Treinta y dos elementos de la Secretaría de seguridad Ciudadana de la Ciudad de México resultaron lesionados este martes durante el enfrentamiento con elementos rebeldes de la Policía Federal, informó el Secretario de Seguridad de capital mexicana, Omar García Harfuch. Por su parte,  el titular se la Secretaría de Seguridad del Gobierno federal , Alfonso Durazo, calificó como “franca provocación” la protesta de los policías federales inconformes con pasar a otros organismos de seguridad.

Ciudad de México, 12 de noviembre (SinEmbargo).- El enfrentamiento de este martes entre elementos de la extinta Policía Federal (PF) e integrantes de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México (SSC-CdMx) dejó 32 policías lesionados, informó el titular de la dependencia capitalina.

“Nosotros tenemos 32 compañeros de la Secretaría de Seguridad Ciudadana lesionadas”, dijo el Secretario Omar García Harfuch en declaraciones a medios de comunicación.

Por su parte, Alfonso Durazo Montaño, titular de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) del Gobierno federal, calificó las manifestaciones de los ex integrantes de la Policía Federal que se niegan a incorporarse la Guardia Nacional o a otros organismos de seguridad como una “franca provocación”.

“Es una acción indebida, es un acto franco de provocación, particularmente por la violencia con la que se expresan, hacemos un llamado a no afectar a la ciudadania”, comentó el Secretario Durazo Montaño.

“Lamentamos esta iniciativa de este grupo, tienen conocimiento pleno del proceso administrativo para su incorporación al programa de retiro, que está próximo a cerrarse, eventualmente hoy o a más tardar mañana”, añadió.

Esta mañana, un grupo de aproximadamente 300 elementos de la extinta Policía Federal se enfrentaron contra policías de la SSC, luego de haber tomado los accesos a la Terminal 1 del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM) –donde se provocó un caos vial por más de 8 horas que afectó a miles de usuarios–  en protesta por su anexión a la Guardia Nacional.

“12 policías de la SSC fueron retenidos, esposados y despojados de parte de sus uniformes; 32 más resultaron con heridas leves”, informó la SSC en uno de sus primeros reportes.

Sobre el operativo implementado este martes, la SSC informó que el objetivo “fue fue proteger a la ciudadanía, que arribaba y salía del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, dada la actitud violenta de los policías federales, y liberar la vialidad de Circuito Interior, dado que no aceptaron la mesa de trabajo que se les ofreció con el Gobierno Federal”.

SOLICITAN AUDITORÍA

El pasado 4 de julio, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPC), Alfonso Durazo Montaño, solicitó a la Secretaría de la Función Pública (SFP) una auditoría integral para la revisión de la cuenta Pública 2018 con motivo del cierre de de la Policía Federal y buscará que también la Auditoría Superior de la Federación (ASF) participe en el proceso.

Una de las irregularidades que encontraron de la pasada administración fue la adquisición de un sistema de inteligencia que se contrató el 23 de diciembre de 2015 a un sobrecosto y también informó que Ignacio Benavente Torres estaría detrás de las manifestaciones de policías.

En el caso del sistema de inteligencia contratado, dijo Durazo que es sumamente potente y su nombre es “Rafael”. Su objetivo era el análisis, diseño e implementación de inteligencia.

Explicó que el costo fue de 2 mil 458 millones de pesos por un solo producto de inteligencia que se compró a través de la partida 33701 de gastos de seguridad pública y nacional, sin asegurar las mejores condiciones para el Estado, provocando pagos en demasía y quedando una adeudo por 1,300 millones de pesos.

Informó que el 7 de febrero de 2019 se presentó denuncia ante la SFP por supuestas irregularidades en la contratación de este equipo, además se presentará una denuncia penal por estos hechos contra quien resulte responsable.

“Estimaciones diversas hablan de un sobreprecio de este producto que dividiría entre cuatro el valor real de este producto en el mercado”, dijo Durazo. “Por este sistema la Consejería Jurídica presentará una denuncia”.

Para la adquisición de este producto, el contrato fue celebrado de manera plurianual y no fue localizada la justificación y autorización de la SHCP ni el informe a la SFP.