Aunque México ratificó en 1999 la Convención contra la corrupción de la OCDE,  hasta la fecha las autoridades no la han cumplido. En casi 20 años las autoridades mexicanas no han investigado ni sancionado ningún acto de corrupción que involucre a empresas internacionales en el país.

Transparencia Internacional opina que el principal reto para el próximo Presidente será aplicar esta Convención, que permite evaluar la actuación de empresas internacionales con negocios en México [como Odebrecht] y empresas nacionales de alcance en el extranjero.

Ciudad de México, 11 de septiembre (SinEmbargo).– México está entre los países del mundo que menos investiga y sanciona la corrupción de empresas multinacionales que operan en su territorio, afirman las organizaciones Transparencia MexicanaTransparencia Internacional.

En este contexto, las asociaciones destacan que el principal reto para el próximo Gobierno federal, encabezado por Andrés Manuel López Obrador, será establecer una Fiscalía con la independencia suficiente “para investigar a funcionarios o empresas sin importar su nacionalidad o nivel de influencia política”.

El más reciente informe de la asociación y Transparencia Internacional revela que México es uno de los países pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) que menos cumple con la Convención contra la corrupción de dicho organismo.

“Lo que distingue a un país bien evaluado en el cumplimiento de la Convención OCDE es el trabajo que realiza su Fiscalía y, por supuesto, que al final de la investigación, una sanción en firme sea aplicada por un juez. A casi 20 años de la ratificación en el Senado de esta Convención, esto nunca ha ocurrido (en México)”, aseguró Transparencia Mexicana en un comunicado.

Aplicar la Convención impide que las empresas mexicanas o extranjeras cometan actos de corrupción en operaciones internacionales.

De hecho, su correcta aplicación ha permitido que  en países como Estados Unidos se investiguen casos globales de corrupción como el de Odebrecht, aseguró Transparencia Mexicana en un comunicado.

De 44 países analizados, 22 sí aprovechan la Convención de la OCDE, pero México no lo hace, aunque la ratificó desde 1999. Hasta ahora las autoridades nacionales no han sancionado ningún caso de corrupción ayudándose del instrumento internacional.

Al igual que México, países como China, Colombia, India, Rusia  España y Turquía tampoco aplican la Convención de la OCDE.