Author image

Guadalupe Correa-Cabrera

24/04/2019 - 12:02 am

Las Caravanas y el Análisis de Redes

Este sábado presentaremos una nueva investigación titulada “La Verdad Sobre ‘La Caravana’: Un Análisis de Redes del Pseudo-activismo Estadounidense y la Geopolítica de la Seguridad Interior”.

Decidimos unir capacidades y experiencias para conocer las redes que mueven las caravanas migrantes. Foto: Cuartoscuro

Por Guadalupe Correa-Cabrera y Cindy Gómez-Schempp

Este sábado presentaremos una nueva investigación titulada “La Verdad Sobre ‘La Caravana’: Un Análisis de Redes del Pseudo-activismo Estadounidense y la Geopolítica de la Seguridad Interior”. Dicho proyecto se desarrolla en el marco de la Conferencia Anual de la Asociación de Estudios Fronterizos (ABS, por sus siglas en inglés), que es la asociación académica más importante de estudios de fronteras a nivel internacional.

En este espacio, una periodista/líder comunitaria/activista y una académica—apoyadas por un grupo de científicos y miembros de la sociedad civil—decidimos unir capacidades y experiencias para conocer las redes que mueven las caravanas migrantes y dar a conocer información relevante a nivel hemisférico y de alcance transnacional, que no es identificable fácilmente y que no tiene relación aparente. Dichos vínculos y procesos no se han visibilizado a través de la prensa internacional aún, posiblemente debido a los enormes intereses políticos y financieros que parecen operar detrás de los grupos involucrados.

El trabajo que presentaremos constituye sólo una pequeña parte de un proyecto mucho más grande que se irá desarrollando en los próximos meses (años). Sin embargo, es posible plantear ahora mismo hipótesis generales sobre el papel de las migraciones masivas y la geopolítica en nuestro hemisferio. Estas hipótesis están sujetas a verificación a través de ampliaciones subsecuentes del análisis de redes y la aplicación de otras metodologías cualitativas y cuantitativas—utilizando, por ejemplo, investigación de campo extensiva e información obtenida a través de sitios web (y organizada para su extracción automática mediante programas informáticos).

Para efectos del presente trabajo, se generó una base de datos a partir de 1) observación participante en campo (en las ciudades fronterizas de Tijuana-San Diego, Ciudad Juárez-El Paso y el Valle del Río Grande), 2) análisis de contenidos sobre el fenómeno de las caravanas y la migración irregular en medios masivos de comunicación, y 3) recolección de datos a través de redes sociales o sitios de comunicación vía electrónica. El objetivo es identificar a los agentes principales que participan en el acompañamiento y la promoción de las caravanas migrantes—visibilizadas internacionalmente, por primera vez, a finales del año pasado.

Como parte de este esfuerzo, se identificaron a algunas de las personas que organizaron, promovieron y/o acompañaron a la gran caravana migrante de fines del año pasado. Ellos se comunican a través de plataformas electrónica específicas (la mayor parte del tiempo lo hacen por sus cuentas de Facebook, WhatsApp, Twitter e Instagram). En este caso nos enfocamos fundamentalmente en la plataforma denominada Border Support Network (antes denominada Asylum Seekers (Caravan) Support Network o simplemente Caravan Support Network y que se encuentra estrechamente relacionada con el Border Liberation Front y plataformas o movimientos como Abolish ICE y Occupy ICE).

Los principales administradores y participantes activos en esta plataforma son, en su mayoría, de origen estadounidense y algunos de ellos fueron también identificados como actores clave en la organización de protestas masivas en la reservación sioux de Standing Rock. Los manifestantes (utilizando el hashtag #NODAPL) se oponían la construcción del oleoducto Dakota Access que pasaría por tierras de nativos-americanos. Ellos se autodenominaron “Protectores del Agua” (water protectors), debido a que esta obra de infraestructura energética podía poner en peligro el agua potable en Standing Rock.

En una misión aparentemente heroica y para defender derechos genuinos de nativos americanos, los activistas de Standing Rock lograron recaudar millones de dólares en donaciones. Finalmente, estos organizadores causaron enfrentamientos severamente violentos con las autoridades, los cuales al final podrían haber desvirtuado al movimiento. Al final, los activistas fracasaron en sus intenciones de proteger el agua. No obstante que movieron cuantiosos recursos financieros y diversos grupos de supuestos defensores de los pueblos originarios americanos—incluyendo a veteranos, activistas de diversa índole, grupos anti-fascistas y otros grupos de choque—no se logró el objetivo deseado. Al final se construyó el oleoducto, se desintegraron los campamentos (donde se llevaba a cabo la resistencia) y los organizadores de las protestas regresaron a sus casas.

No sabemos el destino final de la totalidad de las donaciones millonarias que recibieron los grupos de activistas para apoyar “una buena causa”. Pero ¡sorpresa! Vimos reaparecer a algunas figuras clave que estuvieron en Standing Rock, ahora dando apoyo a la caravana migrante de finales del año pasado. Su rol fue protagónico en acciones de resistencia y enfrentamiento con las autoridades, sobretodo en Tijuana y otras partes de la zona fronteriza México-Estados Unidos. Sus acciones y estrategias han sido similares en naturaleza a las que se registraron en Standing Rock. Son organizadores profesionales que parecen ser expertos en promover protestas sin importar realmente el ideal o el tema. Antes fungieron como protectores del agua y ahora como caravaneros. Antes se organizaron para la supuesta defensa de los pueblos originarios de América; ahora defienden a los migrantes provenientes del Triángulo Norte de Centroamérica.

A través de una base de datos integrada por información que se comenzó a recopilar en agosto de 2016—dando seguimiento constante a la red de activistas en diversa plataformas y medios de comunicación electrónicos—se pudo aplicar la metodología de análisis de redes. Se presenta inicialmente una pequeña muestra de la red, compuesta por 21 actores o personas clave que participaron o que apoyaron estos dos movimientos. El objetivo es determinar los nodos centrales y los vínculos entre ellos. La base del análisis fue un seguimiento a detalle de las interacciones en la red denominada #BorderSupportNetwork.

La selección de los 21 nombres en esta lista deriva del seguimiento puntual en redes sociales a los que se identifica como los principales organizadores de las protestas en Standing Rock y la red de apoyo a caravanas. Se hizo un trabajo de inteligencia social por casi tres años (que involucró a varias personas capturando y recopilando información a través de las redes sociales) que se sintetiza a partir de técnicas sofisticadas que vinculan a actores y agendas clave a través de algoritmos. Finalmente se analizó la estrategia de los activistas a través de una explicación que ellos mismos dieron en Antioch College en Yellow Springs, Ohio.

Clasificamos la lista de actores en cuatro categorías: i) los organizadores principales o fundadores que diseñan la ideología del movimiento y sus estrategias de comunicación y resistencia; ii) los que aseguran fondos y donaciones para concretar las actividades altruistas o de apoyo requeridas; iii) los que diseñan, fondean e implementan las estrategias de acompañamiento a grupos vulnerables y organizan (desde arriba) las protestas mismas, y iv) el grupo de influencers, actores o personalidades en las redes sociales o el mundo del espectáculo que dan finalmente legitimidad y brindan cohesión al movimiento.

En resumen, al final se pudo verificar la relación de estos activistas con políticos estadounidenses, medios de comunicación, algunas fundaciones y empresarios, grupo anti-fascistas (grupos de choque), movimientos anti-sistema e incluso con el mundo del espectáculo (Hollywood principalmente). Se capturaron también los detalles de estas interacciones. La conexión con Standing Rock es evidente. Las interacciones en redes sociales apoyan firmemente esta afirmación. Los resultados del análisis de redes arrojaron un nivel de densidad de por encima del 75%, lo cual refleja una enorme cercanía entre los actores seleccionados en nuestra matriz madre.

En realidad, todo parece ser un gran espectáculo con alcances mucho mayores de los que se aprecian a simple vista. Considerando la extensión y características de las redes identificadas en el presente estudio, se puede pensar que las consecuencias de las movilizaciones sociales y migraciones masivas (aquí analizadas) serían determinantes para el futuro de la política estadounidense, las relaciones hemisféricas, la geopolítica, la filantropía y la economía internacional. Establecemos al final del análisis algunas hipótesis que iremos desarrollando e intentando verificar más adelante.

Nuestros actores llegan a relacionarse con movimientos como Occupy Wall Street, la Marcha de las Mujeres en Estados Unidos, el Movimiento (anti-Israel) Boicot, Desinversiones y Sanciones (también conocido como BDS o Movimiento BDS), y campañas de importantes líderes políticos en la Unión Americana. Al mismo tiempo, algunos llegan a interactuar y comunican mensajes a través de plataformas de medios de comunicación administradas en otros continentes. Nuestro estudio preliminar muestra una compleja red de intereses políticos, financieros y de medios de comunicación internacionales que tienen que ver quizás con la geopolítica de la seguridad hemisférica.

El trabajo que presentaremos en San Diego este sábado muestra claras relaciones entre actores y sus grupos de interés con agendas específicas (político-electorales, financieras, e incluso ideológicas). Dicha red de intereses nos permite plantear algunas hipótesis sobre política estadounidense, relaciones hemisféricas y la geopolítica. Cabe destacar que éstas son simplemente hipótesis que iremos explorando; algunas podrían verificarse y otras rechazarse. Esta es la primera de una serie de entregas sobre el fenómeno de las caravanas y el pseudo-activismo americano que comienza a partir de un análisis de redes.

Guadalupe Correa-Cabrera
Guadalupe Correa-Cabrera es Profesora Asociada en la Universidad de George Mason (Virginia, EEUU) y se encuentra afiliada al Woodrow Wilson Center en Washington, DC y al Centro México del Baker Institute en la Universidad de Rice. Es autora del libro Los Zetas Inc. (Editorial Planeta, 2018).
en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas