México, 20 Jun. (Notimex).- Con el Proyecto Privada Torre Blanca, un grupo de docentes de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura del Instituto Politécnico Nacional obtuvo el segundo lugar en el Concurso Incubiaria 2013, informó esta casa de estudios.

Precisó que el proyecto se ubica en la delegación Miguel Hidalgo y fue desarrollado en dos meses por Clementina Palomo Beltrán y Oscar Anguiano Castro, docentes de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura (ESIA) Unidad Tecamachalco del Politécnico.

Asimismo por los ingenieros arquitectos Christian Ortega Mata y José Alfonso Mendoza Sandoval, egresados del citado plantel y asociados del proyecto, informó en un comunicado el Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Clementina Palomo Beltrán, una de las ganadoras del certamen, dijo, “hicimos un comparativo de los edificios que se construyen con fines habitacionales y encontramos un área de oportunidad al constatar que todos estaban ocupados, además como fortaleza adicional está la tranquilidad que proporciona la calle cerrada”.

Añadió que cuando comprobaron que el proyecto era rentable, pasaron a la parte arquitectónica trazando un edificio de cinco pisos, con 10 departamentos cada uno, en forma de H, donde se incluyeron terrazas con áreas verdes a los costados para que todos los departamentos cuenten con una buena vista.

También se contempló colocar una rampa en vez de escaleras para que tengan acceso las personas discapacitadas y múltiples servicios.

A su vez, Óscar Anguiano Castro señaló que uno de los atractivos de la presentación de este proyecto son los llamados renders, desarrollados por Christian Mata, que son las imágenes digitales que se crean a partir del escenario propuesto en 3D, cuyo objetivo es dar una apariencia realista desde cualquier perspectiva del modelo.

En este caso representaron la fachada lateral del edificio con las terrazas, un pasillo que muestra la parte interior del conjunto habitacional, una recámara y la sala de lo que sería uno de los departamentos, indicó otro de los ganadores del concurso.

De los 80 proyectos participantes desarrollados por despachos profesionales, arquitectos independientes del país y egresados de reconocidas casas de estudios, sólo 36 concluyeron con el proceso de entrega de trabajos en tiempo y forma, de donde resultaron 12 finalistas y tres ganadores con un reconocimiento de alta calidad en sus proyecciones.

El certamen fue organizado por el Colegio de Arquitectos de la Ciudad de México y la Sociedad de Arquitectos Mexicanos (CAM-SAM), en conjunto con el Gobierno del Distrito Federal.

La Organización Incubiaria es una aceleradora de negocios inmobiliarios basada en un modelo de incubación de negocios propuesto por el Banco Mundial (BM), señaló el Politécnico.

En esta ocasión lanzó su primer concurso que ofrece a los inversionistas certeza jurídica, técnica, financiera y comercial en la elección de algunos de los 12 trabajos finalistas, 80 proyectos arquitectónicos participantes con la posibilidad de su desarrollo real, puntualizó.