XXX. Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

Marcelo Ebrard Casaubon, ex Jefe de Gobierno. Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

Ciudad de México, 3 de febrero (SinEmbargo).– Marcelo Ebrard Casaubón luce jovial. Quizá no es el más contento un día después de su atropellada intervención en la Cámara de Diputados, durante la sesión de la Comisión Especial que investiga las supuestas irregularidades en la construcción de la Línea 12 del Sistema de Transporte Colectivo Metro. Pero al menos no mantiene el semblante rígido que se le notaba el domingo, cuando llegó de súbito a la reunión legislativa para reclamar su “derecho de audiencia” y su presencia provocó el abrupto término de la sesión. Incluso increpaciones, algunos golpes.

En ese traje color oscuro –que poco disimula que ha ganado peso–, con una camisa impecablemente blanca y una corbata amarilla, Ebrard Casaubón recuerda la imagen de cuando estaba en funciones. Pero esos tiempos han quedado atrás. Hasta hace poco era un político relativamente distanciado de la vida pública… hasta ahora, que ha salido a defenderse, a hacer política casi en solitario aunque es militante perredista y coquetea con el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), liderado por Andrés Manuel López Obrador.

No es cualquier cosa, el coqueteo. El Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Morena van, en las elecciones intermedias del próximo 7 de junio, a disputarse el Distrito Federal, un bastión que él conoce bien y que cumple 18 años en manos de la izquierda. Y en todo caso es un coqueteo mutuo: López Obrador dijo ayer por la tarde que Ebrard Causabón es víctima de un ataque orquestado por Miguel Ángel Osorio Chong, Secretario de Gobernación, y Enrique Peña Nieto, Presidente de México.

“Es una embestida de [Enrique] Peña Nieto y de [Miguel Ángel Osorio] Chong contra Marcelo Ebrard”, acusó. “Es la mano negra de Chong y Peña […]. La experiencia me dice que cuando los medios le dan mucho seguimiento a un tema es porque viene del gobierno de Peña”.

Ebrard es, también, un defensor de sí mismo ante una comisión legislativa (su nombre completo es Comisión de Seguimiento al Ejercicio de los Recursos Federales que se Destinen o se Hayan Destinado a la Línea 12 del Metro) que investiga posibles irregularidades en la llamada Línea Dorada.

Dicha Comisión, que cuenta entre sus 19 integrantes a una mayoría de ocho priistas, aprobó este domingo, por mayoría, su primer informe sobre las fallas en el proyecto. Señala como responsable al ex mandatario local y solicita a la Procuraduría General de la República (PGR) y a su par local asumir la investigación de la Línea 12 del Metro. Ebrard Casaubón, así como los Diputados Ricardo Mejía, de Movimiento Ciudadano, y Carlos Reyes, del PRD, han acusado que el informe tiene tintes políticos, pues su objetivo es denostar al ex Jefe de Gobierno, en cuya administración fue construida e inaugurada la Línea 12.

Ebrard dice, en entrevista, que esa Comisión responde a un deseo de Los Pinos y del PRI por desprestigiarlo. También indica que ambos entes están en coordinación con el Gobierno del Distrito Federal. “Están hipercoordinados. Hay varios tipos de coordinación: institucional, mega, intensiva y total. [Ríe]. Entonces yo creo que la coordinación entre ellos es muy grande, o la cercanía o como le quieras tú poner…”

Para defenderse, Ebrard acudió el domingo a la sesión de la Comisión sin ser invitado, pero esgrimiendo su “derecho de audiencia”. Junto con él estaba el Secretario de Finanzas durante su gestión, Mario Delgado, también señalado en el informe como supuesto responsable. Días antes, el 28 de enero, Ebrard había pedido a la Comisión, presidida por el priista Marco Antonio Calzada Arroyo, que lo citara para aclarar las supuestas irregularidades.

Para que pudiera hablar, el Diputado Mejía le cedió su turno. Pero Calzada Arroyo exigió cerrar el micrófono. El ex Jefe de Gobierno terminó haciéndose escuchar con la ayuda de un megáfono.

El mensaje que Ebrard Casaubón no pudo enunciar en la Comisión recuerda al que lanzó en septiembre del año pasado, luego de que la Contraloría General del Distrito Federal informara de las primeras irregularidades detectadas y los primeros sancionados. Ebrard retó entonces al actual Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera Espinosa, a un diálogo público para aclarar las anomalías señaladas.

Pero a diferencia de esa ocasión, esta vez Ebrard Casaubón apunta en otra dirección y sostiene que la Comisión actuó por consigna y bajo la instrucción de la Presidencia de la República, es decir por Enrique Peña Nieto. ¿La causa? “A lo mejor creen que les estorbo en algo”, dice el ex funcionario, quien no ha ocultado su interés en ser candidato presidencial en 2018. Ayer, Ebrard dio una segunda razón:

“Lo que se dice en los pasillos y en las reuniones en la Cámara [de Diputados], aunque nadie te lo quiere afirmar, es que es una instrucción superior. O sea, esto viene de Los Pinos. ¿Por qué? La única razón que se ha dado, en versiones periodísticas de diferente tipo, [es] que me vinculan con una investigación periodística respecto a la casa del Presidente. Es una falsedad total”.

Ebrard Casaubón se muestra convencido de lo que dice, lo mismo de seguro que está de que al señalarlo como posible responsable y no permitirle defenderse “se comete una infamia” en su contra. Por eso insiste en su argumento. Vuelve a él cada que puede y no escatima tiempo ni esfuerzos en reiterarlo durante la entrevista con este medio.

XXX. Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

El ex mandatario local sostiene que la comisión legislativa que lo señala como posible responsable por las fallas en la Línea 12 actuó por consigan de Los Pinos. Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

–Ayer, justamente, en el posicionamiento que preparó, que no le fue posible leer en la Cámara de Diputados, menciona que es evidente que la Comisión actúa por consigna, incluso sugiere que hay cierto dolo, pero llama la atención que hable ya de la Presidencia, que hay una instrucción de la Presidencia y que esto lo toma [de], o las referencias son, versiones periodísticas. ¿El sustento que tiene para hacer esta afirmación son sólo versiones periodísticas o por qué está hablando de que sería una instrucción de Presidencia?

–Primero, ¿de dónde saco el tema de que están actuando de manera irregular? Yo nunca había visto que la presidencia de una comisión especial, que por cierto son varias en la Cámara, no es una comisión especial, mande un documento que dice “Informe final” que no conoce ninguno de los diputados miembros de esa comisión, salvo el presidente, y eso quién sabe, no te lo puedo garantizar que sea así. Él ayer dijo una cosa muy grave en la sesión, porque la sesión duró un tiempo, que él no había filtrado nada. Entonces la pregunta es ¿quién lo mandó a los medios? Porque además resulta ser exacto el texto que ayer pretendían que se votara en la Comisión. Bueno, conclusión: mandas un documento que nadie conoce más que él, o quien lo haya elaborado, lo mandas a algunos medios, y pides algo también muy inusual, que es imputar a una persona, en este caso mi persona, pero no dices qué.

O sea tu lees todo el texto, esta es mi acusación, es mi catilinaria, y dices bueno ¿qué se me imputa, específicamente, cuál es el tipo penal o qué acto se me imputa? Ninguno. Ninguno se me imputa. Lo que se dice es: “Como hay irregularidades, quién sabe cuáles, pues el último responsable es él, pues castíguenlo”. Es un pronunciamiento político, además obvio y absurdo. Yo no creo que la Procuraduría General de la República necesite eso para iniciar una investigación, de hecho ya la tiene.

La Procuraduría General de la República tiene una investigación de la Línea 12 desde el año pasado, tiene más de siete denuncias. Entonces, no hay imputación, es una condena política desde ese punto de vista, no jurídica ni técnica […]. El PRI se ha opuesto todo el siglo XX y este a ese criterio, cuando se trata del Presidente en turno; pero ahora que se trata de alguien que es opositor, ahora sí vuela. Eso en segundo [lugar].Tercero: ¿por qué es raro esto? Porque lo hacen muy abruptamente, muy intempestivamente. La Comisión se planteó que iba a reunirse cada semana y se reunió tres veces, según se dijo ayer. De pronto ya está el informe final. “Oye, todavía no desahogamos el programa de trabajo”. Se ve que hay una premura y una instrucción. Todo eso es extrañísimo.

Y lo que ayer vimos fue todavía peor, porque es: Yo voy invitado por Diputados del PRD, Movimiento Ciudadano y Morena, que son por cierto una buena parte de esa Comisión, y me invitan. Yo llego pacífica y tranquilamente acompañado de Diputados y de mi asistente, una gente que me ayuda a hacer documentos y a sacar copias, y ya. Y no me dejan hablar. Incluso cuando uno de los Diputados de cede el uso de la palabra en su turno, arman un sanquintín que no ves. Suspenden la sesión y pasan a firma de sus Diputadas y Diputados el informe que no conocían todavía, porque dijo el presidente que lo habían modificado. Bueno, todo eso es irregular.

A mayor abundamiento y concluyo: para tú subir a la Cámara de Diputados un informe de esta naturaleza, destinado contra una persona, sin fundamento jurídico porque no lo tiene […] es imposible, impensable, que sea una decisión de la propia Comisión, Comisión que estaba muerta, y que sea una decisión de ponerlo en el número uno de la agenda nacional mañana en la instalación del Pleno y que no tenga nada que ver Secretaría de Gobernación y la oficina de la Presidencia de la República. A mí me parece muy claro que lo que no te van a declarar ningún Diputado del PRI, porque no están autorizados, es a confirmarte esto, pero todo mundo en los pasillos de la Cámara te lo va a decir, y está en varias columnas políticas, por eso también. No se trata de inventar, hay todas esas evidencias que te estoy diciendo.

–Estos señalamientos de que sería una comisión de priistas, que podría estar detrás de esto Los Pinos…

–Lo tienes en varias explicaciones publicadas, versiones periodísticas que por cierto el informe, el 70 por ciento son versiones periodísticas. Yo ayer les decía: “Las versiones periodísticas que son las versiones con las que ustedes están informando dicen esto”. Nadie lo niega. Entonces si tú te vas a los pasillos a la Cámara eso es lo que se dice y eso es lo que es, porque subirlo al Pleno así sólo que sea una instrucción de allá. Si no será el tema número 200, hay otros temas mucho más graves en el país hoy que un informe, que además ni han terminado. El jefe de Gobierno del Distrito Federal acaba de salir a decir: “Tenemos más auditorías, y las tendremos en marzo”. Entonces ¿cuál es la prisa de terminarlo ahorita? No sé. ¿Será la decisión de candidaturas? ¿Será que necesitan temas para distraer al respetable?

–¿Y por qué Marcelo Ebrard podría ser un enemigo para Los Pinos?

–Soy un opositor de ellos. No creo que sea muy popular, recordarás que recorrí todo el país para el tema de la energía, le mandé una carta al Presidente para decirle: “¿Por qué no hacemos un debate?”. Tienes versiones de varios dirigentes del PRD que fueron llamados por [Miguel Ángel] Osorio Chong para impedir que yo fuera presidente del PRD. Eso se publicó, todo está publicado. Entonces evidentemente no soy ningún santo de la devoción de Los Pinos, eso ya lo sé. Lo que me demuestra esto que está sucediendo ahorita es que el nivel de prioridad que tengo en la agenda de ellos para acabarme es muy grande, si no no te explicas el asunto.

-¿Significa que tiene, digamos, dos frentes de enemigos: en la Ciudad de México y con el Gobierno Federal?

–No, pues tenemos varios.

–Pero hablemos de estos dos, ¿viene de dos frentes ahora?

–Yo creo que ayer se dijo una cosa en el transcurso de las discusiones, que lo dice el propio coordinador parlamentario del PRI. Dice “Esto se cruzó, o se confirmó, con las autoridades del DF”. O sea para que yo no critique al PRI. ¿Qué te quiero decir con eso? No sé, no tengo pruebas, no tengo elementos para decirte cuál es el nivel de participación del Gobierno de la Ciudad de México. No lo sé. Lo que sí me queda claro es que el PRI y sus aliados tienen la instrucción de acabar con mi prestigio público sin ningún proceso legal, no estoy sujeto a ningún procedimiento. Desde el día siguiente que cerraron la Línea 12 les dije: “Aquí estoy. Tengo toda la información”. ¿Por qué tengo esa seguridad? Porque no soy un truhán, si fuera un truhán estaría en la cárcel.

–Dice que es un tema de prestigio, pero el hecho de que se esté pidiendo que la PGR lo investigue, podríamos prever un escenario que quizá podría acabar en una inhabilitación…

–A ver, la inhabilitación es un procedimiento administrativo. ¿Eso quién lo puede hacer? El Contralor del DF o, en su caso, el correspondiente que es la Secretaría de la Función Pública, si yo hubiese sido funcionario federal o se me impute alguna falta respecto a fondos federales. Eso no ha ocurrido ni en un caso ni en el otro. Y en ambos casos tienes el juicio de nulidad, pero lleva tiempo…

–Pero mientras dura ese proceso…

–Pero no en la Procuraduría. Son autoridades administrativas. Eso no ha ocurrido. Puede ocurrir, el problema es que tienes que integrar la imputación que se me hace, luego la tienes que presentar, tengo que ser llamado y escuchado, antes de que se emita la sanción. Ahora, si hay un interés del Presidente lo pueden sacar rápido, nada más van a tener que demostrar, más o menos fehacientemente, ante la opinión pública lo que digan, porque si no va con firma su prestigio político.

Ahora ¿te inhabilitan pa’ qué? ¿Para ser servidor público? Bueno, perdón, ¿quién quiere ser servidor público de aquí al 18 [2018]. Yo no. Entonces no hay problema, ¿lo quieren hacer? Órale. Y les voy a ganar el juicio. Ahora ¿quieren que no sea Diputado? Entonces es otra cosa, porque tiene que haber sentencia. nadie puede ser privado de sus derechos sin sentencia; lo que están haciendo ahorita es exactamente lo opuesto: yo primero te condeno, te responsabilizo, y después averiguamos. Lo que no quiero es que tengas vida pública, que no tengas prestigio. Eso yo diría es una infamia, que va contra tu nombre. De ahí viene, del Derecho romano, es el origen de aquellas sanciones que van en contra de tu nombre y prestigio y te restringen tu acción en una sociedad. Eso es lo que es y así está.

XXX. Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

Yo no quiero ser funcionario de aquí a 2018: Ebrard Casaubon. Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

–Previendo un escenario de inhabilitación, ¿a quién beneficiaría eso?

–Pues no sé, pregúntales a ellos. Yo te diría […] es lo que yo estoy viviendo, es el PRI, evidentemente Los Pinos y todo lo que eso implica. Este es un tema con el Presidente de la República, ya no es con nadie más. Es un tema con él, él es el que lo está promoviendo, lo dicen sus Diputados. Bueno el presidente de la Comisión es del Edomex [Estado de México], Tultitlán; el otro señor que se paró a gritarme y quererme quitar el micrófono es un señor de Ecatepec. Pues es su grupo.

–¿Cuál es en corto y en el largo plazo el objetivo?

–El peor daño que tú le puedes hacer a una persona es afectar su nombre. Eso es.

–Eso en el corto plazo…

–Después no sé, vamos a ver qué curso procesal sigue, eso no lo puedo anticipar. Yo te diría, de lo que está escrito qué quieren: meter a la Procuraduría, que ya tiene denuncias, vamos a ver qué presenta la Procuraduría. La Contraloría del DF lleva meses en auditorías y auditorías. Es más: nadie está sancionado por la falla del Metro. Todo lo que han hecho de sanciones es respecto a procesos administrativos, muchos de los cuales se le van a caer. Al tiempo. [Por] La falla de la Línea [12] no hay nadie sancionado hasta ahora.

–Se han iniciado procedimientos [de sanción] por parte de la Contraloría…

–Pero son procedimientos administrativos. Si tú lees los procedimientos no se refieren a la falla, se refieren a contratos, al convenio modificatorio, a una serie de procesos que, por cierto, una buena parte ya fueron evaluados por la Contaduría Mayor de Hacienda, junto con la Auditoría Superior de la Federación, pero no tienen que ver con la falla en sí, tienen que ver con procesos administrativos de hace mucho tiempo y vamos a ver si ellos inicia algún procedimiento, pues vamos a ver con qué lo fundamentan. Te recuerdo que la línea ya fue cerrada hace…¿vamos pa’l año? El primer aniversario del cierre de la Línea, y seguimos igual.

–El hecho de que haya sido justamente esta campaña de desprestigio, como la considera, en la obra emblemática de su gestión, donde vemos en una parte al PRI y en la otra al Gobierno de la Ciudad, ¿considera que se han unido sus intereses?

–Pues ya la distancia entre ellos no es tan grande, ¿no? Mira, este es un oficio que le dirigen al doctor Mancera, de 2013, con todas las auditorías de la Auditoría Superior de la Federación. Todo lo que te pongo aquí en amarillo dice: “Atendida. Atendida. Atendida. Atendida”. ¿Atendida qué quiere decir? Quiere decir: ya te hice una auditoría y te pregunte ‘ene’ número de cosas […]. Todas las auditorías de mi administración están atendidas y lo saben y te lo vuelven a poner. Tú dime si eso no es acabar con el nombre de alguien ¿o cómo se podría llamar eso? Tú me preguntabas del Gobierno del DF, pues aquí está dirigido al docta Mancera, y tiene también copia Manlio Fabio Beltrones…

–¿Eso qué significa?

–Repite una mentira y se vuelve verdad, decía Goebbels. Principio básico.

–Me refiero al hecho de que estemos viendo no solamente que es una operación de una comisión de priistas…

–Bueno, el gobierno en el Distrito Federal no conozco exactamente su posición, habrá que ver porque siempre dicen que ellos no, que no sabían, que no lo conocen…

XXX. Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

Ebrard Casaubon muestra un oficio de la Auditoría Superior de la Federación dirigido al Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, sobre la solventación de las auditorías relacionadas con la Línea 12. Foto: Antonio Cruz, SinEmbargo

–¿Usted qué piensa?

–Yo lo que estoy diciendo es simple y llanamente esta información que te acabo de dar respecto a la Auditoría Superior es del conocimiento de la autoridad federal como de la autoridad local. Y esta copia la tienen ahí, la Auditoría Superior de la Federación. Entonces se sigue repitiendo una serie de irregularidades que saben que están resueltas y no son tales. Eso es todo lo que estoy diciendo. Ahora, ¿cuál va a ser la posición del Gobierno de la Ciudad de México sobre este tema? Evidentemente que para ellos es más difícil sostener de manera frontal en contar de mi persona alguna acusación, sino ya lo habrían hecho. ¿Cómo la sostienen? Ahorita es una agenda de Los Pinos, de su partido, dicen ellos que lo consultaron con el Gobierno de la Ciudad, pero a mí no me consta, y simple y llanamente mañana lo quieren llevar al Pleno y yo creo que lo que vamos a ver es una campaña de desprestigio como de las que pocas veces hemos visto sobre estas bases.

–Si le entiendo bien lo que está diciendo, como el Gobierno de la Ciudad no lo puede probar, ¿entonces usó a la Comisión, a los diputados del PRI para golpearlo?

–Yo no sé si lo haya hecho. Yo te refiero lo que dijo Manlio Fabio Beltrones. Él dijo: “Toda la información del informe la cruzamos con el gabinete”, cosa que a mí me sorprendió porque contiene muchas falsedades, por eso te estoy diciendo esto. O sea, si yo voy a decir que el señor cometió irregularidades sobre la base de auditorías resueltas, estoy haciendo un fraude, ¿o no? Y si lo cruzó con el gobierno del DF ¡y el gobierno del DF las tiene atendidas! ¿Quién dice que las cruzó con el DF? ¿Marcelo Ebrard? No. Manlio Fabio Beltrones. Lo dijo ayer. O sea como echándole la culpa, como diciendo “También ellos”. Pero sabemos que el motor está en Los Pinos y el PRI. En todo caso, el Gobierno de la Ciudad sería acompañamiento, tal cual lo dijo Manlio Fabio. Ya que aclaren ellos, si es cierto que consultaron.

–Pero más allá del acompañamiento…

–Sí, sí, sí, sí. El Gobierno del Distrito Federal participó, según dicho ¿por quién? Manlio Fabio. ¿Con qué amplitud? No lo sé. Te digo que me sorprendió la declaración de él, pero yo sé que el leitmotiv es Los Pinos y el PRI, el otro es secundario, porque si esto fuese motivado por el Gobierno del Distrito Federal tendría que haberlo hecho a la Asamblea Legislativa y en otro escenario. Ellos no pueden manejar al PRI, pueden contribuir pero no manejar.

–Decía hace rato que la distancia no es tanta entre uno y otro…

–Ah no, están hipercoordinados. Hay varios tipos de coordinación: institucional, mega, intensiva y total. [Ríe]. Entonces yo creo que la coordinación entre ellos es muy grande, o la cercanía o como le quieras tú poner. Pero ya en posición específica respecto a este tema, la única guía que yo tengo es eso que declaró Manlio Fabio.

–¿Y de manera general en este rango que acaba de contar de la cercanía?

–Yo creo que es la de más alto nivel. Es una cercanía total. Es decir, a grado tal que ya la diferenciación que puedas hacer cada vez va siendo menor, pero ya es un asunto de decisiones políticas del propio Jefe de Gobierno.

–¿En qué lo percibe?

–En todo. Bueno, la declaración de Manlio te lo dice.

–Eso, regresamos un poco al tema de la Línea 12, pero ¿de manera general?

–Esa es la que tengo más reciente. Eso te lo dice, la propia declaración a mí me sorprendería. Se consultó con el DF causando sabemos que al propio DF le puede crear un cuestionamiento; es una declaración importante ésta.

–¿Consideraría que, en esta cercanía de la que habla, Mancera responde a Los Pinos?

–No, yo creo que él tiene su propia agenda política. No creo que responda o esté sólo a lo que Los Pinos le diga. Yo creo que es una estrategia política de él.

–Pero en este momento la agenda política, ¿les funciona a los dos?

–Pues no estoy seguro que esto de la Línea 12 le funcione a los dos, porque es un tema que ahorita va a adquirir la mayor importancia para las instancias de gobierno. Porque ahí la pregunta sería: ¿cómo es posible que lleves tanto tiempo y no la echan a andar? La seguridad, bueno. ¿Y por qué estás empezando ahorita? ¿Y por qué la recibiste? No es algo que te favorezca, de entrada.

–En el corto plazo no, pero digamos en el mediano, largo plazo, ¿le sirve de algo al gobierno del DF desprestigiarlo?

–O sea, en resumen, ¿le sirve a Mancera acabar con mi prestigio público? No creo que le sirva mucho. Llevan un año golpeándome. A él no le sirve tanto, no le estorba a lo mejor pero aquí el motor es Los Pinos y el PRI, esos son los que quieren acabar conmigo, ¿por qué? A lo mejor creen que les estorbo en algo. Porque si no, primero pruebas esas imputaciones y luego procedes.

–Llama la atención que lo dirija hacia el PRI, un partido en donde usted estuvo.

–No, yo estuve en el PRI pero yo salí del PRI en 1995 y di mis razones de por qué salía. No salí por otra candidatura, salí porque pensé que el PRI nunca iba a cambiar, por eso me fui y en el PRD llevo 10 años militando.

–¿Y le parece que el PRI ya cambió?

–Uf, están mucho peor.

–Ayer justamente tuiteó algo en relación a lo del informe, pero mencionaba una frasecilla, que volvíamos al México de antes...

–Pues cada vez, en todo lo ves. Estas gentes creen en eso, es un México retro. ¿Cómo es posible que tú estés presente en una Comisión, ellos tienen mayoría, tienen el poder y no te dejan hablar siquiera. […] Eso no lo haría más que alguien que tenga una mentalidad muy autoritaria, si no no lo haces. [Dejas] Que hable el señor, dé su versión, le dices: “Muchas gracias, hasta luego”. Y luego te quedas deliberando y lo votas, de todas maneras tienes mayoría. ¿Qué habría pasado? ¿Sabes qué no querían? No lo vayan a ver en el Canal del Congreso, no vaya a quedar en actas que había otra versión y no vaya a ser que los medido de comunicación digan: “A ver, ¿por qué?”. Eso es el PRI muy antiguo. No lo digo nada más por lo de ayer, son muchísimas cosas que no entienden. No captan que México ya cambió, y nos quieren meter a fuerza en el viejo orden. Aquí el que se opone lo vamos a acabar. Ese es el mensaje… Ahora va a faltar que nos dejemos, ¿no?