Apenas ayer, el Departamento de Estado estadounidense dio a conocer un informe en el que denuncia la participación de la Policía y de las Fuerzas Armadas en “graves abusos”, como “ejecuciones ilegales, tortura y desapariciones”. Dice que es uno de los “problemas más significativos” de México.

Hoy, un video aterrador lo confirma. La agresión ocurrió en Ajuchitán, Guerrero, en febrero de 2015. La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) supo de lo sucedido en diciembre de ese año. El pasado 5 de enero, dos de los cuatro elementos que participaron fueron detenidos.

Imágenes tomadas de video

Imágenes tomadas de video

Ciudad de México, 14 de abril (SinEmbargo).– Dos elementos de las fuerzas federales fueron captados en un video cuando torturan a una mujer, supuestamente detenida por pertenecer a un grupo del crimen organizado.

La grabación, filtrada a algunos medios mexicanos, así como al sitio estadounidense Breitbart Texas, muestra a una integrante de la Policía Militar y a un agente de la Policía Federal, interrogar a una mujer con una bolsa en la cabeza.

La persona detenida, en medio del llanto, pide clemencia a los uniformados mientras que ellos le retiran la bolsa sólo para cuestionarla sobre otra persona e incluso la amenazan con sus armas, al parecer de cargo.

En las imágenes se distingue, además de los dos elementos que llevan a cabo los actos de tortura, a otro integrante de la Policía Militar que presencia todo lo ocurrido sin intervenir. La persona que grabó el video pertenece a una de estas corporaciones de seguridad.

En el tramo final del video se aprecia cuando el presunto policía federal se aproxima a la mujer para colocarle otra bolsa en la cabeza y asfixiarla por  unos segundo, acto que deja a la mujer tendida sobre el suelo, mientras que la mujer militar le pregunta: “¿Ya te acordaste, o quieres más?”

De acuerdo con información difundida en Radio Fórmula, la agresión ocurrió en Ajuchitán, Guerrero, en febrero de 2015. La Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) supo de lo sucedido en diciembre de ese año y el 4 de enero de 2016 dio vista y desglose del caso a la Procuraduría General de la República (PGR).

La Sedena confirmó en el mismo espacio que un cabo y un capitán del Ejército fueron detenidos el pasado 5 de enero por abuso de autoridad. La víctima, quien deberá rendir su declaración, no ha sido identificada.

Posteriormente, la misma Secretaría de la Defensa difundió un comunicado que se agrega textual.

EL COMUNICADO ÍNTEGRO

“Lomas de Sotelo, Ciudad de México,  14 de abril de 2016.- la Secretaría de la Defensa Nacional informa lo siguiente:

“Los hechos ocurrieron el 4 de febrero de 2015 en el municipio de Ajuchitlán del Progreso, Guerrero.

“La Secretaría de la Defensa Nacional se enteró el pasado 10 de diciembre 2015, de las acciones que se muestran en el video, dándole inmediatamente vista al Agente del Ministerio Público Militar, quien integró la averiguación previa correspondiente a fin de reunir los elementos de prueba para ejercer acción legal en contra del personal involucrado.

“Para el 4 de enero 2016, se dio vista y desglose de la averiguación previa a la Procuraduría General de la República, para que en el ámbito de su competencia, determine la responsabilidad en cuanto a las afectaciones a la civil.

“El 5 de enero de 2016, la Procuraduría General de Justicia Militar cumplimentó la orden de aprehensión a un Capitán y a una Soldado Policía Militar como presuntos responsables del delito de desobediencia.

“El oficial y la elemento de tropa, están internados en la prisión militar por lo que respecta a los delitos del orden militar, habiéndoseles dictado auto de formal prisión el 11 de enero de 2016 y están a disposición del Juez Quinto Militar, quien con plena autonomía jurisdiccional determinará lo que conforme a derecho proceda; denotándose que se trata de poner en entredicho el actuar de los integrantes del instituto armado.

“El titular de la Secretaría de la Defensa Nacional y los integrantes del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos refrendan al pueblo de México y a sus instituciones, su compromiso de lealtad, acatando estrictamente el estado de derecho y ratifican que en el presente caso y en todos los que personal militar vulnere la ley o los derechos humanos, se procederá con rigor y contundencia contra los responsables.

“La Secretaría de la Defensa Nacional agradece el interés de la población e invita a que en caso de que conozcan de este tipo de ilícitos lo hagan del conocimiento de las autoridades y de esta Secretaría para proceder conforme a derecho”.

La PGR también emitió un comunicado en el que informa que desde el pasado 7 de enero inició una averiguación previa para investigar la probable responsabilidad de elementos del Ejército Mexicano, así como de uno de la Policía Federal, quienes presumiblemente habrían participado en hechos ocurridos el día 4 de febrero de 2015, en la población de Ajuchitlán del Progreso.

“En el marco de dicha investigación, hasta el día de hoy esta representación social ha practicado diversas diligencias para el esclarecimiento de los hechos, destacando que en todo momento se ha contado con el apoyo de la Secretaría de la Defensa Nacional y la Comisión Nacional de Seguridad, para la práctica de todas las diligencias e inspecciones que han sido necesarias”.

AYER LO DIJO EU

Justo ayer, el Gobierno de Estados Unidos denunció que la impunidad, la corrupción y los abusos cometidos por las fuerzas de seguridad fueron las principales violaciones de derechos humanos en México en 2015.

La participación de la Policía y de las Fuerzas Armadas en “graves abusos”, como “ejecuciones ilegales, tortura y desapariciones”, es uno de los “problemas más significativos” de México que señala el informe anual sobre derechos humanos en el mundo que publicó el Departamento de Estado.

Este documento que publica anualmente el Departamento de Estado evalúa el comportamiento de los gobiernos extranjeros en materia de derechos humanos y sirve como guía al Congreso estadounidense a la hora de decidir la ayuda exterior para cada país.

“La impunidad ante los abusos de derechos humanos continuó siendo un problema en el país, con índices extremadamente bajos de persecución para todas las formas de crimen”, agrega.

Entre las principales violaciones de los derechos humanos en México, EU señala también que grupos de crimen organizado “mataron, secuestraron e intimidaron a ciudadanos, migrantes, periodistas y defensores de derechos humanos”.

Otros problemas que “persistieron” son las “precarias” condiciones en las prisiones, las detenciones y arrestos “arbitrarios”, así como las amenazas y la violencia contra los defensores de derechos humanos, periodistas, inmigrantes, y mujeres.

Entre las preocupaciones de Estados Unidos sobre México también están la violencia doméstica, el abuso a personas discapacitadas, las amenazas y la violencia contra indígenas, las amenazas a las personas lesbianas, Gays, Bisexuales y personas Transgénero (LGTB), el tráfico de personas y la explotación infantil.

“Ni información general sobre las investigaciones del Gobierno acerca de casos de derechos humanos, ni información de casos específicos está disponible fácilmente para el público”, indica el documento.

Cuestionado por este informe horas antes de su publicación, el subsecretario de Asuntos Multilaterales y Derechos Humanos de México, Miguel Ruiz Cabañas, defendió que su Gobierno nunca ha negado los retos que tiene en materia de derechos humanos.

“Nunca hemos negado que México enfrenta retos y desafíos en materia de derechos humanos, por eso tenemos una política de cooperación muy abierta, vigorosa, con los organismos internacionales y regionales”, afirmó Ruiz Cabañas en rueda de prensa en Washington.

“Lo que hacen algunos informes que hacen algunos países, pues son ellos los que lo dicen. Nosotros tenemos una gran convicción de que se está haciendo un gran esfuerzo por parte del Gobierno federal para atender todos y cada uno de los retos que México enfrenta”, agregó.