La cuarta entrega de la serie de Netflix será filmada en Nuevo México, además la ficción también contará con escenas grabadas en la prisión lituana en la que fue rodada Chernobyl.

Madrid, 10 de marzo (ElDiario.es).- Poco a poco van llegando píldoras de información sobre la cuarta temporada de Stranger Things. La última, de la mano de Patty Whitcher y Momita Sengupta, vicepresidentes de producción de Netflix. “Es más grande, valiente y compleja que nunca”, comunicaron.

Además, como recoge Deadline, anunciaron que esta tanda implicará su primera salida de Atlanta. Se filmará en Nuevo México, donde hace dos años la plataforma compró los Alburquerque Studios, por lo que la noticia no ha sido del todo una sorpresa. “Las nuevas instalaciones se adaptan mejor a la historia”, han justificado.

¿Qué pasará ahora que se sabe que Hopper no está muerto? Foto: Especial

La producción ya ha comenzado. Hace apenas unos días Netflix compartía un video con el reencuentro del reparto en la lectura de guión. La plataforma compartió también hace un mes un primer vistazo de lo que se verá en los nuevos capítulos. El teaser confirmó que Jim Hoppper, el sheriff de Hawkins, sigue vivo. De acuerdo a la sinopsis adelantada por la plataforma de streaming, Hopper está arrestado lejos de casa en la desolada Península de Kamchatka, donde se enfrentará a distintos peligros de este mundo… y de otros. Mientras tanto, de vuelta a los Estados Unidos, un nuevo peligro emerge, algo enterrado desde hace mucho tiempo, algo que conectará todo.

Más allá de Nuevo México, la ficción contará con escenas grabadas en la prisión lituana en la que se rodó Chernobyl. Muchas teorías apuntaron a que este escenario serviría a la serie ahondar en el personaje de Hopper, pero los directivos no lo han confirmado. “Si te lo dijera entraría en el Sistema de Protección de Testigos”, respondieron.

ESTE CONTENIDO ES PUBLICADO POR SINEMBARGO CON AUTORIZACIÓN EXPRESA DE ELDIARIO.ES. VER ORIGINAL AQUÍ. PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN.