Los inversores se enfocan más en los recientes avances de la economía y en todos los estímulos que los bancos centrales y los gobiernos están proporcionando en lugar de las adversidades que persisten.

“El daño económico no será tan terrible ni severo como se pronosticó inicialmente”, dijo Peter Essele, director de manejo de cuentas para Commonwealth Financial Network.

Por Stan Choe y Damian J. Troise

NUEVA YORK, 6 de julio (AP).- Los precios de las acciones subieron el lunes en los mercados de todo el mundo al apostar los inversionistas a que la economía podrá continuar su drástica recuperación a pesar de los obstáculos.

El S&P 500 sumó 1.6 por ciento, luego de ganancias similares en Europa y Asia, y se acercó a 6.1 por ciento de su máximo histórico alcanzado en febrero. Lo más destacado fue el mercado bursátil chino, que avanzó 5.7 por ciento, su mayor aumento desde 2015. Los rendimientos de los bonos del Tesoro también se incrementaron en una señal de creciente optimismo luego de varios reportes que mostraron mejorías en las economías de Estados Unidos y Europa.

Las acciones de las compañías más grandes encabezaron nuevamente las ganancias. Apple, Amazon y otros titanes tecnológicos ayudaron al compuesto Nasdaq a sumar 226.02 puntos, el 2.2 por ciento, y cerrar con un máximo histórico de 10 mil 433.65.

El índice Dow Jones ganó 459.67 enteros, el 1.8 por ciento, y finalizó en 26 mil 287.03. El S&P 500 subió 49.71 unidades, ubicándose en 3 mil 179.72, su tercer avance de al menos 1.5 por ciento en los últimos cinco días.

Por su parte, el índice Russell 2000 subió un modesto 0.8 por ciento.

Se trata de las señales de optimismo más recientes en los mercados, donde los inversionistas se están enfocando más en los recientes avances de la economía y en todos los estímulos que los bancos centrales y los gobiernos están proporcionando en lugar de las adversidades que persisten. Los inversores siguen evadiendo el creciente número de casos confirmados de coronavirus, al menos por ahora.

“El daño económico no será tan terrible ni severo como se pronosticó inicialmente”, dijo Peter Essele, director de manejo de cuentas para Commonwealth Financial Network. “Eso ayuda a explicar la recuperación”.

Lo que se teme es que, si la pandemia sigue empeorando, con focos de infección en varias partes del sur y el oeste de Estados Unidos, ello podría desalentar a compradores y empresas de realizar gastos. El peor de los escenarios para los mercados es que los gobiernos reanuden los cierres implementados hace unos meses y asfixien la naciente recuperación económica. De cualquier forma, muchos economistas anticipan que a la economía global le tomará años retomar la producción que tenía antes de la pandemia.

El rendimiento del bono del Tesoro a 10 años subió a 0.68 por ciento de 0.67.

Por otro lado, el crudo estadounidense de referencia para entrega en agosto perdió 2 centavos y cerró en 40.63 dólares por barril. La mezcla Brent para entrega en septiembre subió 30 centavos hasta los 43.10 dólares por barril.