Los jugadores Guillermo Ochoa, Francisco Javier Rodríguez, Edgar Dueñas, Antonio Naelson “Sinha” y Christian Bermúdez, fueron dados de baja por uso de sustancias estimulantes (clembuterol) de la Selección Mexicana de Futbol que participa en la Copa Oro de la Concacaf.

El anuncio lo hizo hoy por la tarde el secretario general de la Federación Mexicana de Futbol (FMF), Decio de María, quien dijo que estos jugadores están inhabilitados. Sin embargo, el mismo De María explicó horas después que “creemos que en las comidas del 18, 19 y 20 de mayo ingirieron pollo o carne que seguramente estaban contaminados de clembuterol. Es el supuesto con el que estamos trabajando, porque es difícil que cinco jugadores de diferentes clubes hayan dado positivo a un tema de esta naturaleza”.

Ochoa y “Maza” Rodríguez participaron en el primer encuentro del Tricolor, en el torneo regional, cuyo marcador fue de triunfo 5-0, por lo cual falta una resolución al respecto de la Concacaf.

“Estos futbolistas no van a jugar esta noche”, enfatizó De María, con respecto al encuentro ante la representación de Cuba. De esta forma el equipo quedó recudido de 23 a 18 elementos.

Explicó que la FMF, ya inició gestiones ante la Concacaf para ver la posibilidad de poder ocupar estos puestos que quedan vacíos.

En conferencia de prensa dada en Playa del Carmen, Quintana Roo, donde se encuentra con motivo del Régimen de Transferencia del Futbolista, De María mencionó que estos jugadores dieron positivo con la sustancia dopante “clembuterol”, que a veces se encuentra en consumo de carnes y fue detectado en exámenes realizados el 21 de mayo.

“En este caso no hay negligencia, no hay intención, es un accidente. Nadie cometió un delito”, afirmó del federativo, pero precisó que por este resultado de sustancia estimulante se hacen acreedores a una sanción, que va de cero a dos años de suspensión.

Para cumplir los cánones de claridad y seguridad en la investigación, De María comentó que desde la mañana de hoy, se tomaron muestras con notario público de carnes refrigeradas en el restaurante del Centro de Alto Rendimiento (CAR), donde estuvieron concentrados los futbolistas, para luego acudir a la empresa proveedora de las carnes de res y de pollo, que consumieron los Tricolores en dicho recinto.

Insistió en que “todo será tratado con base a la reglamentación establecida para la investigación y cuando se tenga el resultado se aplicarán los estatutos para la decisión final sobre la sanción que se vaya a aplicar”.

Ante esta situación, enfatizó que se cumplirá con la normatividad en los exámenes antidopaje, para los integrantes de las Selecciones Varonil Sub-17, que participará en la Copa Mundial México 2011, Sub-20 en la Copa Mundial de Colombia 2011, Sub-22 en la Copa América de Argentina y la Femenil Mayor, en la Copa Mundial de Alemania.