Naciones Unidas, 16 jul (EFE).- El primer ministro de Haití, Evans Paul, visitó hoy la sede de las Naciones Unidas y obtuvo compromisos por parte de los donantes para completar la financiación necesaria para celebrar las elecciones previstas para este año.

Paul, en un discurso al inicio de un encuentro con representantes nacionales y de la ONU, dijo que el país aún necesita unos 31 millones de dólares del total de 74 millones calculados para llevar a cabo el proceso de las elecciones legislativas, locales y presidenciales.

Según dijeron a Efe fuentes de las Naciones Unidas, los donantes anunciaron hoy ayudas por valor de 15.4 millones de dólares, a las que se sumarán contribuciones de otros países que por ahora no pudieron precisar cantidades.

El proceso electoral requerirá, entre otras cosas, la puesta en marcha de alrededor de 13 mil 500 urnas electorales y casi mil 600 centros de votación, la impresión de unas 60 millones de papeletas y el uso de 42 mil kits electorales.

Además, se han contratado más de 41 mil empleados temporales para poner en marcha estas elecciones.

Las primeras serán las legislativas el 9 de agosto y el 25 de octubre tendrá lugar la primera vuelta para la elección del presidente y la totalidad de las autoridades municipales.

“Estas elecciones son indispensables para la renovación inmediata de las instituciones democráticas del país. Son indispensables para restablecer el equilibrio institucional y para consolidar la democracia en Haití a largo plazo”, dijo la representante especial de la ONU en el país, Sandra Honoré.

La directora para Latinoamérica del Programa de Desarrollo de la ONU, Jessica Faieta, destacó la recuperación lograda por Haití tras el devastador terremoto del año 2010, que acabó con la vida de más de 200 mil personas, y sus progresos en el marco de la transición democrática.

Según Faieta, la comunidad internacional tiene que apoyar el proceso electoral en Haití, porque es clave para que el país pueda tener un futuro estable y próspero. EFE