México

Aranza fue asesinada luego de hallar un sitio de exterminio activo: activistas

17/07/2021 - 6:35 pm

Colectivos denunciaron que Aranza fue asesinada después de participar en una jornada de búsqueda de desaparecidos en una zona a la que  describieron como ” un lugar de exterminio activo”.

Ciudad de México, 17 de julio (AP/Proyecto Puente).– Gladys Aranza Ramos Gurrola, integrante del colectivo Madres y Guerreras Buscadoras de Sonora, fue privada de la libertad y asesinada después de participar en una jornada de búsqueda donde se encontraron “varios crematorios clandestinos, algunos todavía con brasas y humo al momento del hallazgo”, denunciaron colectivos.

La Fiscalía de Sonora informó ayer que la activista de 28 años, quien buscaba a su esposo desde diciembre de 2020, fue asesinada a disparos la medianoche del jueves en el municipio de Guaymas por personas que arribaron a su domicilio.

Colectivos de búsqueda de personas desaparecidas denunciaron que Aranza fue asesinada en la localidad donde vivía, en Ejido Ortiz, después de un día de búsqueda en campo al que asistió con miembros de la Comisión Local de Búsqueda y compañeras de los colectivos.

“En el Ejido Ortiz se han encontrado varios crematorios clandestinos, algunos todavía con brasas y humo al momento del hallazgo. Ese ejido es un lugar de exterminio activo”, denunciaron en un comunicado.

Ayer, la Fiscalía de Sonora prometió justicia por el asesinato de la activista, mismo que se investiga como feminicidio. “Se hará justicia”, dijo la dependencia en su cuenta oficial de Facebook.

“Es de cobardes privar de la vida a una mujer por sólo buscar su esposo desaparecido”, una activista a la que la dependencia calificó de “valiente, activa, entusiasta y solidaria” en las acciones de búsqueda.

Las autoridades dijeron que abrieron varias líneas de investigación, una de ellas relacionada con el activismo que realizaba la joven.

“Nos indigna y duele que quienes buscamos tengamos riesgo de ser asesinadas”, denunciaron los colectivos del estado donde, según cifras oficiales, hay más de 4 mil desaparecidos. “Nos están matando”.

Aranza Ramos tenía 28 años. Foto: Facebook Guerreras Buscadoras de Sonora.

Desde hace siete meses, Aranza buscaba a su esposo Brayan Omar Celaya, desaparecido en el Ejido Ortiz.

Horas antes de ser asesinada, la joven madre publicó en su cuenta de Facebook la ficha de búsqueda con el rostro de Brayan, como todos los días desde el 6 de diciembre de 2020 –fecha en que desapareció su esposo de 26 años– para pedir apoyo en su localización.

“Solo quiero poder tener una poca de paz, ya son 7 meses 8 días sin saber de él y ya no creo poder continuar más, ayúdame, Dios mío”, escribió.

La publicación de Aranza en Facebook antes de morir. Foto: Especial.

Aranza se unió al colectivo Guerreras Buscadoras de Sonora poco después de aquella fecha, pero también colaboró con las agrupaciones Buscadoras por la Paz y Madres Buscadoras de Sonora, quienes se solidarizaron con su familia, pues participaba activamente en todas las búsquedas y rastreos de fosas clandestinas que se realizaban en Guaymas.

Brayan Omar Celaya y Aranza Ramos. Foto: Especial vía Proyecto Puente.

Según datos dados a conocer por el Gobierno federal el lunes, un total de 68 defensores de los derechos humanos y activistas ambientales han sido asesinados durante el Gobierno del Presidente Andrés Manuel López Obrador, que comenzó en diciembre de 2018. Ramos Gurrola sería la número 69.

México tiene más de 87 mil 800 desaparecidos reportados desde 2006, cuando el expresidente Felipe Calderón lanzó su guerra frontal contra los cárteles del narcotráfico. Durante los dos años y medio de este Gobierno han sido reportadas como no localizadas más de 21 mil personas.

Desde hace años, familiares de los desaparecidos se unieron para buscar ellos mismos a sus seres queridos pese a los peligros que eso conllevaba y a las amenazas que muchos sufrieron. En muchos casos, han sido estos grupos los que han localizado cientos de fosas clandestinas en todo el país, aunque con el gobierno actual se creó una Comisión Nacional de Búsqueda que ahora suele acompañar la mayoría de los rastreos.

–Con información de Astrid Arellano, Proyecto Puente.