El índice de desempeño de procuradurías y fiscalías del país, que realiza la organización Impunidad Cero, reveló que en México de cada 100 delitos que se cometen, solo 6.4 se denuncian; de cada 100 delitos que se denuncian, sólo 14 se resuelven.

Las fiscalías de Guerrero, Michoacán, Puebla, Estado de México y Tabasco son las cinco peores del país, de acuerdo con una revisión en el número de casos que resolvieron.

Ciudad de México, 8 de noviembre (SinEmbargo).– Las fiscalías de Guerrero, Michoacán, Puebla, Estado de México y Tabasco son las cinco perores del país, de acuerdo con una revisión que realizó Impunidad Cero sobre el número de casos que resolvieron.

El índice de desempeño de procuradurías y fiscalías del país reveló también que en México de cada 100 delitos que se cometen, solo 6.4 se denuncian; de cada 100 delitos que se denuncian, sólo 14 se resuelven.

En cuanto a la capacidad de las fiscalías para investigar, los estados de Sonora (2.3), Nuevo León (3.6), Estado de México (3.6), Tamaulipas y Puebla (4.3) son las que aparecen en los últimos lugares de la tabla de evaluación.

En cuanto al presupuesto per capita en procuración de justicia, Puebla, Jalisco, Guerrero y el Estado de México destinan pocos recursos a sus dependencias.

Las fiscalías de Campeche, San Luis Potosí, Nayarit, Chiapas y Chihuahua son los que menos investigaciones ingresan.

Respecto al tiempo de espera para denunciar un delito, los mexicanos que deciden presentar una denuncia tardan de 85 a 212 minutos para levantar una denuncia. Los habitantes de los estados de Guerrero (212.06 minutos); Michoacán (206.59 minutos), Puebla (200.84 minutos), Ciudad de México (196.33 minutos) y Tabasco (180.82 minutos) son las que más minutos tardan en ser atendidos.

Otro de los indicadores considerados en la evaluación de la labor de las procuradurías es el porcentaje de órdenes de aprehensión obtenidas por las fiscalías y que son ejecutadas y cumplidas.

En este indicador, Guerrero sólo ha cumplimentado 12.2 por ciento de órdenes de aprehensión; Tabasco, 33.1 por ciento; Chiapas, 33.3 por ciento; Yucatán, 36.5 por ciento y Jalisco 39.5 por ciento.

Al sumar los diferentes indicadores, de acuerdo con el ranking de Impunidad Cero, las fiscalías de Guerrero (29.63 por ciento); Michoacán (36.17 por ciento); Puebla (38.24 por ciento); Estado de México (39.26 por ciento), y Tabasco (43.13), son las que menos efectividad tienen en su desempeño.

Los estados que están en la parte baja del índice coinciden en brindar pocos recursos a la procuración de justicia y en no haber desarrollado un modelo de gestión para ser más accesibles y no atender a los usuarios del sistema en tiempos razonables; en no ser más efectivos y eficientes en el desahogo de las investigaciones y en no haber desarrollado el potencial de la justicia alternativa.

Impunidad Cero, en colaboración con Jurimetría, presentaron el ranking de desempeño de las fiscalías y procuradurías estatales. Se estudiaron distintas variables de gasto en procuración de justicia, porcentaje de denuncia, resolución de los casos y capacidad investigativa para poder ordenar a las entidades del país según la calidad de su sistema de impartición de justicia.

En agosto pasado, el índice Global de Impunidad 2017, que analiza y compara la información relacionada con los indicadores en materia de seguridad, justicia y derechos humanos, posicionó a México en el cuarto lugar a nivel mundial con un índice de impunidad de 69.21 puntos y es el primer lugar en el continente americano.

En el caso de México, la peor variable es la estructura del sistema de justicia y de derechos humanos, donde no hay suficientes capacidades. Sobre el funcionamiento del sistema de seguridad, hay 359 policías por cada cien mil habitantes, por arriba del promedio.