La Coparmex presentó cuatro estrategias para mejorar la estrategia del Gobierno federal del combate a la inseguridad y a la violencia basado en mejoras policíacas que garanticen el Estado de Derecho, con miras a la prevención del delito y fundado en la colaboración institucional.

Ciudad de México, 20 de enero (SinEmbargo).- Durante 2019 el 65 por ciento de los socios de la Coparmex declaró haber sido víctima de algún delito, a este dato se sumó que en la última encuesta de percepción de inseguridad 7 de cada 10 mexicanos manifestó vivir con temor, por lo que Gustavo de Hoyos llamó al Gobierno nacional a eliminar la cobardía y asumir la tarea principal del Estado.

El dirigente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) aseguró en un mensaje que la actual estrategia del Gobierno federal para combatir la inseguridad no está funcionando. “Primero el Gobierno pidió un plazo de seis meses y después de un año”, dijo de Hoyos, sin embargo destacó que hasta hoy la implementación de una estrategia efectiva sigue siendo una asignatura pendiente.

De Hoyos fundamentó su crítica a la estrategia de seguridad, planteada por el Gobierno de Andrés Manuel López Obrador, en datos oficiales del Sistema Nacional de Seguridad Pública, encuestas del Inegi y sus propios datos, que revelaron que diario hay 95 personas son asesinadas; 4 víctimas de secuestro; 27 choferes despojados con violencia de su mercancía y unidades; y 150 negocios asaltados a mano armada.

“Los mexicanos vivimos con miedo. Estamos inmersos en una ola de violencia nunca antes vista y el Gobierno federal no está haciendo lo suficiente para garantizar la paz que nos prometió”, afirmó el líder empresarial. también destacó que el clima de violencia desincentiva la inversión y la estabilidad económica.

Data Coparmex reveló que cerca del 65 por ciento de los socios de la Confederación reportó haber sido víctima de algún delito en el último año, lo que representó un incremento del 11 por ciento con respecto a 2018. Además, las expectativas sobre seguridad de la ciudadanía, recabadas por el Inegi en diciembre de 2019, revelaron que hoy 3 de cada 10 mexicanos consideran que la delincuencia va a empeorar, una persona más que el año anterior.

“Además los ciudadanos manifestamos tener poca confianza en las autoridades encargadas de brindarnos protección. El 59 por ciento cree que la policía municipal es poco o nada efectiva; la mitad de la población dice lo mismo de las policías estatales; y el 30 por ciento duda de la capacidad de las fuerzas federales” apuntó De Hoyos y señaló que “los pretextos y justificaciones salen sobrando, lo que se requiere con urgencia es un replanteamiento de la estrategia y un golpe de timón, de inmediato”.

Presentó cuatro estrategias desde la Coparmex para mejorar la estrategia del Gobierno federal del combate a la inseguridad y a la violencia basado en mejoras policíacas que garanticen el Estado de Derecho, con miras a la prevención del delito y fundado en la colaboración institucional.

1. Mejoras policíacas. La creación de una policía profesional y capacitada, cercana a las comunidades y que de tranquilidad en el combate a la delincuencia. Apostó por una mejora en la remuneración de las policías, así como mayor atención a las pensiones que reciben las familias de quienes mueren en servicio.

2. Prevención del delito. La creación de un consejo bipartito con mecanismos de revisión de los programas preventivos, monitoreados y en constante evaluación del presupuesto con el fin de fortalecer el tejido social con perspectiva de género.

3. Garantizar el Estado de Derecho. Afirmó que la procuración de justicia es la actividad principal del Estado, que garantiza el cumplimiento del marco legal y el respeto a los derechos. Para esto se requiere de un sistema de justicia eficiente capacitado y competente que de soluciones. “La investigación y el ejercicio de la acción penal, se debe aplicar con mayor rigor la ley sin cálculos políticos”, dijo De Hoyos e hizo hincapié en “eliminar la cobardía en la toma de decisiones”, como en eventos como el “Culiacanazo”.

4. Colaboración institucional. La Coparmex puso a disposición sus 65 centros empresariales para fortalecer las acciones que acerquen la construcción de la paz en el país, así como su participación en las mesas de seguridad de las entidades federativas. además generarán estrategias coordinadas con el Gobierno.

“Exigimos que el Gobierno asuma la principal tarea que tiene el Estado, brindar condiciones de seguridad. Los empresarios estamos listos para colaborar en esta meta común”, finalizó el empresario.