“Cuando empezó la epidemia, se acordó que México se incorpora a campos que aplican ensayos clínicos o experiencias de salud pública. Cofepris aprobó tres ensayos y está en proceso la liberación de la autorización del cuarto, son colaboraciones con investigadores de institutos nacionales de salud de Estados Unidos”, expresó el Subsecretario de salud.

Ciudad de México, 31 de marzo (SinEnmbargo).- El Subsecretario de Prevención y Promoción de Salud, Hugo López Gatell, informó esta mañana que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) aprobó cuatro ensayos clínicos de medicamentos que podrían combatir al COVID-19.

Durante la conferencia matutina del Presidente, López-Gatell detalló que los ensayos clínicos darán inicio la siguiente semana, puntualizando que habrá colaboraciones con investigadores de Institutos nacionales de Norteamérica.

“Cuando empezó la epidemia, se acordó que México se incorpora a campos que aplican ensayos clínicos o experiencias de salud pública. Cofepris aprobó tres ensayos y está en proceso la liberación de la autorización del cuarto, son colaboraciones con investigadores de institutos nacionales de salud de Estados Unidos”, expresó el Subsecretario de salud.

El funcionario explicó que en el primer ensayo se utilizará el medicamento Remdesivir que “es un antiviral que se ha utilizado poco en el mundo, pero parece promisorio para combatir el coronavirus”, detalló.

El segundo ensayo será llevado a cabo con un medicamento llamado “Tocilizumab”; éste se trata de una proteína encargada de bloquear uno de los mecanismos que producen inflamación de tejidos en particular el tejido pulmonar-

“Y qué, dado que la inflamación sobre los pulmones es la causa principal del daño pulmonar agudo grave, se considera promisorio el uso de este medicamento”, explicó el funcionario.

La hidroxicloroquina será el tercer medicamento con el cual la Cofepris experimentará; esta medicina es usada contra el paludismo y para la modulación inmune en enfermedades reumáticas. Finalmente, el último ensayo será la combinación de la cloroquina con el antibiótico azitromicina.

“Aunque vemos noticias internacionales que empujan ya al uso de este tipo de productos debemos tener claro que así no funciona la seguridad en el uso de medicamentos innovadores o existentes para nuevas indicaciones, sino que en todos los casos se tiene que garantizar que no tiene que ser dañino o inadecuado para su uso en personas humanas”, agregó López-Gatell.

La cifra de muertos por COVID-19 en México asciende ya a 28; mientras existen mil 094 casos confirmados por el nuevo virus.