Ciudad de México, 22 de julio (SinEmbargo).- Christian Armando Morales Moreno, ex empleado de la tienda Maskota de Galerías Pachuca, captado en varias grabaciones maltratando a un par de perros y un hámster, difundió un video en el cual asegura estar arrepentido por todo lo que hizo.

“Mi nombre es Christian Armando Morales Moreno, tengo 23 años. Bueno, como sabrán yo fui uno de los protagonistas de los videos del maltrato animal subido a las redes sociales. El motivo de este video es para hacer pública mi disculpa, esperando que la gente lo tome de la manera más sincera posible. Yo quiero expresarles toda el arrepentimiento que tengo acerca de toda la situación que se ha suscitado, pues yo siento mucha empatía acerca de los animalitos que son guardados allí”, dijo el ex empleado de la tienda de animales, mientras se escuchaban ladridos de un perro en el audio ambiental.

El video con varios cortes continúa con el joven diciendo que ha reflexionado sobre el suceso y lo que pasa respecto al maltrato animal en las tiendas de Maskota.

“Últimamente he pensado mucho, he puesto a analizar sobre mis acciones, todo lo que ha sucedido y he llegado a las conclusiones de que es fatal lo que está sucediendo en lugares como los que yo trabajaba, en este caso Maskota. ¿Qué sucede ahí? Yo siento empatía por los animalitos a los que nosotros recibíamos, pues como bien sabrán, tanto mis compañeros donde yo trabajaba, como de muchos otros locales, los animalitos directamente no nos los traían en las condiciones que la gente llegaba a creer. No era una condición digna para una supervivencia digna del mismo animalito. Era horrible cómo los teníamos que preservar para cuidar su salud”.

Morales Moreno aseguró que los empleados de la tienda Maskotas Galerías Pachuca no son zootecnistas, ni tampoco veterinarios, que tampoco contaban con la capacitación al “cien por ciento” de cómo cuidar a un animal.

“Si los llevábamos a las veterinarias correspondientes, pero el trabajo que a nosotros nos cargaban, era de otra manera, pues nosotros no teníamos con qué, poder asegurar la supervivencia de dicho animalito. Yo en lo personal estoy muy arrepentido por lo que hicimos, no tiene ninguna excusa, no estoy justificando los hechos, no es mi intención hacer quedar mal la gente con la que trabajé. Simplemente es expresar mi punto de vista”, enfatizó el ex empleado de la tienda de mascotas.

El joven hizo referencia a las amenazas de muerte que ha recibido y dijo temer por su integridad física.

“La verdad es un sentimiento horrible querer salir a la calle y tener ese pequeño delirio de persecución, de que alguien se me acerque e intente hacerme algo por simple coraje entendible que pueda tener la sociedad hacia mí”.

El joven aseguró en el video difundido que resarcirá sus actos, que será tratado por expertos para que “el problema en su persona no se vuelva a repetir”. Moreno invitó a los padres de familia a cuidar a sus hijos y no permitir una conducta como la de él en ellos.

Tras un largo suspiro, el ex empleado de Maskota dijo: “Puede ser peligroso y malo para ellos […] Estos actos son reprobables. No es bueno que caigan en estas cosas, pues las consecuencias son bastante graves”.

Dijo también que ni en su trabajo, ni en su pasado ha tenido un comportamiento violento. Moreno dejó en claro que no pertenece a ningún grupo que tenga como objetivo el maltrato animal.

“(El maltrato animal) es una conducto nueva en mí, el hecho de comportarme así con un ser vivo, ya que ellos se merecen el mismo respeto que nosotros como sociedad”.

Al final de la grabación pide comprensión y reiteró su arrepentimiento.

EL MALTRATO ANIMAL

En los videos difundidos se ve cómo los sujetos (entre ellos Morales Moreno) comienzan con el abuso contra los animales dándoles la “bienvenida” y después golpeándolos. En una grabación un hombre, que aparece en la mayoría de los videos, mantiene en el aire a un perro, sujetándolo de los genitales.

En un tercero, se le observa lanzando al suelo a un hámster en numerosas ocasiones.

Tras los sucesos en la tienda de Galerías Pachuca, la empresa Maskota informó que levantó una denuncia en el Ministerio Público contra los empleados que aparecen en los más recientes videos de abuso animal. Además, la sucursal donde se grabó el video fue clausurada e incluso Anonymous publicó un video donde amenazaba a los responsables y les exigía que pidieran perdón.

Con videos y sin ellos exhibiendo casos de maltrato, la firma Maskota ha sido blanco de constantes señalamientos por parte de activistas, sociedad civil y organizaciones que denuncian malas condiciones de los animales en sus sucursales, debido a la carencia de espacios en los que son exhibidos; lo que, aseguran, provoca estrés y otras enfermedades a los animales.

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) anunció que entre 2010 y 2014 había realizado 20 procedimientos contra Maskota, aunque más enfocados a la legal procedencia de los animales o al comercio de especies en peligro. Esto se tradujo en el cierre del centro de distribución de la empresa y el decomisó de 187 ejemplares.

Además, la tienda ha recibido multas onerosas. La más reciente por 4.3 millones de pesos por el delito de comercialización ilegal de ejemplares de vida silvestre en condición de riesgo y peligro de extinción. Al parecer en respuesta, Maskota firmó un convenio con Profepa para crear un patrón de compradores de aves exóticas importadas. Sí, una vez más nada se dice de las condiciones en sí que viven los animales al interior de la tienda.

Todas estás denuncias le han costado a Maskota más que su reputación. De acuerdo con una columna de negocios, en 2012 abrieron 60 tiendas y otras 80 en 2013, pero el año pasado cerraron 15.

Por ello, recientemente anunció un convenio con la Facultad de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la UNAM, para recibir asesoría para el óptimo manejo de los animales en las tiendas.

ORGANIZACIONES Y LA EMPRESA TRABAJARÍAN EN CONJUNTO

Luego que se viralizaron videos de maltrato animal en la tienda Maskota de Plaza Galerías Pachuca, la PROESPA clausuró la tienda. Foto: Cuartoscuro

Luego que se viralizaron videos de maltrato animal en la tienda Maskota de Plaza Galerías Pachuca, la PROFEPA clausuró la tienda. Foto: Cuartoscuro

Hace unos días, y después de múltiples manifestaciones realizadas por el caso de maltrato animal en Pachuca, Hidalgo, la firma Maskota lanzó un par de comunicados solidarizándose con la indignación ciudadana y anunció medidas para evitar la reincidencia de maltrato.

Por su parte, diversas organizaciones de protección y defensa del derecho animal emitieron su respuesta negando la cooperación de la marca para evitar más casos de este tipo y solicitaron una reunión con Murry Tawil, presidente del consejo de administración de la firma.

“Entendemos y nos solidarizamos con la legítima indignación de las personas que se han presentado en nuestras tiendas. Compartimos con ellas el amor por los animales, que son nuestra razón de ser”, expresó la empresa a través de un comunicado en respuesta a la reacción generalizada tras la exposición de cuatro videos en donde dos de sus ex empleados maltrataban a animales en su sucursal en Pachuca.

Ante el hecho, Maskota decidió establecer medidas para “prevenir que una lamentable situación, como la de los videos, se repita”; sin embargo, poco antes de que éstas fueran anunciadas, una treintena de organizaciones respondieron a la cadena denunciando su nula cooperación para evitar casos de maltrato animal e irresponsabilidad en el trato de los mismos:

“Maskota no se ha caracterizado por mostrar empatía, respeto ni amor por los animales. El poner precio y garantía a un ser sintiente, es etiquetarlo como ‘objeto’”, denunciaron.  A su vez, los firmantes indicaron que la marca ignora las quejas que le son presentadas: “múltiples denuncias y/o fotografías se han enviado directamente a sus redes, las cuales ocultan e ignoran, ya que no han dado respuesta alguna […] ni han actuado en consecuencia”.

Organizaciones en defensa y protección de los animales firmantes del comunicado que denuncia la persistencia de irregularidades en Maskota. Foto: Especial

Organizaciones en defensa y protección de los animales firmantes del comunicado que denuncia la persistencia de irregularidades en Maskota. Foto: Especial

Los denunciantes resaltaron que su “indignación no es únicamente por la difusión de los hechos ocurridos en la tienda Maskota de Galerías Pachuca [sino que exigen] respuestas y solución inmediata a las múltiples denuncias y reportes ciudadanos [realizados con anterioridad]”.

Mientras los activistas piden la prohibición de la venta de animales argumentando que ésta “frenaría el crecimiento de la población de perros y gatos en situación de calle y cambiaría la concepción que la sociedad tiene de los animales como ‘objetos’”; la marca aboga por la no prohibición y, en cambio, la regulación y vigilancia de sitios de venta: “la prohibición sólo promovería el aumento de la comercialización informal, e inclusive alentaría el mercado negro de especies”, sostiene.

En un comunicado posterior, la empresa anunció una serie de medidas que serán tomadas como consecuencia del reciente escándalo de maltrato, mismas que contemplan tres cuestiones: mejoramiento del proceso de reclutamiento y capacitación de personal, que incluye una prueba para detectar conductas violentas y programas de sensibilización para empleados; bienestar y seguridad de mascotas, con el que contratarán un veterinario por sucursal que venda animales; y garantía de procedencia legal de mascotas.

Maskota también anunció que realizará un “llamado a la comunidad amante de los animales para promover foros de análisis y discusión de alto nivel, con voces autorizadas de los sectores académico, iniciativa privada, autoridades, organizaciones de la sociedad civil, expertos internacionales y médicos veterinarios del mayor prestigio en materia de bienestar animal”. Y que uno de los primeros temas a proponer será la “necesidad de legislar el castigo al maltrato animal en diversos estados, empezando por Hidalgo”.

En sintonía con la idea, los activistas solicitaron “como organizaciones preocupadas y ocupadas en el tema, una reunión con la Sr. Tawil y ejecutivos de Maskota para trabajar en conjunto, ofreciendo soluciones benéficas y reales para los animales, la empresa y la sociedad en general” a través de una petición en change.org que ya reúne más de 16 mil firmas.