Ha habido tanto interés en el medicamento remdesivir que los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos han ampliado su estudio, que casi logra su meta inicial de 440 pacientes. La empresa fabricante, Gilead Sciences, está rápidamente intensificando sus propios experimentos.

Por Marilynn Marchione

Estados Unidos (AP).– Numerosos pacientes del coronavirus en todo el mundo se han ofrecido como voluntarios para participar en el estudio experimental de un medicamento contra la enfermedad.

Ha habido tanto interés en el medicamento remdesivir que los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos han ampliado su estudio, que casi logra su meta inicial de 440 pacientes. La empresa fabricante, Gilead Sciences, está rápidamente intensificando sus propios experimentos.

“Yo inscribiría a mi familia en uno de esos experimentos, sin pensarlo” en caso de ser necesario, afirmó la doctora Libby Hohmann, del Hospital General de Massachusetts.

Un hombre usando una mascarilla pasa junto a un graffiti contra el presidente chileno Sebastián Piñera en medio de la pandemia del nuevo coronavirus en Santiago de Chile el lunes 6 de abril de 2020. Foto: Esteban Felix, AP

Un hombre usando una mascarilla pasa junto a un graffiti contra el presidente chileno Sebastián Piñera en medio de la pandemia del nuevo coronavirus en Santiago de Chile el lunes 6 de abril de 2020. Foto: Esteban Felix, AP

El hecho de que hasta ahora no hay un medicamento aprobado contra el COVID-19 “es un tanto aterrador”, agregó.

En la mayoría de la gente, el coronavirus provoca síntomas leves o moderados que desaparecen en dos a tres semanas. En algunas personas, sobre todos los adultos mayores y las que padecen trastornos de salud subyacentes, puede provocar enfermedades más graves, como la neumonía, e incluso la muerte. La mayoría de la gente se recupera.

Según datos de la Universidad Johns Hopkins, hasta el lunes había unas 1.29 millones de personas infectadas en todo el mundo y casi 71 mil muertos.

El remdesivir se administra por vía intravenosa. Su composición le permite interferir con una enzima que reproduce el material genético viral.

En experimentos hechos con animales con las enfermedades respiratorias SARS y MERS, el medicamento ayudó a evitar infecciones y redujo síntomas siempre y cuando se administraba en una etapa temprana de la enfermedad. Está más avanzado que otras terapias en el proceso experimental, con lo que podría eventualmente ser aprobado como terapia contra el coronavirus.

Gilead ya ha administrado remdesivir a más de mil 700 pacientes en casos de emergencia cuidadosamente seleccionados, pero su éxito dependerá de estudios ulteriores sobre su efectividad y seguridad, escribió Dan O’Day, director ejecutivo de la empresa farmacéutica, en una carta pública reciente.

Una enfermera con equipos médicos para el coronavirus en un hospital en Seattle el 2 de abril del 2020. Foto: Ted S. Warren, File, AP

Una enfermera con equipos médicos para el coronavirus en un hospital en Seattle el 2 de abril del 2020. Foto: Ted S. Warren, File, AP

“Mucha gente le ha escrito a Gilead para pedir remdesivir para sus familiares o amistades. Puedo imaginarme lo difícil es que es estar en esa situación”, escribió.

“Estamos actuando con una estrategia ética y responsable”, agregó.

En otra carta el sábado, O’Day escribió que la compañía cuenta con 1.5 millones de dosis, lo que implica más de 140 mil tratamientos dependiendo de la duración de cada tratamiento. Por ahora la compañía está ofreciendo el medicamento gratis y se ha fijado el objetivo de producir suficiente para 500 mil tratamientos para octubre y más de un millón para fines de año.

Gilead entregó remdesivir para dos estudios en China cuyos resultados deben estar listos antes de fines de mes. Además inició dos estudios en pacientes hospitalizados en Estados Unidos, Asia, Europa y otras regiones.

“Hay tanta ansiedad que los pacientes están sumamente interesados” y ninguno de los que ha recibido la posibilidad lo ha rechazado, expresó el doctor Arun Sanyal, líder del estudio en la Virginia Commonwealth University en Richmond.