De acuerdo con cifras del Ministerio del Interior, entre 2007 y 2010, el número de corridas de toros disminuyó un 34.5 por ciento en España. Foto: Shutterstock.

De acuerdo con cifras del Ministerio del Interior, entre 2007 y 2010, el número de corridas de toros disminuyó un 34.5 por ciento en España. Foto: Shutterstock.

Ciudad de México, 4 de diciembre (SinEmbargo).-La revista semanal de Estados Unidos, Newsweek publicó en su edición de la primera semana de diciembre un artículo titulado “¿La tauromaquia española llega a su fin?”. El texto hace referencia a la noticia de que los productores de la película española “Blancanieves” podrían ser sancionados por la supuesta muerte de nueve novillos durante el rodaje de dicho filme.

La revista argumenta que la “fiesta nacional” española es cada vez más criticada por la crueldad y es este hecho por el que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid aceptó la apelación de la Asociación Estratégica Animalista conocida como Plataforma La Tortura No es Cultura (LTNEC) para investigar el proceso de rodaje.

La publicación menciona que Cataluña prohibió las corridas de toros en 2010 y desde entonces, activistas buscan que la prohibición de la tauromaquia sea en todo el país. La película que se basa en el cuento de los hermanos Grimm, dirigida por Pablo Berger y nominada a la categoría de Mejor Filme Extranjero en los Premios de la Academia del 2013 de Estados Unidos, supuso la tortura y muerte de novillos y fue realizada sin la autorización correspondiente para montar un espectáculo público de tauromaquia.

Una de las influencias importantes en la defensa de la prohibición total de las corridas de toros es el partido político Podemos cuyo Secretario General es el izquierdista Pablo Iglesias Turrión. Podemos logró el 8 por ciento de los votos en España en las elecciones europeas de 2014 a tan sólo a cuatro meses de su creación.

Otra cuestión que analiza el semanario son las encuestas de opinión sobre la “fiesta taurina”, a pesar que no son medidores que estén muy actualizados en España, ya que la última que se realizó de manera oficial fue en 1995 y entonces el 45.5 por ciento decía apoyar las corridas de toros y el 39.9 por ciento estaba en contra.

La actriz Macarena García que interpreta a Blancanieves afirma que ningún toro fue asesinado en la filmación y que está en contra de esta práctica. Imagen: Youtube

La actriz Macarena García que interpreta a Blancanieves afirma que ningún toro fue asesinado en la filmación y que está en contra de esta práctica. Imagen: Youtube

Sin embargo, el diario El País realizó una encuesta en 2010 que reveló que el 60 por ciento de los españoles no gustaban de la tauromaquia, pero tampoco estaban de acuerdo con el Parlamento de Cataluña sobre la abolición de estas prácticas.

“La bestia” de la tauromaquia española podría “colapsar” por su propia cuenta, indica el artículo, como resultado de que los aficionados taurinos envejecen y en muchos casos sus estatus económicos se deterioran a causa de la crisis económica española.

Otro punto importante es que las corridas de toros no son nada baratas, ya que los criadores cobran decenas y a veces cientos de miles de euros para el suministro de toros de lidia de pedigrí, más los honorarios que se pagan a los matadores. De acuerdo con cifras del Ministerio del Interior, entre 2007 y 2010 el número de corridas de toros celebradas en el país cayó un 34.5 por ciento.

“La mayoría de las corridas de toros tienen que ser subsidiadas por las autoridades locales, cuyo poder financiero se ha visto seriamente cuestionado por la crisis económica”, señala la revista.

“Sin los subsidios, las corridas de toros estarían desaparecidas”, declaró Sandro Zara de la Plataforma La Tortura No es Cultura (LTNEC) a Newsweek y señaló que el Partido Popular, quien domina el parlamento en España, votó el año pasado para declarar la tauromaquia como un “Interés Cultural Nacional”, el cual le otorgó gran apoyo financiero.

“Lejos de tener un final de cuento de hadas, el pasatiempo que alguna vez fue el orgullo nacional de España, parece estar destinado a abandonar el escenario principal”, concluye el artículo.

En al menos tres regiones de España se decretó la prohibición de las corridas de toros durante los últimos años. Los gobiernos de San Sebastián, Islas Canarias y Cataluña prohibieron la celebración de las fiestas taurinas, a pesar que en la última región española estos eventos se remontaban desde tiempos de la Edad Media y contaba con 4 plazas de toros al momento de la abolición.