Claudia Sheinbaum dijo que su Gobierno analizará prohibir la venta de alimentos chatarra a menores de 18 años de edad, una medida que el Gobierno de Tabasco impulsará y que ya fue aprobada en Oaxaca.

Ciudad de México, 7 de agosto (SiEmbargo).– El Gobierno de la Ciudad de México analizará proponer al Congreso local la prohibición de venta de alimentos ultraprocesados a niñas y niños, como avalaron esta semana legisladores de Oaxaca.

“Es una medida que vamos a revisar”, dijo esta mañana la Jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum Pardo, al ser cuestionada si su Gobiernos replicar la medida aprobada en Oaxaca. “Lo evaluaremos con diputados y diputadas”, agregó.

La mandataria reconoció que la comida chatarra, las grasas saturadas y el cambio de dieta en los últimos años ha derivado en afectaciones a la salud de la población.  “No es buena noticia que México sea el número uno en consumo de refrescos, lo que genera comorbilidades”, dijo.

“Nuestra población tiene que ir a una vida mucho más saludable y eso está asociado a una alimentación mucho mas nutritiva la disminución en el consumo de refrescos, grasas saturadas, y la activación física”, agregó.

Sheinbaum Pardo dijo que por el momento las autoridades capitalinas trabajan con el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) e institutos de salud en un programa de atención a personas con diabetes y un programa de prevención que se vincula con el que se aplica a nivel nacional, llamado Vida Saludable.

Oaxaca prohibió la venta de bebidas azucaradas y de alimentos de alto contenido calórico a menores de edad el 5 de agosto, un día después el Gobernador de Tabasco, Adán Augusto López Hernández, anunció que la próxima semana enviará al Congreso estatal una iniciativa de reforma a la Ley General de Salud para frenar la venta, distribución y promoción de comida chatarra a niñas, niños y adolescentes.

“Debemos de regresar en la medida de lo posible a la alimentación tradicional y hay que iniciar con los niños para que vayan educándose”, expuso el mandatario en un comunicado.

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) ha advertido que la obesidad infantil en México es una emergencia de salud pública porque es el país con el mayor número de consumidores en América Latina de productos ultra procesados, incluidas las bebidas azucaradas.

De acuerdo con el organismo, las tasas más altas de este consumo se encuentran entre los niños en edad preescolar que comen alrededor del 40 por ciento de sus calorías de esta manera y afirmó que un tercio de los niños y adolescentes mexicanos tienen sobrepeso u obesidad.

La Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) reveló que la obesidad y el sobrepeso aumentaron de 71.3 por ciento en 2012 a 75.2 por ciento, en 2018.

INICIATIVA CONTRA CHATARRA EN OAXACA

La medida aprobada en Oaxaca se ha topado una fuerte oposición entre el sector empresarial que se opone a la nueva regulación.

Con 31 votos a favor, el Congreso de ese estado aprobó una adición al artículo 20 Bis de la Ley de los Derechos de las niñas, niños y adolescentes de Oaxaca que llevaba un año en análisis.

La modificación prohíbe la venta de productos conocidos como chatarra, entre ellos chocolates, pan, confitería y refrescos, a menores de 18 años, quienes sólo podrán tener acceso a esos productos si van acompañados por un adulto que autorice la compra. También queda prohibida la instalación de máquinas expendedoras de golosinas y refrescos, y la venta de los productos en escuelas públicas y privadas de educación básica y media superior.

Se trata del primer estado en México en tomar una medida así para regular la venta de esos productos.