Autoridades capitalinas informaron que bares y salones de fiesta podrán cambiar de giro temporalmente para operar como restaurante o fondas mientras la Ciudad de México avanza al semáforo verde.

Ciudad de México, 7 de agosto (SinEmbargo).– La Ciudad de México se mantendrá en el color naranja del semáforo de riesgos por COVID-19, con lo que cumplirá siete semanas en ese estado de alerta.

La Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, anunció que el 10 de agosto las albercas reanudarán operaciones, un días después reabrirán museos al 30 por ciento de aforo y el 12 de agosto lo harán los cines, también con ocupación del 30 por ciento.

Afirmó que la capital ha registrado una disminución lenta en el número de hospitalizaciones de personas con COVID-19, muestra de ellos es que ayer se desocuparon 25 camas en toda la ciudad en los 57 hospitales públicos de la capital y en los privados.

“Seguimos en semáforo naranja en la ciudad, creemos que esta disminución, aunque lenta, tanto en el número hospitalizaciones y la positividad, tiene que ver con las medidas preventivas y que una parte importante de la población esta usando el cubrebocas, sana la distancia y lavado de manos”, expuso en conferencia de prensa.

“Del 3 al 7 de agosto hay una reducción en el número de casos y en la tasa de posibilidad de las pruebas relanzadas en colonias, pueblos y barrios de atención prioritaria”, agregó.

GIRO DE BARES

El Gobierno presentó el programa Reabre, que permitirá a bares y salones de fiesta cambiar de giro y operar como restaurantes, cumpliendo los horarios y medidas sanitarias. Para hacerlo deberán registrar vía internet en el sitio web de coronavirus de la capital, donde se les dará de inmediato el permiso.

“No quiere decir que se abren las actividades de salones de fiesta y bares, pero estos negocios pueden cambiar de giro a restaurantes o fondas”, precisó Claudia Sheinbaum.

La medida operará de forma temporal, hasta que la ciudad esté en semáforo verde.

Además, recordó que el horario de apertura de todos los negocios en la capital será a partir de las 10:00 horas y el cierre permanece a las 17:00 horas.

Luego de que México rebasó el jueves los 50 mil decesos por COVID-19, Sheinbaum consideró que cualquier defunción que ocurra en el país es lamentable al tiempo que evitó hablar de un escenario pesimista u optimista de la pandemia en el corto plazo.

Según el reporte más reciente de la Secretaría de Salud de México, en este país se acumulan 462 mil 690 casos del nuevo coronavirus Sars-CoV-2 y 50 mil 517 fallecidos.

En el caso de la capital, donde han fallecido 9 mil 246 personas, dijo que cada fallecimiento “es lamentable y una perdida para la ciudad”.

Pero a pesar de las cifras, la jefa de Gobierno aseguró que tanto las muertes como las hospitalizaciones por coronavirus han disminuido en la metrópoli desde mediados mayo.

Hasta el jueves por la noche, la Ciudad de México registraba un acumulado de 9 mil 246 defunciones por COVID-19, 77 mil 790 casos confirmados, 15 mil 941 sospechosos y 3 mil 837 casos activos.

Por otra parte, Sheinbaum dijo que la prohibición de la venta de comida chatarra (alta en azucares y grasas) a menores de edad en la capital mexicana, decisión que se tomó hace dos días en el estado de Oaxaca, “es una medida que se va revisar”, pero lo seguro es que debe haber un cambio en la alimentación y nutrición de los capitalinos, concluyó.

–Con información de EFE.