El titular de la Sedena explicó que la legislación deberá atender problemas graves que pongan en riesgo la vigencia del Estado de Derecho y las instituciones, que puntualice lo que a cada quien le corresponde hacer y que los gobiernos se responsabilicen y rindan cuentas. Mientras que el Presidente Peña Nieto condenó las “descalificaciones sin sustento” en contra de las Fuerzas Armadas.

Ciudad de México, 19 de febrero (SinEmbargo).- El Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, pidió este día al Congreso de la Unión apresurar una Ley de Seguridad Interior que no sea a modo para las Fuerzas Armadas, sino que se aclare la responsabilidad de los órdenes de Gobierno.

“[Ley de Seguridad Interior] delimitará atribuciones para cada una de las autoridades del país, incluyendo, como última instancia, la participación de las Fuerzas Armadas”, dijo el General durante la conmemoración del Día del Ejército.

Salvador Cienfuegos criticó a quienes afirman que dicha legislación pretende institucionalizar la participación de los militares en la lucha contra la delincuencia.

“A quienes por falta de información u otros interés no visibles señalan que la iniciativa induce a la institucionalización de militares, les aclaramos que las Fuerzas Armadas creen, respetan e impulsan el Estado de Derecho y gobernabilidad democrática.

“La iniciativa debe contener un concepto multidimensional que involucre a todas las autoridades. Es decir, no debe ser una ley a modo para las Fuerzas Armadas, que fortalezca al Estado mexicano”.

El titular de la Sedena explicó que la legislación deberá atender problemas graves que pongan en riesgo la vigencia del Estado de Derecho y las instituciones, que puntualice lo que a cada quien le corresponde hacer y que los gobiernos se responsabilicen y rindan cuentas. “Que den certeza jurídica a las autoridades, pero sobre todo a la sociedad”.

Cienfuegos puntualizó que en los últimos cuatro años han muerto 139 elementos en acciones contra el crimen y 84 quedaron con discapacidades.

Durante su intervención en el acto conmemorativo, el Presidente Enrique Peña Nieto condenó las “descalificaciones sin sustento” en contra de las Fuerzas Armadas.

“No son admisibles, y el Gobierno de la República reprueba las descalificaciones sin sustento en contra de las Fuerzas Armadas, que han demostrado su compromiso con México”, expresó Peña Nieto.