Ciencia y Tecnología
Imagen del logo de la aplicación WhatsApp.

Médicos de todo el mundo exigen a YouTube, Google, Facebook y Twitter frenar desinformación

07/05/2020 - 12:30 pm

La lucha del Gobierno de México en contra de las mentiras que se difunden en las redes no parece esta sola. Especialistas de distintas áreas, incluyendo médicos españoles o el virólogo asesor del Gobierno alemán, demandan a las compañías que digan a sus usuarios sobre contenidos desmentidos.

Ciudad de México/Madrid/Berlín, 7 de mayo (SinEmbargo/ElDiario.es).– Más de 100 profesionales médicos y de enfermería que están luchando contra el coronavirus han hecho pública hoy una carta en la que denuncian los peligros de las mentiras y reclaman una mayor responsabilidad a “los gigantes tecnológicos” para evitar su difusión: “Nos enfrentamos no sólo a la pandemia de COVID-19, sino a una infodemia global, con desinformación viral en redes sociales que pone en peligro vidas por todo el mundo”.

La carta ha sido enviada a los directivos de YouTube, Twitter, Google y Facebook. No obstante, en el texto sólo se menciona a esta última red social, en donde, recalcan, es habitual ver comentarios y publicaciones sobre que el dióxido de cloro cura el autismo, que la vacuna de la polio causa cáncer o que el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) fue “inventado por las grandes farmacéuticas”. “El tsunami de contenido desinformativo y falso sobre el coronavirus no es un brote aislado de desinformación, es parte de una plaga mundial”, alertan.

“Estas mentiras importan porque promueven curas engañosas y alejan a la gente de las vacunas y de tratamientos efectivos. Y viajan lejos: una publicación en Facebook que aseguraba que el jengibre era 10.000 veces más efectivo que la quimioterapia para combatir el cáncer tuvo casi 30 mil interacciones, entre ‘me gusta’, comentarios y reenvíos”, denuncian.

Los firmantes provienen de diferentes zonas del mundo y entre ellos se encuentra Christian Drosten, el virólogo que está aconsejando al Gobierno de Angela Merkel. También hay representantes españoles, que incluyen desde médicos que trabajan en hospitales de las zonas más afectadas por la pandemia en España e investigadores del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal). La carta está abierta a la firma de más profesionales.

Fotografía de archivo del 26 de abril de 2017 del ícono de la app de Twitter en un teléfono móvil en Filadelfia.
Fotografía de archivo del 26 de abril de 2017 del ícono de la app de Twitter en un teléfono móvil en Filadelfia. Foto: Matt Rourke, Archivo, AP

NOTIFICAR LAS CORRECCIONES A LOS USUARIOS

“El diagnóstico es grave. Entonces, ¿qué se puede hacer? Las plataformas de redes sociales deben comenzar dando dos pasos obvios y urgentes”, recomiendan los profesionales sanitarios. Una es “desintoxicar los algoritmos que deciden lo que la gente ve”: piden a los gigantes tecnológicos que modifiquen los sistemas que hacen que la desinformación se viralice con tanta facilidad, debido a la bomba de atención y emociones que genera en los usuarios. Su otra solicitud es universalizar sistemas de notificación que avisen a los usuarios cuando un contenido con el que hayan interactuado sea desmentido o catalogado como mentira.

En este punto, los firmantes se apoyan en una serie de estudios que han sido publicados recientemente que afirman que los desmentidos emitidos por los periodistas independientes expertos en verificación reducen notablemente la confianza de los usuarios en esos contenidos. Un informe independiente de las universidades George Washington y la Estatal de Ohio (EU) encontró que en algunos tipos de mentiras la efectividad de la verificación llega al 61 por ciento.

El estudio de las universidades norteamericanas fue encargado por la ONG Avaaz, centrada en el problema de la desinformación. Apoyándose en los datos de este estudio, Facebook decidió enviar alertas a los usuarios que interactúen con publicaciones en su plataforma que son desmentidas posteriormente por autoridades sanitarias.

“Aunque plataformas como Facebook ya han empezado a etiquetar contenido probadamente falso, el impacto del sistema todavía es limitado porque millones de personas probablemente ven las publicaciones antes de que se demuestren falsas. Es por eso que le pedimos urgentemente a Facebook que alerte a TODOS los usuarios que hayan caído víctimas de tal contenido, lo que implica que vayan un paso más allá del etiquetado y envíen correcciones retroactivas a sus usuarios”, exige la carta de los profesionales sanitarios.

En un comentario transmitido a ElDiario.es, una portavoz de Facebook ha recordado que la compañía “persigue agresivamente la información errónea sobre la COVID-19”: “Tenemos equipos en toda la compañía dedicados a este esfuerzo”. “Hemos aplicado etiquetas de advertencia a millones de piezas de información errónea y eliminamos contenido que podría provocar daños inminentes. También hemos dirigido a más de 2 mil millones de personas a recursos de las autoridades de salud”.

Imagen con el nombre de la red social Facebook.
Facebook decidió enviar alertas a los usuarios que interactúen con publicaciones en su plataforma que son desmentidas posteriormente por autoridades sanitarias. Foto: Gian Ehrenzeller/Archivo/EFE

LA BATALLA DE MÉXICO CONTRA LA DESINFORMACIÓN

Desde hace varias semanas el Gobierno de México ha emprendido también su propia batalla contra la difusión de información falsa a través de redes sociales, ya sea con fines delictivos o de alarma hacia la población. Diferentes dependencias federales y locales han desmentido o alertado a la gente sobre la circulación de contenido engañoso. Tarjetas informativas sobre el cierre temporal de negocios, registros en línea para “bonos de emergencia” por parte de autoridades, entregas de apoyos sociales por la crisis de la COVID-19, suscripciones para servicios de streaming gratuitas y más han resultado ser un fraude. También algunas fotos de cadáveres apilados, información sobre toques de queda y supuestas muertes de personal de salud han sido desmentidas.

Por ello, el Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, llevó este miércoles a Jenaro Villamil, director general del Sistema de Radiodifusión del Estado Mexicano, como invitado a su conferencia de prensa matutina, con el objetivo de que explicara en qué consiste el fenómeno de la infodemia.

“Sobre la de infodemia, esta nueva epidemia que tiene que ver con las noticias falsas que proliferan, ese virus que se transmite y que produce desinformación, alarma y, desde luego que afecta la convivencia social. No es el propósito censurar, es informar a los ciudadanos cómo funciona este mecanismo del todo nuevo porque en siglos no veíamos algo así, esto tiene que ver con el avance de la tecnología y de los medios alternativos que han venido desplazando a los medios convencionales de información”, comentó el mandatario.

En su oportunidad, Villamil Rodríguez destacó que uno de los rostros de la pandemia es la parte mediática y su impacto social, sin embargo, recordó que es un tema que generalmente no se aborda, pues llega a considerarse como algo normal en la nueva era de las redes sociales.

“La infodemia, aquí vamos a la definición, es un término que utiliza la propia Organización Mundial de la Salud para referirse a la sobreabundancia de información falsa, maliciosa o medias verdades sobre la pandemia y su rápida propagación a través de las personas y de los usuarios -de todos nosotros- de redes sociales a través de Twitter, a través de Facebook, de las empresas de Facebook como son especialmente WhatsApp, Instagram, de YouTube”, precisó.

Desde Palacio Nacional, el funcionario afirmó que las plataformas digitales son los ganadores con la crisis por el brote del coronavirus, ya que “el nivel de ingresos y de ganancias que han tenido en este primer trimestre del año empresas como Facebook, empresas como Google, empresas como Amazon, como Microsoft y en menor medida, aunque muy importante también, Twitter, son el resultado de esto, justamente”.

Mientras que López Obrador aseguró que “la vacuna principal que tenemos los mexicanos es nuestro alto grado de concientización, lo que repito y repito, el pueblo de México es de los pueblos con menos analfabetismo político, esto se debe al renacimiento que se dio en los últimos años, a lo que también hemos dado en llamar revolución de las conciencias”.

“Entonces, eso es lo que nos protege, es nuestro escudo, esa es nuestra vacuna, la gente está muy avispada, muy despierta; pero es importante acercar información, entre más se informe, mejor, para que se sigan teniendo elementos y se le cierre el paso a la manipulación”, dijo.

Un día antes, Twitter México respondió a las declaraciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador sobre la compra de publicidad por cuentas automatizadas, mejor conocidas como “bots”.

Durante su conferencia, indicó que pedirá a Facebook y Twitter transparentar información sobre quienes les compran publicidad, pues aseguró que los “bots” pagan espacios para ser más visibles.

Ante dicha situación, la red social aclaró que no recibe ningún tipo de ingreso por automatización maliciosa y que, de hecho, “los llamados ‘bots’, que se utilizan con fines de mala fe están prohibidos en Twitter”.

“Como cada trimestre la red social reportó sus ingresos, como resultado de los servicios que ofrece, sobre todo concentrados en la venta de publicidad. El reporte desglosa las cifras relevantes para entender cómo se generan los recursos del servicio”, escribió.

Twitter precisó que las herramientas tecnológicas que utiliza elimina estas cuentas a escala y proactivamente incluso antes de que estos sean visibles dentro de la herramienta de búsqueda o “en tu Timeline”.

Aseguró que es una empresa que cree en la transparencia y detalló que cada seis meses rastrean este tipo de cuentas y publican los resultados de dicha investigación en su portal de transparencia.

También dijo que a raíz de la crisis sanitaria mundial por el coronavirus ha optado por una política de cero tolerancia para la práctica de automatización maliciosa y las noticias falsas.

“Desde marzo 18 de 2020, se han desafiado de forma proactiva más de 3.4 millones de cuentas por incumplir esta regla en el servicio, incluso antes que sean visibles en la plataforma”, subrayó.

-Con información de Carlos del Castillo, de ElDiario.es