AVISO: ESTA NOTICIA CONTIENE SPOILERS

365 días es la primera parte de una trilogía de libros, al estilo 50 sombras de Grey. Y aunque Netflix aún no ha confirmado una secuela, sí lo ha hecho su protagonista, la actriz Anna-Maria Sieklucka.

Madrid, 29 de junio (EuropaPress).- La temporada estival ha comenzado fuerte en Netflix gracias al lanzamiento de 365 días (365 dni), la polémica cinta polaca que muchos describen como un 50 sombras de Grey con escenas de sexo tan explícitas que rozan lo pornográfico. Con mejores o peores críticas, el thriller erótico está causando sensación entre los suscriptores de la plataforma, y su ambiguo final merece una aclaración.

La historia de 365 días sigue a Laura, una joven que es secuestrada por un mafioso italiano durante un año completo, en el que se sucederán las torturas y los macabros juegos sexuales, con el objetivo de que la protagonista se enamore de él en una versión retorcida del Síndrome de Estocolmo. 365 dni es la adaptación del primer libro homónimo de la autora polaca Blanka Lipinska, que a su vez es la primera parte de una trilogía literaria.

Cuando Laura viaja a Sicilia para celebrar su 29 cumpleaños, conocerá a Massimo, el jefe de la mafia local, quien seguro de que había visto a la joven en una visión, y ésta es su alma gemela, decide secuestrarla durante 365 días bajo la promesa de que, si no consigue que se enamore de él, la dejará libre. Comienza así un macabro juego del gato y el ratón que llevará a los protagonistas hasta el extremo de sus fuerzas, físicas y mentales.

Durante la primera mitad de la película, se van revelando los diferentes intereses de la pareja. Por un lado, Laura, que busca una vida de fiestas, lujo y hoteles caros. Por el otro, Massimo, convertido en líder de la mafia tras la muerte de su padre, un tipo que está acostumbrado a obtener todo lo que desea, cuyo acuerdo con la protagonista le impide sobrepasarse con ella, y no mantener relaciones sexuales que no sean de mutuo acuerdo.

Cuando ambos se involucran en la relación, descubren que lo que se pueden ofrecer no es suficiente para ninguna de las partes. Y todo se complica cuando los fantasmas del pasado de Massimo emergen para poner en peligro la vida de Laura, a la que ha jurado proteger a toda costa.

Cuando una banda rival aparece, Massimo decide plantarles cara él sólo, mandando a Laura de regreso a Varsovia con pocas explicaciones con el único objetivo de ponerla a salvo.

QUIZÁS NO HAY AMOR, PERO SÍ PLANES DE BODA

De vuelta en Polonia, Laura intenta rehacer su vida, contactando con sus amigas para explicarle los motivos de su desaparición y sus crecientes sentimientos por Massimo. En Varsovia, Laura se encuentra con su ex novio Martin, que pretende que ambos tengan otra oportunidad. Pero Massimo aparece, con el cuerpo lleno de moratones, para dar una explicación a la joven, que consciente de que arriesgó su vida por ella, acepta la propuesta de matrimonio del mafioso.

Sin embargo, la historia da un nuevo giro cuando Laura descubre que está embarazada, complicando aún más su bizarra relación amorosa. Tras contárselo a su amiga Olga, y elegir un traje de bodas adecuado, ambas se dirigen a la villa de Massimo para darle la noticia.

Mientras tanto, el líder mafioso se encuentra en otro coche que va en la misma dirección cuando recibe el aviso de que Laura está siendo atacada. Aunque intenta llamarla, ella no responde ya que entra en un túnel. Massimo cae derrotado cuando un coche de policía emerge de ese mismo túnel, revelando el aparente asesinato de la protagonista.

UN CLIFFHANGER DIGNO DE SECUELA

Sin duda el giro final de 365 días es la escena más tensa de toda la película, más incluso que las escenas de sexo tórrido y del enfermizo romance de los protagonistas. Los chanchullos ilegales de Massimo están presentes durante todo el filme, pero se hacen corpóreos en ésta última secuencia, donde aparentemente el mafioso es arrebatado del único amor que ha sentido realmente.

Sin embargo, 365 días es la primera parte de una trilogía de libros, al estilo 50 sombras de Grey. Y aunque Netflix aún no ha confirmado una secuela, sí lo ha hecho su protagonista, la actriz Anna-Maria Sieklucka sí lo ha hecho a través de las redes sociales. Eso quiere decir que Laura sobrevivió a la escena del túnel, aunque puede que aún tarde mucho tiempo en regresar.

“Tendrán que ser pacientes y esperar. Probablemente será el año que viene. No sabemos exactamente cuándo podremos empezar”, dijo la actriz en un video de Instagram. Cabe señalar que pese al éxito del filme en Netflix, no es una producción original de la plataforma. 365 dni se estrenó en Polonia en febrero, así que en éste momento lo más probable es que el servicio de streaming no pueda tomar ninguna decisión creativa sobre la secuela.