Sobre el derecho de vía recordó que desde Chiapas hasta Valladolid hay derecho de vía, porque corresponde al ferrocarril del sureste, que opera desde principios del siglo XX. Recordó que en los años setenta el tren operaba en la vía.

Ciudad de México, 14 de enero (SinEmbargo).- El tramo de Chiapas por el que corre la vía del Tren Maya es menor a 100 kilómetros, casi 50, afirmó el Presidente Andrés Manuel López Obrador. Además aseguró la primera parte del camino (de Palenque a Escárcega) ya empezó a ser licitado.

“El tramo de Chiapas deben de ser como 100 kilómetros, cuando mucho, creo que menos”, dijo el tabasqueño durante la conferencia de prensa matutina.

El Mandatario fue cuestionado sobre la oposición para la construcción de la vía de tren para la realización del proyecto de transporte de pasajeros en el sureste del país. Apuntó que la desinformación se ha basado en las afectaciones al medioambiente y la el impacto en las tierras de campesinos.

“Los que no nos quieren inventan cosas que no obedecen a la realidad hay gente de buena fe que es engañada”, afirmó el Presidente.

Destacó que en la zona se puede realizar el proyecto del Tren Maya debido a que a los Gobiernos anteriores “no les importaba el sureste” por lo que la línea férrea no fue concesionada ni privatizada.

“Los neoliberales, tecnócratas acabaron con los ferrocarriles en un abrir y cerrar de ojos”, dijo.

Afirmó que de Valladolid a Tulum es un nuevo derecho de vía que ya fue adquirido. En el tramo siguiente, de Tulum a Cancún, el derecho de vía será la carretera por lo que no habrá afectación. En el tramo inicial del proyecto no puede haber ningún problema de derecho de vía porque pertenece al Estado, destacó.

El trazo principal, que corre de Chiapas hacia Mérida, será licitado primero que otros y aseguró que en el segundo trazo del Tren Maya, la Reserva de Calakmul, no se toca.

Sobre el derecho de vía recordó que desde Chiapas hasta Valladolid hay derecho de vía, porque corresponde al ferrocarril del sureste, que opera desde principios del siglo XX. Recordó que en los años setenta el tren operaba en la vía.

“El Tren Maya va por la vía que existe, que es una vía de carga, se acabó con el ferrocarril de pasajeros, no solo en el sureste, sino en todos lados”, destacó y reconoció que sólo permanece el tren Chihuahua-Pacífico (Chepe).

Adelantó que el Tren Maya requiere una vía férrea moderna debido a que va a ser para el desplazamiento de un tren turístico, que corra de 160-180 kilómetros por hora. Apuntó que el desarrollo del proyecto requiere de tiempo “al grado que si no comenzamos este año no la terminamos”.

“No tengo mucho más apoyo porque ya están al 100 de compromiso los ingenieros militares, pero si yo tuviera tres veces más capacidad en la ingeniería militar, otro gallo cantaría”, afirmó el Presidente López Obrador.

El Mandatario dijo que requiere de la observación de las empresas que ganen la licitación, pero destacó que el Tren Maya no tendrá inversión privada, “a lo mejor para la operación”, pero el tren pertenece a la nación.

Sobre la oposición recordó la consulta realizada, no solo con comunidades indígenas sino con toda la población de los municipios donde va a pasar el Tren y “la mayoría está de acuerdo, me consta”.

El Presidente dijo que ha estado presente durante la realización de asambleas en localidades como Calakmul y “no hay oposición”.