Los partidos políticos nacionales presentan anomalías al reportar las cuotas obrero-patronales, informó el Instituto Mexicano del Seguro Social, por lo que serán fiscalizados. PRI, PAN, PRD, Morena, PT, Movimiento Ciudadano y Verde Ecologista son los siete institutos nacionales registrados ante el INE.

Ciudad de México, 8 de mayo (SinEmbargo).– El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) fiscalizará las cuotas obrero-patronales de los partidos políticos nacionales luego de identificar una serie de irregularidades.

La investigación en contra de los partidos políticos fue en atención a algunos avisos y requerimientos de información del Instituto Nacional Electoral (INE), informó el director general del IMSS, Germán Martínez Cázares.

Detalló que luego de los resultados de un análisis de los ejercicios 2016 y 2017, se identificaron los siguientes comportamientos:

–Tres partidos políticos no registraron trabajadores, otros 3 presentaron una plantilla reducida, por lo que los 6 se consideraron omisos.
–Ningún partido político manifestó subcontratación de personal de manera directa.
–Otros partidos políticos prácticamente no registraron cotizantes y solo reportaron salarios mínimos.
–Algunos partidos políticos presentaron plantillas de trabajadores que tributan bajo los esquemas de Asimilados y de Honorarios.

A partir de estos indicadores, el IMSS informó que iniciará revisiones utilizando la opción de “Carta Invitación”, con el propósito de buscar el cumplimiento espontáneo de obligaciones y la restitución de los derechos de los trabajadores.

Martínez Cázares señaló que estas acciones que el Seguro Social lleva a cabo responden a su compromiso ineludible con la transparencia, la igualdad y la salvaguarda de los derechos de los trabajadores.

“El Instituto Mexicano del Seguro Social es una herramienta del Estado mexicano para redistribuir la riqueza, reconciliar a patrones y trabajadores e igualar a todas y todos los mexicanos”, destacó.

Martínez Cázarez recordó que el IMSS ha emprendido una serie de tareas para combatir la simulación en las cuotas obrero-patronales, pues, dijo, que permitir este tipo de acciones es una injusticia contra los trabajadores.

Recordó que el Instituto tiene la obligación de verificar el comportamiento de sectores completos de la economía y que con acciones concretas se está transformando al IMSS pues su centro y razón de ser son las personas y su bienestar.

Apenas en abril pasado, Germán Martínez dijo a SinEmbargo que el IMSS tiene actualmente 7 mil actos de revisión a empresas que no han cumplido de manera reglamentaria con el pago de sus cuotas obrero-patronales y han omitido la inscripción salarial de las y los trabajadores.

Dijo que a las empresas en México se les ha permitido registrar a sus empleados ante el IMSS con un salario mucho menor al que reciben, ya que se traduce en menores aportaciones tanto para su seguro como para su crédito en el Instituto del Fondo Nacional de Vivienda (Infonavit) y para su pensión.

“Estimo que en México se han hecho fortunas de manera indebida, injusta e inhumana con el esfuerzo de muchos trabajadores; se subestimaron las cuotas obrero-patronales injustamente. Y luego no se dio para la vejez una pensión digna o un crédito Infonavit que correspondía, porque ese también se da a partir de las cuotas que se declaran al IMSS […] Es una cadena de privilegios, de huachicoleo de cuotas obrero-patronales y eso se debe acabar. Es el fruto del trabajo del trabajador, que no debe estarlo tomando alguien a quien no le corresponda”, comentó en entrevista con SinEmbargo.

En el Presupuesto de Egresos de la Federación para 2019, los partidos políticos salieron bien librados de la austeridad republicana promovida por el Gobierno de México, presidido por Andrés Manuel López Obrador.

El partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) recibió mil 567 millones de pesos; Acción Nacional (PAN), 861 millones, y el Revolucionario Institucional, 811 millones. El resto de los partidos tendrán para gastar más de 350 millones de pesos cada uno, de acuerdo con lo que marca el Presupuesto de Egresos de la Federación.

En total, esas siete instituciones políticas tienen una bolsa de 4 mil 968 millones de pesos para este 2019 y para México, en medio de una política de austeridad republicana, esa cantidad de dinero es la misma que la Ciudad de México destinó a la reconstrucción por los sismos y se podrían comprar 100 mil camas de hospital (en junio el Instituto Mexicano del Seguro Social compró 20 mil por mil millones de pesos).