“Alito”, como también se le conoce a Alejandro Moreno Cárdenas, recalcó que el PRI “no puede asumir los costos de quienes tomaron decisiones equivocadas”, ni de aquellos que “desconocieron y traicionaron a la militancia”.

Ciudad de México, 18 de agosto (SinEmbargo).- Alejandro Moreno Cárdenas y Carolina Viggiano Austria tomaron protesta como dirigente nacional y secretaria general del Partido Revolucionario Institucional (PRI), respectivamente, durante la sesión extraordinaria del Consejo Político Nacional del dicho instituto político.

El ex Gobernador de Campeche asume la presidencia del PRI para el periodo de 2019-2023, en busca de iniciar una nueva etapa en el partido.

“Quiero que mi presidencia marque el inicio de una nueva etapa en el partido”, señaló Moreno Cárdenas durante su discurso de toma de posesión.

“Alito”, como también se le conoce, recalcó que el PRI “no puede asumir los costos de quienes tomaron decisiones equivocadas”, ni de aquellos que “desconocieron y traicionaron a la militancia”.

A la par, pidió recuperar el “orgullo de ser priistas”, y regresar al partido a sus orígenes, a fin de restablecer vínculos con la militancia tricolor.

Agregó que “lo que no podemos hacer es rajarnos; ha llegado la hora de ver de qué estamos hechos los priistas, la patria demanda el llamado de nuestro partido”.

Sobre el accionar del PRI en las elecciones, el ex Gobernador de Campeche señaló que “haremos las alianzas siempre y cuando ayuden a ganar, se acabaron las alianzas que no beneficien al partido”.

Y recalcó que “defenderemos el Estado de derecho, la división de poderes, la independencia de los jueces y la soberanía de los estados”.

El discurso de Moreno Cárdenas estuvo acompañado de porras de los contingentes de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y de la Confederación Nacional Campesina (CNC).

“Alito” remplaza a Claudia Ruiz Massieu. Según los reportes, al Consejo Político Nacional del PRI asistieron Jorge Carlos Ramírez Marín, Beatriz Paredes, Carolina Monroy, César Camacho.

Además de los gobernadores Claudia Pavlovich, de Sonora; Miguel Riquelme, de Coahuila; y Alfredo del Mazo del Estado de México.

Moreno Cárdenas y Viggiano Austria ganaron la elección interna del PRI al obtener u millón 603 mil 752 votos, que correspondieron al 85.07 por ciento de los votos.

El pasado 14 de agosto, ambos recibieron la constancia que los acreditaba como los ganadores de la contienda interna, de manos del presidente de la Comisión Nacional de Procesos Internos (CNPI), Rubén Escajeda.

El proceso provocó que Ivonne Ortega, ex mandataria de Yucatán, renunciara a su militancia, luego de denunciar fraude y compra de votos en las elecciones internas.