En diversas partes del mundo se han dado a conocer los casos de menores que se suman a los desafíos más virales en redes sociales, algunos de ellos han puesto en riesgo su vida e incluso los han llevado a la muerte, como fue el caso de Joshua, un niño de 12 años que realizó un reto donde los participantes intentan asfixiarse para inducir un estado de euforia a través de la falta de oxígeno.

Ciudad de México, 15 de abril (SinEmbargo).– Joshua Haileyesus, un niño de 12 años de Aurora, Colorado, Estados Unidos, fue hospitalizado y quedó en coma después de que su hermano lo descubriera inconsciente en el piso del baño el 22 de marzo.

De acuerdo con distintos medios estadounidenses, el estudiante de sexto grado estaba intentando el llamado “Desafío Blackout”, en el que sus participantes intentan asfixiarse para inducir un estado de euforia a través de la falta de oxígeno, con todo grabado para las redes sociales.

El truco ya existe desde hace varios años con otros nombres. Recientemente ha ganado una nueva tracción en plataformas como como TikTok.

El martes 13 de abril, la familia de Joshua confirmó que había fallecido después de 19 días con soporte vital. Han lanzado una campaña de fondeo en GoFundMe para pagar sus gastos médicos.

La familia dice en la petición: “Nos gustaría informarles a todos que esta noche, después de pelear la batalla con el soporte vital durante 19 días, Joshua se ha ido para estar con el Señor. A todos los que han orado sin descanso y compartido nuestra carga durante este momento difícil, les damos las gracias. Sus oraciones y su amor nos han consolado y estamos agradecidos por su apoyo. Compartiremos los arreglos del funeral en los próximos días para aquellos que estén interesados en asistir”.

Agrega: “También nos preocupan otras familias que, como nosotros, pueden no estar al tanto de la existencia del ‘Desafío Blackout’ y otras similares. Instamos a la comunidad a que dediquen conciencia sobre Joshua y los riesgos reales que implica no tener conocimiento de los tipos de actividades en las que participan los niños”.

TikTok también se expresó, dada la conmoción que causó el caso en Estados Unidos. “En TikTok no tenemos mayor prioridad que proteger la seguridad de nuestra comunidad, y el contenido que promueve o glorifica el comportamiento peligroso está estrictamente prohibido y se elimina de inmediato para evitar que se convierta en una tendencia en nuestra plataforma”.

“También bloqueamos búsquedas y hashtags relacionados para disuadir a las personas de participar o compartir contenido potencialmente peligroso”, añadió.