El segundo hombre más rico del país con el Presidente Enrique Peña Nieto. Foto: Presidencia.

El segundo hombre más rico del país con el Presidente Enrique Peña Nieto. Foto: Presidencia.

Ciudad de México, 18 de septiembre (SinEmbargo).– La página oficial de la Presidencia de la República publicó una fotografía del Presidente Enrique Peña Nieto con Germán Feliciano Larrea Mota Velasco, el segundo hombre más rico de México, quien hasta hoy, tras develarse esa imagen, era considerado el “millonario invisible”.

El encuentro se produjo durante un evento del Grupo Financiero Banamex a inicios de septiembre y, de acuerdo con información que circula en la prensa nacional, esta imagen será la próxima portada de Forbes México, quien calcula la fortuna personal de Larrea Mota Velasco en 15 mil 700 millones de dólares.

La única foto de la que se tenía registro, y que por años se ha usado en la prensa mexicana y extranjera, es una en blanco y negro que luce borrosa.

LARREA, EN EL OJO DEL HURACÁN

Foto: Especial

Foto: Especial

Germán Larrea es el dueño de Grupo México, la empresa culpable de haber derramado 40 mil metros cúbicos de ácido sulfúrico en los ríos Bacanuchi y Sonora. También se le ha acusado de ser responsable de la muerte de 65 mineros por falta de medidas de seguridad en la mina de Pasta de Conchos, en Coahuila, el 19 de febrero de 2006. Además se le culpa por la muerte de cinco trabajadores mineros en la mina de Charcas, ubicada en San Luis Potosí, y del fallecimiento de dos mineros de la empresa minera Alva Ram de Agujita SA de CV, la cual trabajaba una concesión de Grupo México, entre otros sucesos polémicos.

Este personaje también es propietario de las subsidiarias de la división de transportes de Grupo México que son Ferromex, Ferrosur, Intermodal México y de la línea ferrocarrilera norteamericana Texas Pacific (TP). A la lista de sus propiedades se añaden las empresas mineras  Southern Copper Company en Perú y Asarco en Estados Unidos. En otros giros, también es propietario de Cinemex y del 30 por ciento de las acciones de Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP).

No acostumbra lugares públicos, no acude a eventos sociales y sólo muy pocos lo han visto y casi nadie, retratado. Como un mito o un fantasma.

Germán Larrea es un hombre de negocios tanto por nacimiento como de familia, pero por el bajo perfil que ha llevado, poco se sabe de los movimientos que realizado más allá de su empresa minera. Antes de ser el “Rey del Cobre”, en 1978, fundó Grupo Impresa, que era una editorial de la que también fue presidente y director general hasta el momento de su venta.

También forma parte del Consejo Mexicano de Hombres de Negocios (CMHN) y de Grupo Televisa. Además es dueño de México Compañía Constructora SA de CV y de Fondo Inmobiliario, empresa de bienes raíces desde 1992.

El hijo pródigo de la familia Larrea forma parte del Consejo de Televisa y es miembro Fundador del Grupo Ciudad de México. Tiene un lugar dentro del Consejo Administrativo de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y del Consejo de Grupo Bursátil Mexicano. También pertenece al Consejo Administrativo de Grupo Financiero Banamex (propiedad de Grupo Financiero Citigroup) y a Grupo Comercial América.

Asimismo, Germán Larrea es inversionista del Grupo Transportación Marítima Mexicana (TMM) y en Scotiabank Inverlat. El único negocio que heredó de su madre, Sara Mota-Velasco, fue la compañía de bienes raíces llamada Desarrollo Punta Bruja.

Hace seis años Germán Larrea inició una incursión en la tenencia de acciones de Grupo Aeroportuario del Pacífico (GAP) con 5 por ciento. Fue a partir de 2008 hasta el año 2011 que consiguió una participación de 22.1 por ciento de las acciones del GAP.

Actualmente, la participación de Grupo México en GAP es de es de 29.58 por ciento. Sin embargo Germán Larrea está en negociaciones legales para hacerse de más del 30 por ciento. Para conseguirlo, la firma debe realizar una oferta pública para recolectar las acciones que están pulverizadas en el mercado.

Todo iba bien en los planes de Grupo México hasta que la controladora de GAP inició un proceso jurídico para evitar ceder el control, como resultado, Grupo México está temporalmente impedido para seguir comprando acciones.

En ese mismo año compró a The Carlyle Group los 44 complejos de cines Cinemex por 3 mil 500 millons de pesos, que es la segunda cadena más grande del país. También es dueño de MM Cinemas y Cinemas Lumiere, ésta última fue adquirida por 315 millones de dólares. A finales del año pasado se le dio la autorización de poder comprar la cadena estadounidense Cinemark.