Naciones Unidas, 23 Jun (Notimex).- Los cárteles de la droga en México cada vez están más débiles debido a que el consumo de cocaína en Estados Unidos se ha reducido drásticamente en los últimos años, divulgó el Informe Mundial sobre Drogas presentado hoy en la ONU.

“Parte de la violencia es porque los cárteles de la droga en México son más débiles ahora que hace unos años”, apuntó Thomas Pietschmann, uno de los autores del informe.

“¿Por qué? Porque la cantidad de cocaína que entra a Estados Unidos desde 2006 se ha reducido drásticamente, en 68 por ciento en ese periodo”, explicó.

Pietschmann dijo a Notimex que el mercado de la cocaína se ha contraído y la violencia resulta una evidencia de un mercado de menor tamaño que ahora es disputado con mayor ferocidad por el mismo número de jugadores que lo operaban hace unos años.

El experto de la Oficina de la ONU contra las drogas y el delito (ONUDD) indicó que al mismo tiempo que el mercado de cocaína se ha reducido en Estados Unidos, se ha contraído la producción de coca en Colombia.

Por ello, explicó, los cárteles se han quedado también sin menos materia prima para traficar.

“Menos cocaína entra a México y menos cocaína sale para Estados Unidos. La pelea es por esos mercados que se encogen, lo que crea una situación de mucha violencia”, detalló Pietschmann.

Bajo esa lógica, el experto aseveró que la violencia en México producto del tráfico de droga debería comenzar a reducirse en los próximos años, aunque no se atrevió a fijar una fecha para que iniciara el declive.

“Es muy difícil indicar si el máximo de la violencia ya se alcanzó en México, pero nuestra esperanza es que eventualmente cambiará la situación. La gran pregunta es cuándo. Tomó algunos años en Colombia y México ya ha empezado a dar ese combate desde hace algún tiempo”, declaró.

El experto negó que la mayoría de los ingresos de los cárteles de la droga en México provinieran de la venta de cannabis y citó estudios que señalan que la despenalización de esa droga en California afectaría apenas el cuatro por ciento de los ingresos de los narcotraficantes.

Yury Fedotov, director de la UNODD, expresó durante una conferencia de prensa que la despenalización de las drogas no podría ser una solución para la violencia producto del tráfico de enervantes, ni siquiera en el caso de la cannabis.

“Si legalizamos las drogas, tendríamos que legalizar la corrupción, el tráfico humano, el lavado de dinero y muchas otras actividades. No es una manera adecuada de lidiar con la situación, que reconozco que no es fácil”, aseveró.

El funcionario anunció que en fecha próxima visitará México, donde se reunirá con funcionarios del gobierno y miembros de la sociedad civil a fin de definir la manera en que la oficina de la UNODD podría cooperar en la lucha contra el tráfico de drogas.

El Informe Mundial sobre Drogas estableció un leve declive o estabilización en los mercados de la cocaína, la heroína y el cannabis en el mundo, aunque advirtió sobre un repunte en el uso de drogas sintéticas y de prescripción.

Destacó que en México ha aumentado en los últimos tres años “de manera significativa” el cultivo de opio, con lo que el país se ha convertido en el tercer productor mundial de esta droga, detrás de Afganistán y Myanmar.

Asimismo, estableció que la manufactura de metanfetaminas también ha crecido notablemente en México en los últimos años. En tanto que en 2008 se reportaron 21 laboratorios dedicados a producir esta sustancia, en 2009 la cifra se incrementó a 191.