Juaritos Literario

Dramaturgia sudamericana en Ciudad Juárez: Telón de Arena y su 5º Festival Teatro sin fronteras

03/10/2020 - 12:01 am

Con los teatros y recintos culturales abriendo sus puertas de manera paulatina, la compañía juarense Telón de Arena ha dado marcha a una edición más del Festival de Teatro sin Fronteras, que convoca hacia finales del año, desde hace cinco emisiones, a compañías nacionales y foráneas que llegan a Juárez a estrechar los lazos entre teatristas y a brindar al público fronterizo una muestra de las distintas dramaturgias latinoamericanas.

Por Amalia Rodríguez Isais y Carlos Urani Montiel

Ciudad Juárez, Chihuahua, 3 de octubre (JuaritosLiterario).- Con los teatros y recintos culturales abriendo sus puertas de manera paulatina, y con vuelos y conexiones internacionales dependiendo aún de la incertidumbre, la compañía juarense Telón de Arena ha dado marcha a una edición más del Festival de Teatro sin Fronteras, que convoca hacia finales del año, desde hace cinco emisiones, a compañías nacionales y foráneas que llegan a Juárez a estrechar los lazos entre teatristas y a brindar al público fronterizo una muestra de las distintas dramaturgias latinoamericanas.

Este año, además de contar con el apoyo del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes (FONCA), la actividad gestionada por una de las compañías más prolíficas y representativas del norte del país también ha sido beneficiada por el Fondo de Ayudas para las Artes Escénicas Iberoamericanas (IBERESCENA).

Dicho programa de cooperación internacional, creado desde el 2006, se integra por 16 países, lo cuales realizan una aportación anual de recursos, para así lanzar convocatorias que generan un espacio de integración de las artes escénicas entre quienes conforman y apoyan al fondo. Sin duda, el V Festival Internacional de Teatro sin Fronteras, seleccionado en la convocatoria de “Ayudas a la Programación de Festivales y Espacios Escénicos”, viene antecedido por una garantía, en cuanto a calidad, y compromiso por parte del equipo de producción juarense, en especial Guadalupe de la Mora y Ericka Flores.

De acuerdo con la misma campaña publicitaria, Teatro sin Fronteras se une en armonía con los objetivos de IBERESCENA, pues “busca ser espacio de intercambio, desarrollo y expresión de discursos estéticos, praxis creativa y discusión política desde la escena; un encuentro de creadores escénicos y públicos diversos para reflexionar sobre el complejo tema de fronteras.” En este sentido, destaca que, a pesar de las condiciones de contingencia y el parón general de las espectáculos presenciales, Telón de Arena convocó a compañías originarias de Colombia y Chile. Aunque también debe mencionarse que el evento se realizará en dos momentos: la primera parte durante este otoño, y la otra en mayo del siguiente año, con la participación de Argentina y España, y con la esperanza de encontrarnos en una situación propicia para el convivio teatral.

De igual manera, cabe destacar que Telón de Arena aprovechó el arranque de su evento anual para celebrar los 40 años de trayectoria de Perla de la Rosa, actriz, dramaturga, gestora cultural y directora general de la compañía, a quien la revista Paso de Gato ya le había dedicado una sección especial hace un par de años (“Perfil”). Al inicio de la función, A la orilla del río, proyectado en una gran pantalla al fondo del escenario y frente a los automóviles, apareció un video con emotivos mensajes de agradecimiento y reconocimiento de varias y varios partícipes del arte dramático de todo el país con quienes llegó a colaborar en distintos momentos de estas cuatro décadas recorridas.

Además de la obra inaugural de Telón de Arena, están programadas otras tres puestas en escena. Debido a la contingencia sanitaria, se lee en un reciente comunicado de prensa, la compañía La Máscara, de Cali y Tramaluna, de Bogotá, no podrán viajar. Las autoridades colombianas dieron marcha atrás a la autorización de vuelos internacionales. “De manera que las funciones programadas para este festival serán llevadas a cabo, vía live streaming desde Colombia, para que puedan ser disfrutadas por nuestros espectadores en Juárez y en cualquier parte del mundo”. Recomendamos consultar la cartelera para adquirir las entradas para la función de este fin de semana o para el próximo, del 8 al 11 de octubre: Guadalupe años sin cuenta, creación colectiva dirigida por Patricia Ariza y Carlos Satizabal. Para cerrar la primera etapa, el colectivo chileno Racún montará (solo para el público juarense) en el Foro del Café Teatro Telón de Arena la creación colectiva Fracanútil, dirigida por Nicolás Reyes.

Hoy sábado y mañana domingo toca el turno a la segunda obra del festival. Casi cuatro décadas de actividad escénica y más de 30 producciones anteceden al grupo La Máscara, una compañía radicada en Cali, Colombia, especializada en cuestiones de género. Desde mediados de los 80’s, su investigación documental e indagaciones sobre las tablas (voz, música y preparación física) se han concentrado en la temática de la mujer.

No sorprende, entonces que La reina de los bandidos, estrenada en 2007, bajo la dirección y dramaturgia de Antonio Cadavid y Susana Uribe, sea “una propuesta escénica experimental en donde el lenguaje teatral desarrollado por la actriz protagónica interactúa con elementos audiovisuales que permiten al espectador situarse en el medio de una trama basada en la autobiografía de Phoolan Devi (1963-2001), mujer hindú que sufrió todo tipo de vejaciones desde su niñez, hasta que decidió –ella confiesa que no tuvo otra opción– tomar justicia por su propia mano y liderar un movimiento armado, por lo que se ganó el sobrenombre de Reina de los bandidos.

Su historia es fascinante y pareciera pertenecer a una saga de ficción. Ella misma, tras ver cómo su figura estaba siendo manipulada –como en la película hindú Bandit Queen, de 1994– optó dictar sus memorias, en lo que ahora conocemos como su autobiografía homónima, La reina de los bandidos (1996). Su rendición en 1983, los once años que pasó en prisión, su puesto como diputada en el parlamento indio, las leyendas que se fueron asociando hacia su bandidaje, tipo Robin Hood, así como el ánimo espiritual que encendió en sus seguidores como una posible encarnación o avatar de la diosa Kali-Durga completan un historia no de resistencia o martirio, sino de insumisión y empoderamiento. En julio de 2001, afuera de su casa, en uno de los mejores barrios de Nueva Delhi, Phoolan Devi fue asesinada a tiros por tres hombres encapuchados, en respuesta a una antigua afrenta.

Las crudas realidades que experimentan tanto el país surasiático como Colombia permiten que la épica individual y el misticismo popular en torno a esta personaje encuentre un vaso comunicante a través del teatro. Lucy Bolaños, una de las directoras del colectivo La Máscara, comentó en una entrevista de 2003: “La verdad es que estamos cercados por el miedo. Estamos a tres fuegos: la guerrilla, los paramilitares y los militares, pero también tantas otras fuerzas oscuras… Yo quiero hablar de eso, aunque todo el mundo lo esté viendo en los periódicos.”

La actividad dramática de cualquier ciudad es un buen termómetro para estimar la vehemencia, el ímpetu y los malestares de sus habitantes. El empeño de los teatristas en Juárez, así como el brío por mantener contacto con sus pares más allá de la localidad se entrelazan para que otras hacedoras, allende fronteras, transmitan su arte en estas coordenadas. Como espectadores, nos esforzamos por llenar las salas, aunque sean virtuales, ya que no hay mejor bienvenida. En este sentido, la comunidad teatral de cada entidad se nutre y amplía sus expectativas (críticas y creativas) al presenciar espectáculos de manufactura lejana, pero tan cercanos en inquietud, acción y entusiasmo.

en Sinembargo al Aire

Opinión

más leídas

más leídas