Según el texto, las demoras son “devastadoras” y la ventana para que Estados Unidos ayude a mitigar lo peor del impacto de la crisis sanitaria en todo el mundo se está cerrando.

Por Cara Anna

JOHANNESBURGO (AP).— Más de dos docenas de ONGs internacionales comunicaron al Gobierno de Estados Unidos que están “cada vez más alarmadas” porque “poca o ninguna ayuda humanitaria estadounidense ha llegado a quienes están en primera línea” en la lucha contra la pandemia del coronavirus, mientras los contagios se aceleran en algunas de las regiones más frágiles del mundo.

La carta obtenida por The Associated Press y firmada por grupos como Save the Children, Mercy Corps y World Vision, entre otros, dice que “a pensar de meses de prometedoras conversaciones con personal de campo de USAID, pocas organizaciones han recibido asistencia” contra la COVID-19.

Según el texto, las demoras son “devastadoras” y la ventana para que Estados Unidos ayude a mitigar lo peor del impacto de la crisis sanitaria en todo el mundo se está cerrando.

La misiva al jefe interino de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), John Barsa, está fechada el 4 de junio, el mismo día en que otros funcionarios del departamento elogiaron el “liderazgo global” de Estados Unidos frente a la pandemia.

“Hasta la fecha, hemos comprometido más de mil millones de dólares para ayudar a la respuesta global a la COVID”, afirmó Kenneth Staley, responsable del grupo de trabajo de la USAID para la COVID-19, a reporteros que cubren la información sobre África.

Pero gran parte de esa ayuda se vio afectada por “inusuales demoras” a casi tres meses de la aprobación de la Ley de Asignaciones Suplementarias para la Preparación y Respuesta al Coronavirus, la carta.

“Los largos retrasos en las ayudas de la COVID-19 — y como resultado, la respuesta estadounidense a una emergencia global dinámica — contrasta con nuestra experiencia en crisis donde (la USAID) es conocida por dar financiamiento en cuestión de semanas, sino días”, añadió el texto.

Entre las ONGs firmantes estaban CARE USA, la filial estadounidense del Consejo Noruego para los Refugiados, American Jewish World Service, WaterAid y Physicians for Peace.

La carta deja en claro que el de la ayuda es un problema global, señalando el aumento exponencial de casos en Pakistán y que “el tiempo de actuar es ahora”.

Durante meses, al tiempo que promovían la ayuda de Washington contra el coronavirus, las autoridades estadounidenses no ofrecieron detalles sobre el número de equipos cruciales — como respiradores y pruebas de detección — enviados a países de África donde escasean desde hace meses. Y la necesidad va en aumento.

Los contagios en el continente africano se están acelerando, advirtió la Organización Mundial de la Salud el jueves, apuntando que se necesitaron 98 días para alcanzar los 100 mil casos pero apenas 18 para rebasar los 200 mil. Las infecciones superan ahora las 216 mil, con más de cinco mil fallecidos.