El programa, conocido como “Protocolos de protección al migrante“, comenzó en enero de este año y ya está operativo en varias ciudades a lo largo de la frontera entre EU y México.

Ciudad de México, 19 de julio (SinEmbargo).- El Gobierno de EU comenzará a devolver a los migrantes a México para que esperen a sus audiencias en los tribunales estadounidenses en el país vecino a través de la localidad fronteriza de Brownsville, Texas, según una portavoz del Departamento de Seguridad Nacional.

El programa, conocido como “Protocolos de protección al migrante“, comenzó en enero de este año y ya está operativo en varias ciudades a lo largo de la frontera entre EU y México.

Esta semana, la expansión continuará en el Valle del Río Grande, ha explicado la portavoz en un correo electrónico.

“El DHS se ha coordinado con el Gobierno de México en este desarrollo y anticipa que los primeros retornos se realizarán a partir del 19 de julio”, según la portavoz.

Por su parte, las autoridades mexicanas aumentaron este jueves la vigilancia en las márgenes del río Bravo para inhibir a los migrantes que intentan cruzar a nado a Estados Unidos, informaron fuentes del Instituto Nacional de Migración (INM).

El aumento de la vigilancia se puso en marcha después de que un grupo de 17 migrantes, la mayoría de nacionalidad Cubana, cruzó en la víspera a nado las aguas del río Bravo, con el objetivo de internarse a Estados Unidos, declaro el delegado del Instituto Tamaulipeco para los Migrantes, Enrique Maciel Cervantes.

Esta acción de las autoridades tuvo como efecto principal el que los migrantes, alrededor de 20, volvieran a reunirse en la plaza de descanso donde comienza el puente internacional que comunica Matamoros, Tamaulipas con Brownsville (Texas).

-Con información de Europa Press y EFE.