Los integrantes de la Cámara de Diputados avalaron en lo general y lo particular la creación de la Guardia Nacional. 

Ciudad de México, 16 de enero (SinEmbargo).- Con 362 votos a favor, 119 en contra y cuatro abstenciones, los integrantes de la Cámara de Diputados avalaron esta tarde en lo general la creación de la Guardia Nacional. Más tarde aprobaron con 348 votos a favor, 108 en contra y 10 abstenciones los artículos 13, 16, 21, 73, 76, 82 y 89, y los transitorios.

“¡Damos pasos firmes rumbo a la paz y la desmilitarización del país!”, escribieron en Twitter los diputados del Movimiento Regeneración Nacional (Morena).

Con 362 votos a favor, 119 en contra y cuatro abstenciones, los integrantes de la Cámara de Diputados avalaron en lo general la creación de la Guardia Nacional. Foto: Especial.

“La #GuardiaNacional tendrá dirección civil y vamos a tomar lo mejor de las fuerzas armadas, sus valores como lealtad , honestidad y patriorismo”, compartió Mario Delgado, Diputado de Morena.

Cerca de las 4 de la tarde, la bancada del Partido Revolucionario Institucional (PRI) reveló que apoyaría la creación de la Guardia Nacional.

El Diputado Rubén Moreira dijo que el partido tricolor votaría a favor de la Guardia, propuesta durante la campaña presidencial por Andrés Manuel López Obrador.

La fracción parlamentaria del PRI, después de muchas horas de discusión, decidió votar en favor de esta reforma constitucional, dijo Moreira durante su posicionamiento.

En la sesión, los legisladores del partido Movimiento Ciudadano (MC) manifestaron su rechazo a la aprobación y ocuparon la tribuna con camiseta con la leyenda “La guerra no hace la paz”.

El dictamen definió a la Guardia Nacional “como una institución policial de la Federación responsable de las tareas de seguridad pública y de la preservación de los bienes y recursos de la nación, adscrita a la Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC)”.

Además, estableció que “será una institución de seguridad pública de carácter y dirección civil, con una junta de jefes de Estado Mayor” compuesta por integrantes de las secretarías de Seguridad y Protección Ciudadana, de la Defensa Nacional (Sedena) y de Marina (Semar).

Se estipuló que “la formación, capacitación y desempeño de los integrantes de la Guardia Nacional se regirán por una doctrina policial fundada en la disciplina, el acatamiento de las órdenes superiores, el respeto a los derechos humanos y la perspectiva de género en el ejercicio de sus funciones”.

López Obrador anunció a inicios de año un programa de reclutamiento de hasta 50 mil jóvenes para conformar la nueva Guardia Nacional, antes incluso de la reforma constitucional que permitirá su creación.

Después de las 22:00 horas, la Cámara turnaron la Guardia al Senado, después de avalar los artículos 13, 16, 21, 73, 76, 82 y 89, así como los transitorios Primero, Segundo, Tercero y Cuarto, en los términos del dictamen modificado.

ONGs ACUSA SIMULACIÓN

El Colectivo #SeguridadSinGuerra rechazó la Guardia Nacional propuesta por el Presidente Andrés Manuel López Obrador, aún con los cambios que se han planteado sobre el mando civil de la nueva corporación.

Criticó que con los modificaciones planteadas en materia de seguridad se siguen otorgando facultades permanentes a las Fuerzas Armadas para realizar tareas de seguridad pública.

 

El Colectivo señaló que el dictamen que se discute en la Cámara de Diputados para crear la Guardia Nacional, supone mantener el paradigma de combate a la violencia con más violencia, a través de acciones que implicarían constitucionalizar la militarizarización, lo que iría en contra el marco jurídico legal internacional en materia de Derechos Humanos.

#SeguridadSinGuerra indica que la propuesta del Gobierno Federal, presentada con el apoyo de la mayoría legislativa de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), establece cambios en el artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos que facultarían al Ejército para realizar tareas de seguridad pública.

Y aunque se ha introducido en el dictamen la figura de un mando civil para la Guardia Nacional, la iniciativa dejaría a las fuerzas armadas las labores de disciplina, régimen de servicios, ascensos, prestaciones, profesionalización y capacitación, así como la estructura jerárquica. Además, con la propuesta al artículo 13 constitucional, se mantendría el fuero militar, con lo que las faltas que pudieran ser cometidas por miembros de la nueva corporación serían revisados por autoridades militares.

El Colectivo también pide que se respete la Constitución vigente, así como utilizar a las fuerzas armadas sólo en las mecanismos previstos por la ley actual, reconstruir el Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP), profesionalizar las policías civiles, elaborar un programa de desmilitarización paulatina, regular el uso de la fuerza pública y establecer mecanismos complementarios de justicia y verdad.

-Con información de EFE.