Economía

Un Juez dice que Citi no puede deshacerse de banco hasta que liquide a Oceanografía

21/01/2022 - 1:34 pm

El Juez concedió las medidas cautelares a Oceanografía para así impedir que con la venta de Banamex se imposibilite una eventual sentencia favorable para Oceanografía. No obstante, requirió para ello el pago de 260 millones de dólares.

Ciudad de México, 21 de enero (SinEmbargo).– El Juez Septuagésimo Primero de lo Civil en la Ciudad de México ordenó frenar la venta de Banamex, anunciada la semana pasada por Citigroup, al conceder las medidas cautelaras requeridas por Oceanografía en una demanda promovida en 2019.

“Por medio de notificación personal que se realice a la demandada Banco Nacional de México, S.A., integrante del Grupo Financiero Banamex, requiérasele para que abstenga de realizar la venta o transmisión de acciones, activos y demás bienes tangibles e intangibles, hasta en tanto no se resuelva en sentencia definitiva el juicio principal”, se lee en las medidas que fueron ordenadas este jueves por el Juez Mario Salgado Hernández y constan en el expediente 1234/2019 al cual tuvo acceso SinEmbargo.

El Juez ordenó además a Banamex abtenecerse de realizar acuerdos, asambleas o cualquier acto corporativo “tendiente a aprobar el vender, donar, usufructuar o por cualquier medio afectar la cartera de clientes activos y pasivos; de bienes y servicios que menoscaben el valor de la institución y su salida del suelo Mexicano”.

También se dispuso que el Banco debe garantizar ante este Juzgado “el pago de las cantidades demandadas a través de cualquier medio autorizado por la Ley, hasta por un monto de 5 mil 200 millones de dólares, o su equivalente en moneda nacional”. Este monto es el que demanda Oceanografía a Banamex, a quien culpa de llevarla a la quiebra con la denuncia por fraude que interpuso en 2014. Incluso Oceanografía tiene una demanda contra Citigroup en Nueva York.

acuerdo (1)

El Juez concedió las medidas cautelares a Oceanografía para así impedir que con la venta de Banamex se imposibilite una eventual sentencia favorable para Oceanografía. No obstante, requirió para ello el pago de 260 millones de dólares.

“Con el objeto de que se ejecuten las medidas cautelares que en este acto se decretan, se requiere a la promovente (Oceanografía) para que previamente garantice los posibles daños y perjuicios que pudieran ocasionarse a la codemandada Banco Nacional de México, S.A., integrante del Grupo Financiero Banamex, , por lo que atendiendo a la información que obra en autos y la cantidad que señala el promovente, de manera discrecional se fija la cantidad de $260,000,000.00 (Doscientos sesenta millones de dólares Americanos 00/100 USD), en su equivalente en Moneda Nacional al momento de realizarse la consignación correspondiente, misma que deberá ser exhibida por el promovente en cualquiera de las formas autorizadas por la Ley, dentro del término de cinco días, apercibido que de no hacerlo, se revocarán de plano las presentes medidas cautelares”, se lee en el acuerdo.

LA VENTA DE BANAMEX

El pasado 11 de enero, Citigroup dio a conocer que dejará la banca de consumo y la empresarial y anunció que venderá a Banamex luego de seis años de que ambas se fusionaran. Cinco días después, la directora global de la corporación con sede en Nueva York, Jane Fraser, informó que el proceso de venta comenzará en el mes de marzo de este 2022.

Esta transacción incluirá la licencia, marca, operación de sucursales, lo relacionado a tarjetas, negocio de nómina, cartera hipotecaria, crédito familiar y empresarial, afores, seguros, fundaciones, inmuebles históricos y cajeros automáticos.

Según un comunicado, la venta de Banamex responde a una nueva estrategia del grupo estadounidense para enfocarse en el mercado mayorista. Al mismo tiempo, destacó que México seguirá siendo un mercado prioritario para Citi, y que lo mantendrá como un destino muy importante de inversión global y de flujos comerciales.

En ese sentido, el Juez refirió que “como es sabido, Citigrup ha puesto a la venta a la codemandada Banco Nacional de México, S.A., integrante del Grupo Financiero Banamex, lo cual es del dominio público al tratarse de una noticia de nivel nacional derivada del comunicado realizado por el propio Citigroup, propietaria de Banco Nacional de México, S.A., integrante del Grupo Financiero Banamex, circunstancia que pudiera redundar, para el caso de resultar procedente el juicio planteado por la parte actora en el principal, en una posible inejecución del fallo que se llegara a dictar”. Por lo tanto, es que ordenó las medidas cautelares.

Ctigroup puso a la venta a Banamex la semana pasada. Foto: Citibanamex

En 2014, Oceanografía fue acusada de un fraude millonario de más de 5,300 millones de pesos contra Banamex y Citigroup, supuestamente por haber obtenido créditos con contratos falsificados con Pemex, y poco después entró en concurso mercantil. Esta denuncia permitió al Gobierno intervenir a Oceanografía, que perdió su relación con Pemex y no logró un convenio con acreedores, por lo que fue declarada en quiebra en agosto de 2016. Su dueño, Amado Yáñez, fue detenido y estuvo en la cárcel hasta que fue liberado en abril de 2018 luego de pagar una fianza por 7.5 millones de pesos.

En agosto de 2018 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) desechó el último recurso de revisión interpuesto por Citibanamex para cobrar una deuda de 6 mil 745 millones de pesos a la empresa Oceanografía.

En una nota informativa, Oceanografía la firma indicó que “todas estas acciones arbitrarias, ejercidas por las autoridades involucradas, y las acciones de los funcionarios públicos coludidos con directivos de Banamex, le ocasionaron a la empresa un cuantioso daño económico”.

“La pérdida de valor de la empresa se dio tanto por las actuaciones de Banamex como por la mala administración ejercida por el adminstrador designado por el SAE (Servicio de Administración y Enajenación de Biene y ahora Instituto para Devolver al Pueblo lo Robado), Luis Alfonso Maza Urueta, impuesto por Emilio Lozoya, y quien en complicidad con directivos y empleados de Pemex, tomaron acciones para rescindir los contratos vigentes con Pemex y desintegrar los activos de la empresa para que fueran entregados a competidores de la misma”, se lee en la nota.

Oceanografía señaló además que por “estos lamentables hechos”, la empresa fue llevada a la quiebra por estos actores. “Afortunadamente, con el apoyo de sus acreedores, la empresa salió de la quiebra en enero del 2018, y el valor actual de Oceanografía es muy diferente al del 2013, hablamos de una pérdida de mil millones de dólares”.

Indicó que a partir de que la empresa fue asegurada, y a la fecha, “Banamex no ha logrado demostrar, la deuda que reclamó inicialmente”, como falló la Suprema Corte.

en Sinembargo al Aire

Opinión

Opinión en video

más leídas

más leídas