Mundo

VIDEOS: Empleadas de Hooters critican uniformes nuevos; parecen ropa interior, dicen

17/10/2021 - 2:53 pm

Mediante videograbaciones de Tiktok, las meseras expresaron sus quejas sobre los uniformes. En las imágenes se muestra cómo las mujeres comparan sus pantalones cortos con los nuevos uniformes.

Ciudad de México, 17 de octubre (SinEmbargo).- La franquicia estadounidense Hooters decidió cambiar su uniforme, sin embargo, a través de videos en redes sociales, varias meseras denunciaron que éstos fueron sustituidos por shorts muy cortos, los cuales, aseguran, parecen prendas de ropa interior.

Hooters lleva tiempo en la polémica por obligar a vestir a las camareras con uniformes sugerentes, debido a que las mujeres tienen que atender y servir a los clientes vestidas en short, mallas y camisetas escotadas.

Recientemente, varias meseras, mediante videograbaciones de Tiktok, expresaron sus quejas sobre los uniformes. En las imágenes se muestra cómo las mujeres comparan sus pantalones cortos anteriores con los nuevos uniformes.

“Amo mi trabajo, pero no me encanta usar ropa interior para trabajar”, escribió una de las empleadas de Hooters. “Entonces, Hooters me dio mis nuevas bragas, quise decir, shorts”, escribió otra.

Además, de las críticas hacia el nuevo uniforme, una de las meseras dio a conocer, en un video, las reglas que debe seguir una mujer que trabaja en Hooters como el uso obligatorio de maquillaje, cubrir cualquier tatuaje visible, mantener limpios los tenis blancos, y en caso de que éstos estén percudidos las chicas deberán comprar unos nuevos, además de estar siempre de buen humor y con la mejor actitud como si nada les molestara.

En marzo de 2017, Hooters celebró su preinauguración, entre la expectación que acompaña a la controvertida marca y la sorpresa de que se decidiese a abrir su primer restaurante en Yakarta, de mayoría musulmana, en lugar de abrir en la turística isla en Bali, de mayoría hindú.

Un mes después de su apertura, Hooters Yakarta decidió cambiar de uniforme para la inauguración oficial y sustituir sus característicos pantalones muy cortos por faldas, en una maniobra para posicionarse como un “restaurante familiar”.

La presión de los residentes del vecindario, que enviaron una carta para prohibir que las camareras se sacasen fotografías con el uniforme fuera del bar, contribuyó al cambio de imagen de la franquicia en la capital.

Una imagen polémica que Hooters Yakarta no ha logrado disipar.

“Si mencionas Hooters lo primero que piensan es ‘pechos’, los gestores indonesios querían cambiar esta visión (…) pero vimos que es imposible, no es algo que puedas eliminar, hay una marca, aceptamos a niños, pero es un bar”, señaló en ese entonces una trabajadora.

-Con información de EFE

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas