Existen diversos beneficios de tener huerto verde en casa, entre ellos están que se conoce el proceso de los alimentos, desde sembrarlos hasta cosecharlos, lo que asegura su calidad; permite comer alimentos frescos y de temporada, además de incrementar los espacios verdes en la ciudad.

Ciudad de México, 24 de abril (SinEmbargo/Europa Press).- Quedarse en casa ha llevado a las personas a buscar actividades para ocupar su tiempo, una opción puede ser la jardinería ya que además nos da algo a cambio como frutas y verduras. Existen algunas semillas de plantas que pueden sembrarse en macetas y ayudan a crear un huerto urbano.

Esta actividad es útil ya que permite obtener alimentos y sobre todo cerciorarse de que las frutas y vegetales están libres de químicos y son productos orgánicos. Al tener un huerto urbano en casa se pueden cultivar los alimentos que cada uno consumirá.

En un huerto urbano se pueden sembrar diversas hortalizas. Foto: Pixabay

¿QUÉ ES UN HUERTO URBANO?

La Guía de Huertos Urbanos de la Ciudad de México define a un huerto urbano como “un espacio limitado que se ubica dentro de la ciudad y donde se siembra una gran diversidad de plantas (medicinales, aromáticas, hortalizas y ornamentales)”.

Los lugares en los que se pueden encontrar los huertos urbanos son azoteas o incluso balcones, además son una opción para reutilizar elementos como botes que pueden servir para cultivar tomates, la mitad de una llanta o botellas de PET para chiles o hierbas aromáticas.

Los huertos urbanos no son algo nuevo, sus inicios se remontan a la difícil situación económica que dejó la Segunda Guerra Mundial en la que los alimentos tenían precios muy elevados o sencillamente no llegaban a todos los lugares ante esto sembrar y producir alimento en la ciudad se volvió esencial. Fue en los años 80 cuando esta practica tomó fuerza y se extendió en el mundo.

De acuerdo con datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), la agricultura urbana es practicada por 800 millones de personas en el planeta.

¿Cómo hacer tu huerto urbano? Foto: sepi.cdmx.gob.mx

Para hacer un huerto hay que considerar el lugar y espacio en el que se ubicará el huerto, puede cultivarse directo el suelo si se tiene un jardín o bien en macetas o recipientes que puede reciclarse, otra opción son los tubos de PVC. Es recomendable que el huerto se coloque cerca de una toma de agua cerca y que le de el sol por las mañanas.

FRUTAS Y VERDURAS PARA SEMBRAR EN CASA

En un huerto urbano se pueden sembrar diversas hortalizas como: lechuga, fresa, rábano, tomate, chile, espinaca y betabel. También plantas aromáticas y medicinales. Pero es importante identificar desde el inicio lo que se desea sembrar para planificar y elegir el lugar en el que se ubicará el huerto, por ejemplo, el jitomate, calabaza, chayote y el chile necesitan por lo menos seis horas de sol; mientras que la lechuga, acelga y espinaca necesitan tres horas.

A continuación te compartimos algunas frutas y verduras que son una buena opción ya sea por la temporada o porque son sencillas de cultivar:

Espinaca
La espinaca se puede sembrar todo el año y es una hortaliza pequeña, lo que la hace perfecta para sembrar en casa. La espinaca es fuente de minerales como hierro, además de vitaminas A y C.

Las espinacas son una buena opción para un huerto verde en casa. Foto: sepi.cdmx.gob.mx

Chile serrano
Esta planta se puede cultivar en maceta, es resistente pero debe protegerse de los climas extremos, mientras crece puede necesitar de una guía y esto se resuelve colocando un palo que le servirá de apoyo. Además es una buena fuente de vitamina C y A.

El chile serrano se puede cultivar en maceta. Foto: sepi.cdmx.gob.mx

Fresas
Las fresas también son fáciles de plantar en casa, pero es importante que la maceta que utilicemos tenga un sistema de drenaje bueno, por lo que deberá tener agujeros en la parte inferior, además de una profundidad de alrededor de 20 centímetros.

Esta fruta necesita bastante agua y si se utiliza una maceta más pequeña es importante saber que necesitará ser regada con una mayor frecuencia. Es recomendable que la tierra que el suelo sea arcilloso con mezcla de tierra. Además, las semillas necesitarán recibir entre seis y ocho horas de luz solar al día.

Las fresas son una opción para un huerto urbano. Foto: Pixabay

Aguacate
El aguacate es uno de los alimentos que más está de moda en estos días y también puede sembrarse en casa utilizando una maceta. Es importante escoger un lugar en casa que cuente con mucha luz solar, así como evitar lugares fríos.

También necesitaremos una tierra que tenga nutrientes y un pH bajo. Debemos limpiar bien el hueso de un aguacate y colocar tres palillos a su alrededor, para después ponerlo en un vaso con agua.

Una vez haya crecido el tallo y tenga alrededor de 15 centímetros, debemos colocarlo un poco y después quitarle los palillos y trasladarlo a una maceta. El árbol de aguacate puede tardar años en dar frutos.

El aguacate puede sembrarse en una maceta. Foto: Isaac Esquivel, Cuartoscuro

Tomates Cherry
Cultivar tomates cherry también puede ser bastante sencillo para hacerlo en casa, para lo que necesitaremos tierra orgánica y una maceta de 20 litros con un buen sistema de drenaje.

Las semillas de los tomates cherry necesitan recibir entre seis y ocho horas de luz solar cada día. También debemos tener en cuenta que es importante sembrarlos después de la última nevada, ya que si lo hacemos antes, podrían congelarse y morir.

Además, las semillas deben regarse cada dos o tres días teniendo en cuenta que la tierra debe estar todo el tiempo húmeda. Asimismo, es importante utilizar una vez a la semana un buen fertilizante específico para tomates.

Zanahorias
Por último, las zanahorias también son bastante sencillas de cultivar. Para ello plantaremos sus semillas a alrededor de cinco centímetros de la superficie de la maceta.

Estas semillas tardan en germinar entre 10 y 15 días y es importante que se encuentre en lugares con temperaturas suaves. Desde que sembramos la semilla hasta la cosecha pueden pasar alrededor de tres meses.

En cuanto al riego, debemos tener en cuenta que la tierra debe mantenerse constantemente húmeda y debemos evitar utilizar un estiércol demasiado fresco.

Las semillas de zanahoria deben plantarse a 5 centímetros de la superficie. Foto: Pixabay