Foto: Facebook

Luz Apodaca Corrales ignoraba el derrame de ácidos sobre los ríos de Sonora. Foto: Facebook

Ciudad de México, 19 de agosto (SinEmbargo).– Luz Apodaca Corrales, habitante de Baviácora, Sonora, tiene ronchas en el rostro que le causan ardor porque, al ignorar el derrame de 40 mil litros de ácido sulfúrico provenientes de la minera Buenavista del Cobre, propiedad de Grupo México, el pasado viernes 8 de agosto, se metió al río Sonora.

“Me mojé los pies, me mojé la cara, y ya, me dijo: ‘mójate la mollera´y me mojé la mollera y nomás. Fue todo. Un rato nos estuvimos nomás ahí. Y ya me puse y lavé los huaraches porque se habían enzoquetado y nomás. En el pie derecho me salió una roncha y en el dedo chiquillo me salió otra roncha, por eso yo le decía eso al agua”, describió la mujer de alrededor de 50 años al medio sonorense UniradioNoticias.

Ante la presencia de ronchas, acudió al Centro de Salud de la localidad pero le dijeron que sólo era una infección.

Días después manifestó ardor en el rostro y hoy se pregunta por qué las autoridades de salud no le dieron seguimiento a su caso, a pesar de estar enterados sobre el derrame.

En entrevista al medio local, denunció que ella no sabía sobre el derrame de la minera y afirmó que las ronchas le salieron en la frente y luego se extendieron a las mejillas.

“Lo que estábamos mirando en Televisa, que no hay reporte de gente que esté mal, entonces tiene que salírsele las tripas a uno para que se den cuenta”, dijo Luz Apodaca.

“Deberían haber avisado. Si ya había la cuestión del derrame, deberían ya haber avisado, más que nosotros estamos para acá”, agregó.

A través de la página de Facebook Desastre Ecológico en el Río Sonora, habitantes afectados por el derrame han manifestado su preocupación e incertidumbre ante los efectos del ácido.

Asimismo, Martín Peña, presidente del distrito de riego Banámichi, afirmó a Proyecto Puente que “han vivido días de terror” pues, asegura, no han recibido información suficiente sobre las consecuencias del derrame, sólo “pasarelas políticos de funcionarios estatales y municipales como galanes de telenovela; han venido sólo ha tomarse fotos”, denunció.

Declaró que el gobierno de Sonora instaló módulos de apoyo contra el desastre ambiental y que les aseguraron que las autoridades harían el proceso penal contra la minera.

El titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan José Guerra Abud, afirmó que la minera Buenavista del Cobre, propiedad de Grupo México, mintió sobre el derrame de miles de metros cúbicos de ácidos en dos ríos y una presa de Sonora, lo que obligó a suspender el suministro de agua a miles de personas.

El Secretario explicó en rueda de prensa que la minera Buenavista informó falsamente que el derrame de la semana pasada en Sonora fue causado por una lluvia inusual, cuando en realidad se trató de una falla en una tubería que conecta estanques que contienen los desechos tóxicos de la mina de cobre.

“Al principio… nos dijo que fue exceso de lluvias, lo que es totalmente falso”, dijo Guerra Abud.

El funcionario añadió que la compañía también se había comprometido a “una serie de ayudas y apoyos a la población, lo cual tampoco se dio en los tiempos que ellos habían prometido”.

Guerra dijo que la empresa podría enfrentar multas cercanas a los 3 millones de dólares por violaciones a los reglamentos ambientales y de seguridad.

La mina es propiedad del consorcio Grupo México, que hace unos días señaló en un desplegado en diarios que las lluvias inusuales habían provocado que los estanques con los desechos se derramaran el 7 de agosto.

El derrame envió 40 mil metros cúbicos de ácidos y metales pesados a dos ríos y a la presa que surte agua para la capital de Sonora.

GOBIERNO DE SONORA EXIGE REPARACIONES

La Procuraduría Ambiental del gobierno de Sonora anunció a la empresa minera Buenavista del Cobre, de Grupo México, que tiene máximo 30 días para corregir las tres irregularidades en la operación de sus instalaciones detectadas durante una inspección.

El Procurador Ambiental del Estado de Sonora, Arturo Peinado Barragán, informó que la visita se dio ante la demanda interpuesta por el Presidente Municipal de Cananea, Sonora, Francisco Javier Tarazón, originada de diversas quejas ciudadanas por constantes olores fétidos y problemas de salud derivados de polvo proveniente de la mina.

El pasado 7 de agosto, la Unidad Estatal de Protección Civil de Sonora dio a conocer el derramamiento de 40 mil litros de ácido sulfúrico provenientes de la mina de Cananea sobre los ríos Banuchi y Sonora que atraviesan cinco municipios.

En los ríos contaminados se detectaron metales pesados muy dañinos para la salud humana como arsénico, cadmio, aluminio, hierro, manganeso, níquel y cobre en concentraciones superiores a las permitidas en las aguas del Sonora.

Las irregularidades de la minera se relacionan con la ausencia de protección durante el manejo de residuos; la falta de registro ante la Comisión de Ecología y Desarrollo Sustentable del Estado (CEDES) como generador de residuos de manejo especial, lo cual viola el artículo 156 de la Ley de Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente,  y la contratación de empresas no autorizadas para el control residual.

Los residuos de manejo especial son chatarra, pedacería de ductos, placas, alambres, pedacería de maderas, llantas usadas, plásticos y hules provenientes del retiro de bandas transportadoras sobre el suelo natural sin ninguna protección para prevenir o evitar la contaminación del suelo, lo que infringe los artículos 138, fracción I, II, III Y IV, de la Ley del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente del estado de Sonora.

La Procuraduría visitó a los ciudadanos del municipio para plantear soluciones a las alergias en la piel y problemas respiratorios detectados, además de daños a la vegetación y construcciones.

CAEN ACCIONES DE GRUPO MÉXICO

Tras la denuncia penal presentada ayer por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) contra el complejo minero por derramar 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico en los ríos Bacanuchi y Sonora, las acciones de la empresa minera que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) mostraron un descenso, reportó la agencia Reuters.

Los títulos de Grupo México cayeron alrededor de un 2 por ciento al inicio de la sesión bursátil, para luego recortar pérdidas.

La Profepa presentó una denuncia contra la minera equivalente a 202 mil pesos por su presunta responsabilidad en el derrame de químicos.

La empresa Industrial Minera de México, mejor conocida como Grupo México, ha sido la protagonista de los accidentes más grandes que el sector minero en el país ha tenido en los últimos años.

Grupo México es quizá, de todas las empresas mineras del país, incluyendo las compañías transnacionales, la que mayor número de terrenos en el país tiene, añadiendo las propiedades que forman parte de Ferromex y otras empresas del mismo Germán Larrea Mota Velasco, considerado el tercer hombre más rico de México y el número 79 del mundo –según el ranking 2013 de la revista Forbes– con una fortuna personal de 13 mil 300 millones de dólares.

La compañía minera es, sin importar el compromiso tanto social como ambiental que su hegemonía le da, responsable de importantes delitos contra la salud de los obreros y el medio ambiente, acusan con diversas pruebas activistas en favor del medio ambiente y de los derechos humanos.