Irán respondió hoy con un ataque con misiles tierra-tierra la base de Ain Assad, donde hay tropas estadounidenses estacionadas, en respuesta por la muerte del general de la Guardia Revolucionaria Qassem Soleimani. 

Funcionarios estadounidenses confirmaron los ataques, aunque Irán sólo ha reconocido haber atacado una base. De momento no había reportes sobre víctimas.

TEHERÁN, Irán, 7 de enero (AP/EFE).— Irán respondió el miércoles a Estados Unidos por el asesinato de un alto general y lanzó una serie de misiles tierra-tierra contra dos bases iraquíes donde hay tropas estadounidenses estacionadas.

Funcionarios estadounidenses confirmaron los ataques, aunque Irán sólo ha reconocido haber atacado una base. De momento no había reportes sobre víctimas.

La televisión estatal de Irán señaló que el ataque fue en venganza por la muerte del general de la Guardia Revolucionaria Qassem Soleimani, cuyo funeral el martes dio pie a llamados a vengar su muerte, la cual aumentó drásticamente las tensiones en Medio Oriente.

Posteriormente, la Guardia Revolucionaria de Irán le advirtió a Estados Unidos y a sus aliados regionales que no tomen represalias por el ataque con misiles contra la base aérea Ain Assad en la provincia iraquí de Anbar, en el oeste del país, según un comunicado difundido por la agencia noticiosa estatal IRNA.

“Les estamos advirtiendo a todos los aliados estadounidenses, que le dieron sus bases a su ejército terrorista, que cualquier territorio que sea el punto de inicio de actos agresivos contra Irán será atacado”, afirmó la Guardia Revolucionaria, que también amenazó a Israel.

La base Ain Assad fue utilizada por las tropas de Estados Unidos por primera vez después de la invasión de 2003 en la que fue derrocado el dictador Saddam Hussein, y posteriormente volvieron allí para combatir al grupo Estado Islámico en Irak y Siria. Hay unos 1.500 efectivos de la coalición estadounidense estacionados ahí.

En esta fotografía de archivo del 26 de diciembre de 2018, elementos militares aguardan mientras el presidente estadounidense Donald Trump y la primera dama Melania Trump visitan la base aérea Al Assad en Irak. Foto: Andrew Harnik, AP

Al operativo se le llamó “Mártir Soleimani”, añadió la televisora iraní. Agregó que la división aeroespacial de la Guardia Revolucionaria, que controla el programa de misiles de Irán, lanzó el ataque. Teherán señaló que divulgará más información posteriormente.

Estados Unidos también reconoció otro ataque con misiles contra una base en Irbil, en la región kurda de Irak.

Alrededor de 70 soldados noruegos se encontraban en la base aérea, pero no se había reportado algún herido, comentó Brynjar Stordal, portavoz de las Fuerzas Armadas de Noruega, a The Associated Press durante una entrevista telefónica.

PENTÁGONO CONFIRMA ATAQUE 

El Pentágono confirmó este martes que más de una decena de misiles balísticos impactaron en las últimas horas en dos bases aéreas que albergan tropas estadounidenses en Irak y aseguró que está claro que los cohetes “se lanzaron desde Irán”.

Un portavoz del Pentágono, Jonathan Hoffman, afirmó en un comunicado que todavía no está claro si ha habido víctimas y precisó que el ataque, una posible represalia de Irán por el asesinato por parte de EU. del general Qasem Soleimaní, se produjo contra las bases de Al Asad y Erbil.

“Está claro que estos misiles fueron lanzados desde Irán y dirigidos contra al menos dos bases militares iraquíes”, agregó la nota y precisó que están trabajando en las evaluaciones iniciales de los daños.

Según el Pentágono, en esas bases permanecen tropas estadounidenses y de la coalición.

“Esas bases han estado en máxima alerta debido a las señales de que el régimen de iraní planeaba atacar nuestras fuerzas e intereses en la región”, añadió la declaración.

La Casa Blanca, por su parte, confirmó que el presidente estadounidense, Donald Trump, fue informado del ataque y que se mantiene en contacto con su equipo de seguridad nacional.

“TRECE ESCENARIOS” PARA VENGAR A SOLEIMANÍ

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, Alí Shamjaní, reveló este martes que tienen identificados “trece escenarios” para su “fuerte venganza” contra Estados Unidos por el asesinato del general Qasem Soleimaní.

“El más débil de los trece escenarios es una pesadilla histórica para Estados Unidos”, advirtió Shamjaní, quien apuntó que “la venganza no incluye solo una operación”.

El responsable aseguró que “todas las fuerzas del Eje de Resistencia tomarán una dura revancha”, en alusión a grupos aliados de Irán como el libanés Hizbulá, el iraquí Multitud Popular, el palestino Hamás y el yemení Ansuralá.

También señaló que Irán está vigilando las distintas bases de EU en la región y a sus tropas, que las autoridades persas exigen que abandonen Oriente Medio.

“Si las tropas estadounidenses no salen de nuestra región por su propio pie y en posición vertical, haremos que sus cadáveres salgan de modo horizontal”, amenazó Shamjaní.

El secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional concluyó que el mensaje de la República Islámica es claro: “EE. UU. ha asesinado a un héroe nacional y no podemos permanecer indiferentes”.

Además, el Parlamento iraní aprobó este martes por unanimidad una moción denominada “dura venganza” que califica al Pentágono y al Ejército de EE.UU. como fuerzas terroristas, lo que allana el camino a la acciones de represalia.

Soleimaní murió el pasado viernes en un bombardeo selectivo estadounidense en Bagdad en el que también falleció el vicepresidente de la Multitud Popular, Abu Mahdi al Mohandes.

Como comandante de la Fuerza Quds, encargada de las operaciones en el extranjero de la Guardia Revolucionaria, estuvo muy presente sobre el terreno en otros países de la región.

Su último funeral se está celebrando hoy en su ciudad natal, Kerman, en el sur del país, donde se ha registrado una estampida que ha causado al menos 30 muertos y decenas de heridos.

-Con información de Nasser Karimi, Amir Vahdat y Jon Gambrell vía AP