Además de la revisión de escuelas y hospitales, las autoridades revisan las afectaciones de las oficinas gubernamentales para poder retomar las labores. Hasta el momento se desconoce qué sedes públicas tendrán que ser desalojadas.

En el terremoto de 1985 eso ocurrió con el edificio que ahora ocupa el Sistema Nacional de Empleo y que el martes pasado resultó afectado de nueva cuenta, pese a que desde 2004 se tiene noción de que tenía fallas estructurales y que podría ser demolido. Aún así, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social decidió ocuparlo.

Hoy está en peligro de caerse y no sólo eso: pone en riesgo a dos edificios colindantes que son habitados por familias.

Ciudad de México, 21 de septiembre (SinEmbargo).– Los 7.1 grados del temblor que sacudió al país el pasado martes hizo estragos en varias obras de infraestructura gubernamental que habían sobrevivido al terremoto del 19 de septiembre de 1985, a pesar de los avisos de daños que desde entonces fueron reportados.

La obra más moderna que registró fuertes daños fue la Terminal 2 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), que se inició durante la administración de Vicente Fox Quesada y que fue inaugurado por Felipe Calderón Hinojosa en 2008.

Sucedió lo mismo con carreteras, pues aunque ninguna es nueva una de éstas acaba de ser ampliada y en otra se ha señalado en diferentes ocasiones que está en malas condiciones.

Hasta el momento, el caso más peligroso es el del edificio de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), ubicado en la avenida Cuauhtémoc 614, en la Colonia Narvarte de la Ciudad de México.

Luego del sismo de hace 32 años se informó y quedó documentado el derrumbe de una parte del edificio.

Sin embargo, la STPS se mudó ahí apenas en marzo de 2013. Antes en ese edificio operaba el personal de la Dirección General de Educación Indígena. Desde 2005, de acuerdo con el Diario Oficial de la Federación (DOF) ese inmueble ya estaba marcado con daños estructurales. Sufrió daños en el terremoto de 1985 y hasta la administración pasada, no contaba con licencias para funcionar como oficina o vivienda.

En 1985 era un hotel y luego fue adquirido por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para oficinas. En 2004 incluso se dijo que sería demolido.

Actualmente los daños de la edificación incluso ponen en riesgo dos edificios colindantes en los que habitan cerca de 30 familias en cada uno.

La STPS dijo en un comunicado oficial que están realizando trabajos de peritaje para determinar las afectaciones que registró el edificio.

Otra obra que resultó dañada fue el AICM. Luego del sismo, se anunció que el Aeropuerto Internacional de la CdMx cerraría operaciones tras registrar daños en la Torre de Control.

Después se informó de una grieta que se abrió en la Terminal 2, por lo que se suspendieron operaciones para hacer una revisión de la infraestructura. Ese acceso permaneció bloqueado.

Esa es una obra que se hunde 30 centímetros por año al estar en un terreno de fango del Lago de Texcoco, el mismo terreno donde se construye la obra del sexenio del Presidente Enrique Peña Nieto: el Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

Un informe de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) planteó que en esa obra, las empresas responsables de la cimentación y estructura metálica recibieron pagos extras por unas trabes que no fueron colocadas.

La obra tuvo un costo total de 8 mil 595 millones de pesos.

Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, la obra federal más joven que resultó afectada por el sismo del pasado martes. Foto: Vía Twiter @JuanBertheau

LAS CARRETERAS

De las afectaciones carreteras se reportó que la Autopista del Sol Cuernavaca-Acapulco a la altura del kilómetro 109. La circulación ya esta restablecida pero con reducción de carriles y en este punto, desde 2014, se ha alertó a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) de las condiciones en las que se encontraba ese tramo.

También hubo un deslave en la autopista México-Puebla y apenas en 2016, Peña Nieto encabezó la inauguración de la ampliación de esta autopista.

Otras afectaciones se registraron en la Carretera México-Acapulco en el tramo de Cuernavaca-Chilpancingo, en Oaxaca, la carretera de León-Huajuapan en el tramo Huajuapan-Nochixtlán y además, también hubo una ruptura en la autopista de Tepoztlán a Cuautla

Por las consecuencias del sismo del pasado 7 de septiembre, la SCT había anunciado que se destinarían 280 millones de pesos para la recontrucción de carreteras y caminos rurales de Chiapas y Oaxaca. Se desconoce de los gastos que este temblor vaya a provocar.