La Amafore aseguró que los ahorros de los trabajadores no se verán comprometidos tras la cancelación del NAIM, ya que estos se encuentran respaldados por el TUA que se cobra ante la visita de residentes extranjeros al país. El día de ayer, el presidente de la Coparmex aseguró que las afores podrían perder mil 500 millones de dólares tras los resultados de la Consulta.

El Fideicomiso del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México emitió cuatro bonos por 6 mil millones de dólares para financiar el proyecto del NAIM. Inbursa, PensionISSSTE, Profuturo y XXI Banorte comprometieron recursos por un total de 13 mil 500 millones de pesos en la construcción de Texcoco.

Por la mañana, Andrés Manuel López Obrador anunció que se respetará el resultado de la Consulta y aseguró que el futuro Secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, se reunirá con los empresarios para garantizarles certidumbre de sus inversiones en el país.

Ciudad de México, 29 de octubre, (SinEmbargo).- La Asociación Mexicana de Afores (Amafore) negó que la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM) afecte el ahorro pensionario de los trabajadores, como había afirmado la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“Los recursos de los trabajadores están salvaguardados (……) las afores, en su conjunto, han participado con menos del 10 por ciento, y este monto, a su vez, representa menos del 0.4 por ciento del ahorro administrado por las afores”, indicó el organismos a través de un comunicado de prensa.

Tras conocer los resultados de la Consulta Nacional para definir si se continuaba con la construcción del NAIM o si se rehabilitaban los aeródromos de la Ciudad de México y Toluca, mientras se levantaban dos pistas en la Base Aérea de Santa Lucía, el presidente de la Coparmex, Gustavo de Hoyos, dijo que las afores de los trabajadores podrían perder alrededor de mil 500 millones de dólares si la obra se suspendía.

“Las Afores mexicanas, donde está el ahorro de los trabajadores, (…) para citar al Presidente, no es el ahorro de los fifís, es el ahorro de los trabajadores, podrán perder al rededor de mil 500 millones de dólares si esta obra se suspende”, afirmó ayer durante una conferencia de prensa.

El Fideicomiso del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México emitió cuatro bonos por 6 mil millones de dólares para financiar el proyecto del NAIM. Foto: Mario Jasso, Cuartoscuro.

Tras ello, la Amafore indicó que los instrumentos utilizados por las afores para el NAIM, Fibra E y Bonos, están respaldados en el cobro de la Tarifa de Uso de Aeropuerto (TUA), por lo que “la inversión de su ahorro cuenta con garantías suficientes para recuperar el capital más un rendimiento superior a la inflación”.

El Fideicomiso del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México emitió cuatro bonos por 6 mil millones de dólares para financiar el proyecto del NAIM.

Por la mañana, uno de los bonos al 2028 se ofrecía hasta en un mínimo de 80.25 dólares, cuatro punto menos que su última cotización, la del pasado viernes, según se desprende de datos de MarketAxess citados por la agencia Reuters.

Mientras el Banco Base aseguró, en un análisis, que la confirmación de la cancelación del proyecto, “podrían generar presiones adicionales al alza sobre la tasa de dichos instrumentos y minusvalías en su precio, que ha bajado de 88.6 a 80.1 dólares durante el mes”.

Cuatro fueron las afores que invirtieron recursos en el NAIM. Inbursa, PensionISSSTE, Profuturo y XXI Banorte comprometieron recursos por un total de 13 mil 500 millones de pesos.

La noche del domingo 29 de septiembre, el equipo del Presidente electo, y los organizadores de la Consulta, informaron que el 69.95 por ciento de los participantes optaron por construir dos pistas en la Base de Santa Lucía y rehabilitar los aeropuertos de la Ciudad de México y Tolula.

Por la mañana, Andrés Manuel López Obrador anunció que se respetará el resultado de la Consulta y aseguró que el futuro Secretario de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, se reunirá con los empresarios para garantizarles certidumbre de sus inversiones en el país.

-Con información de EconomíaHoy.