Max Vredenburgh, quien se encuentra en su segundo año en la Universidad Suffolk, dice que puso la carta en una botella de vino hecha de cristal que lanzó al agua en la playa Long Beach de Rockport en agosto de 2010.

Ciudad de México, 12 de noviembre (AP/RT).— Un estudiante universitario de Massachusetts recibió respuesta a un mensaje que arrojó al océano en una botella cuando tenía 10 años.

Max Vredenburgh, quien se encuentra en su segundo año en la Universidad Suffolk, dice que puso la carta en una botella de vino hecha de cristal que lanzó al agua en la playa Long Beach de Rockport en agosto de 2010.

El padre de Vredenburgh le envió un mensaje de texto el viernes para decirle que había recibido una carta de alguien llamado “G. Dubois” que halló la botella en una playa del sur de Francia el 10 de octubre.

En su misiva, Vredenburgh enlistaba algunas de sus cosas favoritas, incluidas las manzanas, la playa y el espacio sideral. También solicitaba que quien recibiera la carta “por favor le escriba al remitente”.


Vredenburgh, de 19 años, publicó el viernes fotografías de las cartas en su cuenta de Twitter.

UN CASO SIMILAR

En abril de este año, una botella de vidrio, que contenía en su interior un mensaje escrito en español, fue encontrada en una playa de la isla de Minami Torishima, Japón, tras haber estado a la deriva por el Pacífico durante más de 10 años, según informó la cadena NHK, citando al Ministerio de Tierra, Infraestructura y Transporte del país.

El mensaje resultó ser una lista de deseos para el año 2009. Una persona llamada Paly soñó lograr, entre otras cosas, abundancia económica “ilimitada” y éxito laboral, así como encontrar paz interior y amor.

-Con información de AP y RT.