Las autoridades italianas han aprobado un paquete de 40 mil millones de euros en nuevos gastos para contrarrestar la crisis económica provocada por la COVID-19; el paquete incluye mil millones de euros adicionales para el combate del coronavirus mediante la contratación de médicos, enfermeras y compra de vacunas.

Milán, Italia, 18 de octubre (AP).- El Gobierno italiano anunció el domingo un paquete de 40 mil millones de euros (47 mil millones de dólares) en nuevos gastos para contrarrestar el golpe económico de la pandemia.

El paquete incluía mil millones de euros adicionales para el sistema nacional de salud, así como fondos para contratar médicos y enfermeras durante la emergencia y dinero para pagar vacunas y otros elementos necesarios para tratar y combatir los contagios de la COVID-19.

También habrá dinero para ampliar los programas subvencionados de despido temporal, para ayudar a las familias, para las zonas menos desarrolladas en el sur del país y para abaratar la contratación de trabajadores menores de 35 años de edad.

Una mujer camina frente a un mural de una enfermera en Milán, Italia. Foto: Luca Bruno, AP

Se esperaba que el Primer Ministro, Giuseppe Conte, aprobara más tarde el domingo nuevas restricciones sobre la libertad de movimiento, después de que los nuevos contagios alcanzaran los 10 mil diarios.

Eso iba mucho más allá de las cifras confirmadas en el pico del brote inicial del virus en Italia, registrado la pasada primavera y cuando sólo se hacían pruebas para identificar el virus a los enfermos graves.

Los expertos alertan de que el virus ya ha vuelto a llegar a segmentos vulnerables de la población y a llenar los hospitales en Milán, epicentro del nuevo brote.

Italia ha confirmado más de 36 mil 400 muertes por la pandemia, la segunda cifra más alta de Europa por detrás de Gran Bretaña.