#MetaDatos | Hugo Rodríguez, directivo de Twitter México, consideró que el informe presentado el lunes por el Gobierno federal respecto a la actividad bot en las etiquetas #PrensaSicaria y #PrensaProstituida, carece de una metodología apropiada y sostiene que quien lo llevó a cabo desconoce el funcionamiento de la plataforma.

Ciudad de México, 5 de noviembre (SinEmbargo).– Hugo Rodríguez, director de Políticas de Públicas de Twitter México, emitió ayer un posicionamiento respecto a la discusión que generó el informe realizado por el Gobierno federal acerca de la participación de bots en la conversación que se desencadenó a partir de las etiquetas #PrensaSicaria y #PrensaProstituida que fueron tendencia nacional el pasado fin de semana.

A través de su cuenta oficial, el directivo de Twitter señaló, sin mencionar directamente el informe del Gobierno federal, señalar sin una metodología solo aporta al clima de polarización:

El documento, realizado por la Unidad de Información, Infraestructura Informática y Vinculación Tecnológica de la Dirección General de Gestión de Servicios, Ciberseguridad y Desarrollo Tecnológico y el Centro Nacional de Información Plataforma México, desglosa una serie de métricas sobre el tipo de usuarios que participó en la discusión que se generó el fin de semana pasado, luego de que las etiquetas #PrensaSicaria y #PrensaProstituida se mantuvieran entre los primeros lugares de las tendencias nacionales debido a la indignación que generó entre un grupo de usuarios que el Presidente Andrés Manuel López Obrador fuera cuestionado por periodistas sobre el operativo fallido en Culiacán, Sinaloa, llevado a cabo el pasado 17 de octubre.

En el informe oficial del Gobierno federal se sostuvo que las etiquetas #PrensaSicaria y #PrensaProstituida fueron alimentadas por actividad no orgánica. De acuerdo con el informe, en la conversación participaron 28 mil 161 usuarios, de lo cuales el 26 por ciento correspondió a bots.

Alejandro Mendoza Álvarez, directivo del área encarga de realizar el reporte, expuso que la actividad de los bots estuvo relacionada al usuario @tumbaburross, conocido por ser uno de los usuarios de mayor impacto entre los grupos de oposición que conformados desde esta plataforma.

En el mismo documento también se señalaron las cuentas oficiales del ex Secretario de Educación, Aurelio Nuño Mayer, del panista Carlos Romero de Hicks, y del hijo del ex Presidente Felipe Calderón Hinojosa, Luis Fernando Zavala Calderón, de quien se desconoce su cuenta oficial.

El informe omite señalar la metodología por la que identificó la vinculación de estas cuentas con actividad manipulatoria que habría sido llevada a cabo durante el fin de semana pasado.

INFORME SIN METODOLOGÍA: ANALISTAS

Diversos analistas de redes sociales han señalado que el informe presentado por el Gobierno federal, el primero de este tipo en la historia reciente del país, carece de datos y metodología.

La doctora Rossana Reguillo, coordinadora del laboratorio Signa_Lab del Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y miembro del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), dijo estar preocupada por la manera en que se afirmó que algunas cuentas, entre ellas la oficial de Aurelio Nuño Mayer, ex Secretario de Educación, funcionaran como un nodo central al interior de comunidades en donde identificaron estrategias automatizadas para manipular la conversación, sin que se explicara el método por el que llegaron a esta conclusión.

“No nos dicen cómo hicieron la extracción de datos de Twitter, no nos dicen cómo hicieron la medición. El tema no era medir los sentimientos negativos contra el Presidente o a favor del Presidente, sino justamente el compromiso era indagar cómo se estaba orquestando una campaña contra la prensa a través del uso de estos tres hashtags, etiquetas que fueron terribles: #PrensaSicaria, #PrensaCorrupta y #PrensaProstutida”, dijo en una entrevista con Milenio.

El lunes, el Gobierno federal presentó el análisis sobre la actividad registrada en contra de la prensa. Foto: Especial.

“Llama la atención los porcentajes a los que llegan sin decirnos cómo catalogan y qué están entendiendo por bot porque por ejemplo le atribuyen a la cuenta @Tumbaburross ser un bot y sin embargo, esta cuenta que yo la he visto moverse en algunas ocasiones, pues calificaría más como troll y no como un automatismo”, agregó Reguillo.

La especialista también se dijo sorprendida de que llegaran a la conclusión de que está como un importante nodo Aurelio Nuño, “cuando si tú aplicas otras herramientas como Social Blade a la cuenta de Nuño ves que no ha tuiteado nada desde el 2018”.

Análisis presentado por el Gobierno federal sobre las cuentas que atacaron a periodistas en Twitter. Foto: Especial.

Carlos Páez, director de la agencia Mesura, especializada en el análisis de redes, sostuvo en entrevista con Aristegui Noticias que el informe presentaba inconsistencias y datos que no coincidieron con las conclusiones:

“Hay algunos temas puntuales respecto al informe presentado por el funcionario de Seguridad Pública, y la primera tiene que ver en cómo determinaron cuáles cuentas son bots y cuáles no; cuál fue la metodología. Me parece que lo pasaron muy de largo”.

“Me quedo completamente escéptico de los datos presentados. El informe me parece superficial y poco explicado. Vi algunas gráficas por sexo, por lugar geográfico en donde se emitieron los tuits pero yo no me atrevería a decir que esto represente ninguna evidencia efectiva”, expresó el director de Mesura.

Los especialistas coincidieron en que el informe es confuso. Foto: Especial.

Otros analistas se pronunciaron en Twitter:

A pesar de las críticas que recibió el informe, hubo especialistas que confirmaron que la actividad del usuario @Tumbaburross ha contribuido a deteriorar y polarizar el debate político por el número de seguidores tan amplio que tiene:

Al respecto, el abogado Luis Fernando García, director de R3D, señaló en entrevista con SinEmbargo que en el informe presentado en la mañanera de este lunes se intentó “relegar los ataques que ha recibido la prensa a través de las redes sociales, mismos que no solo no han sido atendido por el Gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador, sino que él mismo fomenta la hostilidad contra la prensa al separar en dos grupos a los comunicadores, quienes están a su favor y quienes están en su contra”.

MANIPULACIÓN LATENTE

En los últimos meses, la polarización ha sido un problema recurrente en Twitter, donde dos comunidades han sostenido una confrontación permanente a través de hashtags con los que buscan obtener mayor impacto en la lista de tendencias nacionales, un objetivo con el que estos grupos consideran que acreditan sus argumentos.

De acuerdo con el directivo de Twitter esta actividad carece de análisis profundo sobre los temas que se  abordan y se centra solo en ver quién “grita más”.

La polarización y las estrategias de manipulación han sido parte del debate político que se genera en México a través de Twitter, prácticamente desde que esta plataforma inició sus operaciones en el país. Esta actividad ha afectado el debate en Twitter desde que inició el sexenio.

De acuerdo con el informe de transparencia de Twitter, con corte de julio a diciembre del 2018, se han detectado menor cantidad de intentos de manipulación que en los seis meses previos al informe, si bien estas prácticas aún se generaron por millones al interior de la plataforma.

Twitter define las prácticas de manipulación como:

“El uso de Twitter para manipular a terceros y afectar a su experiencia mediante actividades en masa, agresivas o engañosas. Esta actividad incluye, entre otras, spam, automatización maliciosa (uso malicioso de bots) y abuso de cuentas no auténticas (cuentas falsas)”.

En el último corte, la red social de microblogging entre julio y diciembre del 2018 fueron denunciadas 193 millones 586 mil 952 cuentas por intentar manipular a través de algún tipo de estrategia como es el spam, retuiterar masivamente una etiqueta para darle mayor peso en la plataforma.

En el mismo periodo, Twiter recibió 3 millones 118 mil 255 denuncias de spam, aunque la plataforma no proporciona información específica del caso de México.

Foto: Twitter

Foto: Twitter