia, que comienza la temporada internada en un centro de reeducación de mujeres dirigido por doña Carmen (Concha Velasco). “Vamos a ver una Lidia que empieza bastante derrotada, viviendo una experiencia terrible”, cuenta Suárez, cuyo personaje se encargará de que “nadie más tenga que sufrir lo que ella”.

“Mi personaje aprovecha la dictadura”, nos desvela Velasco. “Yo creo que lo que ha querido contar Las chicas de cable es cómo las mujeres han intentado encontrar la libertad a través de ellas mismas”, opina la actriz.

Aunque la ficción dice adiós con otro gran ejemplo de unidad femenina, Suárez advierte: “Esta serie nunca fue concebida para aleccionar ni para posicionarse en ninguno de los temas que trata”. Aunque la artista admite que se trata de una “época muy convulsa”, sí destaca que “al final, lo que prioriza en la narración de la historia de estas chicas es lo que ocurre en su vida, en su país en su entorno, pero desde sus ojos”.

Denisse Peña, Ángela Cremonte, Yon González y Nico Romero completan el reparto de los últimos episodios. La segunda parte de la quinta temporada consta de 13 capítulos, disponibles en Netflix desde el 3 de julio.