La NASA confirmó presencia de agua en la Luna. Foto: Sadman Sakib en Unsplash

En esta semana estuvo por todos lados la noticia de que la NASA confirmó presencia de agua en la Luna, no faltaron las noticias de que las vacaciones en la luna estaban a nada de ser una realidad, así como diferentes fantasías de que tal vez en algún momento podamos tener nuestra casa de verano en la luna y por qué no, ¡tal vez mudarnos para allá!

Y aunque realmente la noticia se ha orientado en tal vez usar la luna para que exista una base en misiones espaciales, no puedo evitar pensar que al menor hallazgo de algo inmediatamente pensamos la manera de explotarlo.

Pero volviendo a la hipotética situación de que la luna fuera habitable para los humanos, ¿Cuánto tiempo pasaría para que la empezáramos a llenar de basura? o ¿Cuánto tiempo pasaría para empezar a contaminar el agua descubierta y agotarla? Sinceramente, creo que sería en el mismo ritmo acelerado que estamos destruyendo la tierra.

Ya cuando estemos habitando en la Luna, ojalá no se descubra alguna especie lunar a la cual se le pueda sacar algún tipo de provecho de su carne o del líquido que utilice para alimentar a sus crías, ojalá no descubramos alguna especie lunar que nos guste cazar por deporte o que no exista algún pequeño ser que simplemente nos guste mantenerlo en pequeñas jaulas para poder admirarlo y tenerlo cerca.

En la Tierra los humanos somos realmente lo peor que pudo pasarle a los animales con los que cohabitamos, los explotamos de todas formas, los asesinamos y los despojamos de su carne y de su piel, nos robamos a sus hijos para alimentarnos de la comida que les pertenece a ellos, a animales “de compañía” como perros y gatos los maltratamos de maneras atroces, hemos hecho de la vida de los animales un infierno, tanto que siendo sincera, cada vez que escucho algo así como que podremos habitar otro lugar en el universo, realmente siento pesar de pensar ahora qué es lo que vamos a destruir.

Creo que los humanos somos una plaga y no merecemos una segunda oportunidad en ningún otro lugar si no fuimos capaces de salvar este planeta tan hermoso que nos ha dado absolutamente todo, no, definitivamente no merecemos una segunda oportunidad y tampoco otro planeta o luna al cuál invadir.