Mundo

Washington trata de darle vuelta, pero el expresidente se prepara para el regreso

20/01/2022 - 7:32 pm

Ha pasado un año desde que Donald Trump dejó la presidencia de Estados Unidos, sin embargo, eso no le ha restado protagonismo al exmandatario, quien durante el 2021 y a inicios de este año sigue dando de qué hablar.

-Con información de AP y EFE

Ciudad de México, 19 de enero (SinEmbargo).- “Volveremos pronto de alguna manera”. Estas fueron las palabras con las que Donald Trump se despidió de la Presidencia de Estados Unidos, en el último discurso que pronunció en la base aérea Andrews, la mañana del 20 de enero de 2021.

“Tuvimos cuatro años increíbles y logramos mucho”, afirmó el también empresario, y luego partió rumbo a Florida, por lo que, como anunció días antes, no asistió a la ceremonia de investidura de su sucesor, el ahora Presidente Joe Biden. Con esto, también finalizó su mandato, el cual estuvo marcado por la polarización, escándalos y confrontaciones, que fueron más allá de los límites de la Unión Americana.

El 9 de noviembre de 2016, Trump se convirtió en el Presidente número 45 de Estados Unidos, luego de una campaña que estuvo plagada de ataques, particularmente contra los mexicanos.

“Cuando México nos manda gente, no nos mandan a los mejores. Nos mandan gente con un montón de problemas, que nos traen drogas, crimen y son violadores”, dijo en un mitin en Wilkes-Barre, Pensilvania, en junio de 2015. Una proclama que lo perseguiría a lo largo de su mandato.

También amenazó con deportaciones masivas y con hacer pagar a México por un muro fronterizo, que empezó a construirse en septiembre de 2019, pero que ante la llegada del Presidente Biden se suspendió. Durante su Administración, estas descalificaciones contra México persistieron, incluso, las retomó durante su campaña electoral rumbo a la elección presidencial del 2020.

En 2018, ya como Presidente, Trump aseguró que las polémicas declaraciones que dio tres años atrás, fueron “poca cosa” comparados con la realidad. “¿Adivinen qué? Lo que dije [sobre los mexicanos] son cacahuetes [poca cosa] en comparación con lo que resulta ser la verdad. Son cacahuetes”, sostuvo ante una multitud en el Mohegan Sun Arena.

TRUMP Y EL FRAUDE SIN PRUEBAS

Esta actitud de confrontación se repitió cuando, al no verse favorecido en los comicios de 2020, en los que Biden resultó ganador de la presidencia de Estados Unidos, acusó de fraude al sistema electoral de su país sin pruebas, incluso antes de que se llevarán a cabo las votaciones.

Durante su campaña, a mediados de 2020, y aún como Presidente de Estados Unidos, sugirió que los comicios que estaban programados para noviembre se podrían aplazar, ya que argumentado denuncias de un aumento en la votación por correo, sin fundamento, que provocaría intentos de fraude.

“Con el Voto Universal por Correo (no el Voto en Ausencia, que es bueno), 2020 será la Elección más IMPRECISA / FRAUDULENTA de la historia. Será una gran vergüenza para EU. Demorar la Elección hasta que la gente pueda votar de manera debida y con seguridad???”, expresó en una publicación en su cuenta de Twitter, que seguía activa en este momento.

Trump sigue dando de qué hablar tras un año de haber dejado la presidencia de EU. Foto ilustrativa: David Maxwell, EFE

Tras llevarse a cabo los comicios, Trump dio un mensaje en la sala de prensa de la Casa Blanca, en el que arremetió contra el Colegio Electoral, los votantes, jueces y todo aquel que no votó a su favor, acusándolos de corrupción, sin una sola prueba, por lo que las cadenas televisivas decidieron no transmitirlo.

Cadenas como ABC, CBS, NBC, CNN, MSNBC y Fox News interrumpieron la transmisión del discurso cuando el Presidente afirmaba que le estaban “robando” la elección presidencial. Los medios de comunicación señalaron que la medida contra Trump fue porque mentía, lo que ponía en riesgo la democracia y la seguridad del país, en el marco de una elección cerrada, que polarizó a la sociedad.

Aunque días más tarde Trump reconoció la victoria del demócrata, continuó afirmando que fue un fraude. “Ganó porque las Elecciones estaban Amañadas. No se permitieron OBSERVADORES U OBSERVADORES DEL VOTO, los votos fueron contados por una compañía propiedad privada de la Izquierda Radical, con una mala reputación y equipo engañoso que no pudo siquiera cumplir con los requisitos para Texas (¡Que yo gané por mucho!), ¡los Medios de Comunicación Falsos y Callados, y más!”, sostuvo en un tuit.

JUICIO POR ATAQUE AL CAPITOLIO

Luego de dejar la presidencia de Estados Unidos, en febrero de 2021, el empresario enfrentó un juicio político, en el que se le acusó de “incitar a la insurrección” por el asalto al Capitolio. El impeachment ocurrió el 6 de enero de ese mismo año, día en que el Congreso certificó la victoria de Joe Biden.

Aunque salió bien librado del proceso, gran parte de la Cámara de Representantes, entre ellos 10 republicanos, acusó a Trump de poner en peligro la seguridad de Estados Unidos, por alentar a sus seguidores a protestar de manera violenta en el Capitolio, hechos que dejaron cinco muertos.

“Vamos a caminar por la avenida Pensilvania al Capitolio. Vamos a intentar darles a nuestros republicanos, a los débiles, porque los fuertes no necesitan nuestra ayuda, el tipo de amor propio y audacia que necesitan para recuperar nuestro país”, fueron las palabras con las que el Presidente Trump incitó a sus simpatizante a protestar ante la confirmación de Biden como mandatario electo.

El 6 de enero de 2021, policías se enfrentarron con partidarios del entonces Presidente Donald Trump, quienes intentaron abrirse paso a través de una barricada policial en el Capitolio, en Washington. Foto: Julio Cortez, AP

Pese a estos señalamientos, el Senado absolvió al expresidente, en gran parte por el apoyo de los legisladores republicanos, de los que sólo siete votaron a favor de condenar a Trump, quien festejó después de conocer el veredicto que lo favoreció, y anunció que su “movimiento” estaba iniciando.

“Nuestro movimiento histórico, patriótico y hermoso para ‘Hacer a Estados Unidos grande de nuevo’ solo acaba de empezar. En los meses venideros, tengo mucho que compartir con ustedes y espero continuar nuestro increíble viaje juntos para lograr la grandeza estadounidense para toda nuestra gente. ¡Nunca ha habido nada igual!”, celebró Trump en un comunicado.

No obstante, la presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, conformó un Comité especial para investigar los sucesos del Capitolio, el cual está formado por una mayoría de congresistas demócratas y por dos republicanos -Liz Cheney y Adam Kinzinger- que están enfrentados con Trump.

Este comité tendrá acceso a unos 700 documentos que habían permanecido ocultos y que por orden del Tribunal Supremo de Estados Unidos tendrán que ser entregados a la instancia que investiga los sucesos del 6 de enero de 2021.

El contenido exacto de esos documentos se desconoce, pero supuestamente se trata de correos electrónicos, borradores de discursos y registros de visitas que podrían revelar qué pasó exactamente en la Casa Blanca durante el asalto al Capitolio y los días que rodearon ese suceso.

Además, este día se dio a conocer que este comité llamó a declarar a Ivanka Trump, hija y asesora de Donald Trump, para que aporte información sobre las actividades del exmandatario antes y durante el asalto al Capitolio. Según detalló esta instancia en un comunicado, Ivanka Trump “estuvo en contacto directo con el expresidente en momentos clave” del 6 de enero de 2021.

TRUMP BLOQUEADO DE REDES SOCIALES

Pero, aunque el Senado estadounidense no logró condenar al empresario, las redes sociales sí lo hicieron, ya que Twitter, Instagram y Facebook bloquearon indefinidamente el perfil del entonces mandatario, por los hechos del 6 de enero del año pasado. Incluso, está última plataforma determinó que el castigo se extendería por dos años, como resultado de los actos violentos de enero de 2021.

Un día después de esos acontecimientos, Mark Zuckerberg, director ejecutivo de Facebook, informó que el mandatario estadounidense no podrá usar dicha red social, ni tampoco Instagram, “por tiempo indefinido”, pues, agregó, “creemos que los riesgos de permitir que el Presidente continúe utilizando nuestro servicio durante este período son, sencillamente, demasiado grandes”, en referencia a la transición de poderes que estaba prevista para esos días.

Pero luego de que Facebook contrató a un panel de expertos independientes, estos recomendaron a la empresa de Zuckerberg suspender por un periodo mayor la cuenta del expresidente, sanción que se extendió por dos años, hasta enero de 2023, cuando nuevamente se evalúe la decisión de la red social.

Facebook afirmó que fueron dos las publicaciones de Trump, las que violaron las normas referente al discurso de odio. Asimismo, consideró que la presencia del político en esta plataforma era un riesgo, ya que podía “incitar nuevamente a la violencia” entre la comunidad, y no descartó más sanciones “si Trump comete nuevas violaciones en el futuro”, que podrían provocar la “suspensión definitiva de sus páginas y cuentas”.

Esta situación orilló al exmandatario a, en primer lugar, lanzar su propia plataforma digital, denominada From the Desk of Donald J. Trump (Desde el despacho de Donad J. Trump), en la que, además de estar en contacto con sus simpatizantes, Trump publica sus videos, declaraciones y otras noticias relacionadas a su actividad política.

From the Desk of Donald J. Trump, la plataforma digital que el exmandatario creo para seguir con su actividad polítoca. Foto: Especial

En el sitio se indica que tiene el objetivo de “garantizar” el “mantenimiento” de America First [Estados Unidos Primero] en la política exterior e interior del país, así como de defender las “vidas inocentes y los valores judeocristianos de nuestra fundación”, y el orgullo de “enseñar la verdad sobre nuestra historia y celebrar la rica herencia y tradiciones nacionales”.

Además, Trump anunció que interpondría una demanda colectiva contra Facebook, Twitter y Google por presunta censura a la “libertad de expresión”. “Pedimos que se acabe la censura, las listas negras, el destierro y la cancelación que ustedes tan bien conocen”, dijo en rueda de prensa en su club de golf en Bedminster, Nueva Jersey.

Detalló que las demandas fueron presentadas en la Corte de Distrito en Miami, Florida, contra las plataformas sociales con sede en California, por, afirmó, violar el derecho a la libertad de expresión garantizado en la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, y adelantó que estas acciones formaban parte de una acción civil colectiva por reprimir su voz y otras voces conservadoras, que él lideraba.

TRUMP Y LA COVID-19

Pese a que el asalto al Capitolio fue uno de los acontecimientos que provocó el bloqueo del exmandatario en la Red, con anterioridad sus declaraciones provocaron suspensiones temporales en estas plataformas. Por ejemplo, cuando al inicio de la pandemia por coronavirus, en 2020, desestimó la crisis que provocaron los contagios por esta enfermedad.

Sin que hubiera en ese entonces una vacuna y con el incremento de casos al alza, Trump buscaba que los estados retornaran a sus actividades normales y se rehusó a promover pautas de salud pública para combatir las infecciones, a pesar de que él mismo se contagió, y que durante su Administración, Estados Unidos se convirtió en el epicentro de la pandemia al sumar 408 mil muertos y 24.5 millones de contagios, según la Universidad Johns Hopkins, hasta el fin del mandato del empresario.

Además, en marzo de 2021, se reveló que tanto el expresidente, como su esposa, Melania, recibieron la vacuna contra la COVID-19 en secreto cuando aún residían en la Casa Blanca, lo que generó gran polémica, ya que como Presidente descartó en muchas ocasiones la gravedad del virus, y no implementó medidas, como el distanciamiento social y el uso de cubrebocas, para contener los contagios.

Esta molestia se evidenció cuando se dio a conocer que Trump recibió la dosis de refuerzo, el pasado mes de diciembre, durante el programa The History Tour, en Dallas, Texas, en donde fue abucheado, ya que anteriormente el expresidente comentó en una entrevista para el diario Wall Street Journal que “probablemente” no se pondría la dosis de refuerzo.

La emergencia sanitaria que provocó la pandemia por coronavirus también permitió que durante su mandato, Trump reforzara medidas contra los migrantes que intentan cruzar hacia territorio estadounidense, con la justificación de evitar mayores contagios por esta enfermedad.

Con la llegada del coronavirus a Estados Unidos, Trump dejó ver que sería el momento oportuno para detener a “miles” de ingresos semanales de extranjeros sin autorización. “Hemos tenido este problema por décadas. Pero ahora, con las emergencias nacionales y todas las otras cosas que hemos declarado, podemos realmente hacer algo al respecto”, dijo el mandatario en conferencia de prensa..

Justificó al contagio de COVID-19 como un factor necesario para “reducir el incentivo para una migración masiva global”, por lo que las restricciones migratorias que se impusieron, contemplaron la expulsión inmediata del país de migrantes, sin otorgarles un período de detención o un proceso a los solicitantes de asilo.

Lo anterior reforzó el Protocolo de Protección a Migrantes (MPP, en inglés), conocido como “Quédate en México”, un programa que se implementó el 20 de diciembre de 2018, con el que el Gobierno de Estados Unidos obligó a personas solicitantes de asilo a esperar la resolución de sus casos en territorio mexicano, en donde se han enfrentado a varias situaciones de riesgo, que se agravaron con la pandemia de COVID-19.

Y aunque se creyó que la situación cambiaría con la llegada de Biden a la presidencia de Estados Unidos, no fue así, ya que el pasado mes de diciembre, la Administración del mandatario demócrata reactivó el polémico programa luego de que un Juez federal ordenó reanudarlo.

JOE BIDEN EN LA PRESIDENCIA DE EU

El mandato de Bieden no ha pasado desapercibido para Trump, quien a un mes de dejar la presidencia estadounidense, reapareció para lanzar críticas contra su sucesor, del que dijo su primer mes como mandatario federal fue el “más desastroso de cualquier presidente en la historia moderna”. Principalmente, dijo, por las políticas migratorias que Biden impulsó en el Congreso, que a su consideración, de aprobarse, convertiría a Estados Unidos en “un santuario” para la migración irregular.

Por ello, anunció que “un Presidente republicano regresará a la Casa Blanca. Me pregunto quién podrá ser”, con lo que insinuó que podría volver a competir por la presidencia de Estados Unidos, en 2024, lo que también impulsará la reelección de Biden, y confirmó que iría con Kamala Harris como su compañera de fórmula.

Sin embargo, por el momento, el Presidente Biden busca concentrarse en trabajar para sacar adelante las promesas y proyectos que lo llevaron a la presidencia el año pasado, ya que sus compromisos no han sido cumplidos en su totalidad, en parte por la falta de acuerdos entre los demócratas en el Congreso de Estados Unidos, lo que se reflejó en el 40 por ciento de aprobación con el que cuenta actualmente, frente al 57 por ciento del inicio de su mandato.

Entre los compromisos de Biden que no han prosperado se encuentra: el alcanzar algo de normalidad para la Navidad de 2021, lo que se vio frenado por el incremento de contagios por COVID-19, que impulsaron las variantes Delta y Ómicron; tampoco logró revocar las rebajas de impuestos corporativos introducidos por el expresidente Trump en 2017, debido a que la propuesta de ley está estancada en el Senado.

Además, no elevó el límite de refugiados a 125 mil, respecto a los 15 mil que fijó Trump, ya que Biden firmó una orden ejecutiva en febrero de 2021 que elevaba el límite a sólo 62 mil 500 refugiados, en este sentido tampoco ha podido terminar con la detención prolongada de migrantes ni invertir en un sistema de gestión de casos para procesar a la gente, lo que evidenció que América Latina no es una prioridad en el Gobierno de Biden.

Joe Biden tiene pendientes varios compromisos que lo hicieron llegar a la presidencia de EU. Foto: Oliver Contreras, EFE

En tanto, Trump volvió a ser noticia este martes, luego de que se dio a conocer que una investigación civil encontró pruebas de que la empresa del exmandatario uso valoraciones de activos “engañosas o fraudulentas” con el fin de obtener préstamos y exenciones fiscales.

La Fiscalía de Nueva York ahondó que los investigadores necesitan interrogar a Trump y a sus dos hijos mayores como parte de las indagatorias, con el propósito de decidir si presentan una demanda civil en relación a estas acusaciones. En respuesta, La Trump Organization calificó la investigación de “infundada” y con fines políticos, según un comunicado que emitió este miércoles.

Los fiscales detallaron que La Trump Organization exageró el valor de donaciones de terrenos en Nueva York y California en documentos presentados al Servicio Interno de Impuestos del Departamento del Tesoro de Estados Unidos (IRS, por sus siglas en inglés) para justificar deducciones fiscales que ascendían a varios millones de dólares,

Agregaron que la compañía también habría proporcionado información errónea sobre el tamaño del penthouse de Trump en Manhattan, ya que habría declarado que era tres veces más grandes de su tamaño real, una diferencia de valor de unos 200 millones de dólares, pero hasta el momento las autoridades no han determinado emprender un proceso judicial, ya que, destacaron, la investigación deberá continuar sin trabas para deslindar responsabilidades.

Nora Nancy Gaspar Resendiz
Comunicóloga por la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM). Busca ejercer un periodismo libre, crítico y con responsabilidad social. Actualmente es parte de la Unidad de Investigación y Multimedia de SinEmbargo.
en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas