Los defraudadores se basan suplantar la información de las empresas reales y después ofrecerles créditos inmediatos y con pocos requisitos con la condición de entregarles anticipos, normalmente, por el 10 por ciento del crédito solicitado.

Los defraudadores solicitan a sus víctimas que les entreguen información por vía de WhatsApp o Facebook.

Ciudad de México, 10 de julio (SinEmbargo).- La empresa de créditos Liquidex alertó sobre la suplantación de su firma para defraudar personas solicitándoles hasta 100 mil pesos para otorgarles un préstamo. La operación del grupo delictivo se detectó en el estado de Michoacán y el contacto principal lo realizan a través de WhatsApp y Facebook .

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) alertó sobre el uso fraudulento del nombre de la empresa “Liquidex, S.A. de C.V., SOFOM, E.N.R.”. La empresa a la que suplanta se reporta como una Sociedad Financiera de Objeto Múltiple (Sofom), que sirve para el otorgamiento de créditos, en este caso, no regulada (ENR).

Liquidex “está debidamente inscrita en el Sistema de Registro de Prestadores de Servicios Financieros (SIPRES)”, aseguró la Condusef. Fue la misma empresa la que denunció el uso fraudulento y suplantación de su nombre comercial para delinquir en contra de personas que buscan obtener un crédito “rápido” y “barato”.

Las personas defraudadas, hasta ahora, han entregado desde mil y hasta cien mil pesos a la supuesta Sofom y al conocer que habían sido víctimas del delito perdieron las cantidades y han debido recurrir ante el Ministerio Público a presentar la denuncia correspondiente.

La forma de operar de este tipo de empresas falsas se basa en utilizar información de las empresas reales (como razón social, direcciones, teléfonos y sus logotipos). Después, ofertan créditos inmediatos y con pocos requisitos con la condición de entregarles anticipos de dinero con la finalidad de apartar el crédito, gestionarlo, o como fianza en garantía. Normalmente el monto asciende al 10 por ciento del crédito solicitado.

Los defraudadores solicitan a sus víctimas que les entreguen información personal, pero lo hacen por vía de WhatsApp o por Facebook a través de Messenger. Con esto, los datos de las víctimas quedan en riesgo.

“Cuando las víctimas realizan los depósitos a la cuenta bancaria o, en algunos casos, por medio de alguna tienda de conveniencia para obtener el supuesto crédito, buscan contactar a la entidad falsa y al no tener respuesta, recurren a la Condusef para verificar su existencia y es cuando descubren que han sido víctimas de un supuesto fraude”, explicó la dependencia.

En la actualidad, el organismo nacional detectó una mayor incidencia en la suplantación de identidad de entidades financieras con el fin de defraudar a las personas que buscan contratar un crédito. “Sobre todo en estos momentos de dificultades ante los efectos provocados por la contingencia”, destacó la Condusef.

“Si te piden dinero antes de darte un crédito, cuidado, seguramente es un fraude”, alertó al Condusef.

Por los fraudes cometidos, la Comisión recomendó: evitar contratar préstamos o créditos que pidan anticipos; no entregar documentos personales o datos de tarjetas de crédito o débito; tampoco dar información ni realizar operaciones a través de Facebook, WhatsApp, o cualquier otra red social si no se investigó previamente a la empresa y, finalmente, no firmar ningún documento antes de leerlo completa y detalladamente.

Aunado a estas recomendaciones se pidió a los usuarios asegurarse que la entidad financiera que se contactó esté registrada ante el SIPRES, que administra la Condusef. Se puede llamar por teléfonoa la dependencia o contactarla a través de su página de internet: https://webapps.condusef.gob.mx/SIPRES/jsp/pub/index.jsp

Si la empresa contiene las siglas S.A. de C.V. la persona debe asegúrate que esa empresa o entidad realmente exista, a través de la Profeco o la Condusef.