“Samba” era junto a “Brahma” una de las dos elefantas del “Circo de Renato”, que lleva más de un año viajando por los pueblos de Nicaragua debido a que no puede retornar a México, donde está prohibido el funcionamiento de circos con animales.

Foto: Archivo/Shutterstock.

El dueño del circo refiere que “Samba” era un elefante excepcional. Foto: Archivo/Shutterstock.

Managua, 12 may (dpa) – El “Circo de Renato”, radicado en Nicaragua desde hace más de un año debido a una prohibición de ingreso a su país de origen, México, informó hoy sobre la muerte de una elefante hembra de 60 años.

Renato Fuentes, propietario del circo, declaró a la emisora Nueva Radio Ya que la elefanta “Samba” murió este martes tras presentar problemas estomacales y finalmente una crisis cardíaca.

Fuentes dijo sentirse muy dolido por el deceso del animal. “Fueron 35 años que ella participó en el espectáculo circense (…) era un bello ejemplar, excepcional, un elefante perfecto”, afirmó.

“Samba” era junto a “Brahma” una de las dos elefantas del “Circo de Renato”, que lleva más de un año viajando por los pueblos de Nicaragua debido a que no puede retornar a México, donde está prohibido el funcionamiento de circos con animales.

En abril pasado tres tigres de bengala, uno de ellos albino, nacieron en cautiverio en el circo, que tiene su sede principal en la ciudad de Camoapa, en la zona central de Nicaragua.