–Con información de Notimex, Apro y EFE

La ministra Olga Sánchez Cordero será quien realice el nuevo proyecto de sentencia a discutir en la Suprema Corte de Justicia de la Nación, luego de que una mayoría de los ministros de la Primera Sala decidiera que la ciudadana francesa Florence Marie Louise Cassez Crepin se queda en México al rechazar la propuesta presentada por el ministro Arturo Zaldívar.

Sánchez Cordero había votado a favor de la liberación inmediata de Cassez.

La mayoría de los magistrados de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación se pronunció hoy en contra de la “inmediata y absoluta libertad” de Cassez, condenada a 60 años de cárcel por secuestro y otros delitos, y la mayoría, también, consideró que se habían cometido graves violaciones que afectaron los derechos de la ciudadana francesa.

El magistrado José Ramón Cossío Díaz ha pedido que se anule la sentencia contra Cassez y que se dicte otra en la que no se tomen ni las ampliaciones de declaración de los testigos, ni la declaración del 9 de diciembre de 2005, en la que Cassez no recibió una asistencia consular debida.

Por ello, Cossío está a favor del amparo, “pero en contra de los efectos que se proponen: la inmediata libertad”.

En sentido parecido dijo estar Pardo Rebolledo, quien apoya que se reponga el juicio debido a que hubo violaciones que viciaron parte del proceso.

Del montaje televisivo que hizo la Agencia Federal de Investigaciones (AFI) para simular la captura en vivo de los secuestradores dijo que era “un acto reprobable y definitivamente, algo que debe de sancionarse porque (…) deja mal a la ley y al principio de la ley”.

Agregó que con esa actuación quedó “indudablemente contaminado” el proceso legal seguido contra Cassez por unas autoridades mexicanas que crearon “una realidad alternativa” a la de los hechos.

Recordó que Cassez “siempre negó su participación en los hechos” que se le imputan y se ha declarado inocente desde el principio.

Tres de los cinco magistrados dijeron estar en contra de otorgar la inmediata libertad a Cassez, como pedía el proyecto de resolución presentado por el magistrado Arturo Zaldívar.

En contra de la liberación de la francesa están José Ramón Cossío Díaz, Guillermo Ortiz Mayagoitia y Jorge Pardo Rebolledo, mientras que por la anulación del proceso y la liberación de Cassez están Olga Sánchez y Zaldívar.

Cassez fue arrestada el 8 de diciembre de 2005 en el estado de Morelos junto a su novio, Israel Vallarta, presunto jefe de la banda de secuestradores Los Zodíaco, y llevada a un rancho a fin de que participara al día siguiente en un montaje televisivo preparado por las autoridades.

El magistrado Zaldívar argumenta en su proyecto de resolución que se vulneró el derecho de la detenida a la presunción de inocencia y a una inmediata asistencia consular, por lo que propuso la revocación de la sentencia de culpabilidad y la condena correspondiente, así como su inmediata liberación.

No obstante, con lo expresado hasta ahora se perfila que el sentido de la votación irá hacia la concesión de un “amparo para efectos”, esto es la estimación de algunos de los argumentos de la defensa de Cassez y la posible reposición del juicio.

Por su parte, Ortiz Mayagoitia atacó frontalmente los argumentos de la defensa al pronunciarse “en contra del proyecto” de Zaldívar, que pedía la libertad “inmediata y absoluta” para la francesa, y considerar improcedente el recurso presentado.

Consideró que el fallo del alto tribunal que juzgó a la francesa es “definitivo e inatacable”.

Aunque reconoció que “existió una escenificación” en la captura de la francesa que ensució el proceso, no lo corrompió completamente, como planteaba el proyecto sometido a análisis hoy.

“Yo entiendo que esto último no ocurrió”, aseguró Mayagoitia, quien señaló que lo anterior era “una conclusión, sin duda, valorativa” que no comparte.

El caso ha generado una enorme expectación en la sede de la SCJN, donde decenas de periodistas nacionales y extranjeros, sobre todo franceses, están siguiendo la sesión.

PRI, PAN Y PRD PIDEN RESPETAR FALLO  

Luego de que tres de los cinco ministros de la Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) coincidieran en rechazar el proyecto de liberación de Florence Cassez, senadores y diputados del PAN, PRI y PRD, señalaron que se debe respetar la decisión del Poder Judicial.

El presidente del Senado, José González Morfin, manifestó su absoluto respeto a la decisión judicial ya que “estamos en un régimen de separación de poderes”.

“Es importante que cada uno ejerza su responsabilidad con absoluta autonomía y responda ante la ciudadanía por sus actos”, subrayó.

Al respecto, el senador del PAN, Felipe González, aseguró que la Corte cumplió con su responsabilidad de interpretar constitucionalmente el caso de Cassez, aunque los ministros reconocieron que si hubo errores en el procedimiento.

El presidente de la Comisión de Seguridad Nacional del Senado indicó que es importante que la SCJN aclare este caso y que todas las autoridades atiendan su resolución, para que sus acciones se ajusten absolutamente al Estado de derecho.

En entrevista, el legislador panista negó que esta decisión sea un triunfo para el presidente Felipe Calderón Hinojosa, pues “tiene que ver estrictamente con la aplicación de la ley y el respeto al Estado de derecho, y lo peor seria que esto se politizara o se viera si uno de los tres poderes puede estar sobre otro”.

Por su parte, el vocero de los senadores del PRI, Carlos Jiménez Macías, destacó la resolución de la Corte, pues a pesar del indebido proceso, las acusaciones de varias víctimas de Cassez demuestran su presunta culpabilidad.

Jiménez Macías sostuvo que el fallo no significa una victoria para el gobierno de Calderón Hinojosa, quien demandó a los ministros atender lo derechos de las víctimas, ya que la Corte cumplió su tarea sin ceder a presiones, conforme a derecho.

A su vez, el líder de los senadores del PRD, Carlos Navarrete, manifestó su respeto al fallo de la Corte, y rechazó que haya aceptado presiones para negar la libertad a la ciudadana francesa.

Mientras que en la Cámara de Diputados, el vicecoordinador del PAN, Carlos Alberto Pérez Cuevas, señaló que la ponderación del caso de Florence Cassez, garantiza el respeto a los derechos de las víctimas de secuestro, así como el derecho de ella a reponer el debido proceso como marca la ley.

En entrevista, el vicecoordinador del Partido Acción Nacional (PAN) señaló que luego de que tres ministros se pronunciaron por no liberar a la ciudadana francesa sentenciada a 60 años de prisión por secuestro, lo que se ve es una “ponderación”.

“Lo que estaríamos viendo es algo que jurídicamente se llama ponderación, y lo que se hace es ponderar que efectivamente pudo haber alguna conducta durante el debido proceso, pero que por el otro lado hay un delito que tiene pruebas, que hay víctimas y que es muy grave lo que sucede en ese sentido”, explicó.

Por su parte, el diputado federal del PRI, Jorge Carlos Ramírez Marín, estimó que el respeto a la autonomía del Poder Judicial fortalece al Estado mexicano y, en ese sentido, añadió que el Congreso de la Unión ha sido respetuoso de las decisiones que toma el máximo tribunal del país, “nos guste o no”.

Por ello, el legislador priista indicó que si se le cuestiona, presiona o ataca para que adopte determinada postura, “estamos debilitando al Poder Judicial”.

LA MADRE, TRISTE

En París, la madre de la francesa Florence Cassez dijo hoy estar “triste y decepcionada” por la decisión de la Suprema Corte de Justicia de México de rechazar el proyecto de anular su condena a 60 años de cárcel en ese país.

“Estoy extremadamente triste, decepcionada y sorprendida”, afirmó Charlotte Cassez a los medios galos en París, donde añadió que aunque “no hay que perder la esperanza ni abandonar el combate”, con esa negativa vuelven a quedarles “meses” de espera.

Los magistrados acreditaron hoy que hubo infracciones graves en el juicio de la francesa que deberán ser analizadas en un nuevo proyecto sobre el caso, pero de los cinco jueces que integran la sala, sólo dos apoyaron su excarcelación.

La joven, sentenciada a 60 años por secuestro y otros delitos, fue detenida en México por la policía mexicana en diciembre de 2005 junto con su novio, Israel Vallarta, presunto jefe de la banda de secuestradores Los Zodíaco.

“Es horrible, ni siquiera estoy a su lado”, dijo la madre sobre el nuevo giro que ha dado el caso, mientras que su abogado en Francia, Franck Breton, lamentó que se haya entrado en un “impasse judicial enorme” y expresó su “sentimiento de cólera y de vergüenza”.

Desde Francia igualmente, la primera secretaria del Partido Socialista, Martine Aubry, sostuvo en una declaración escrita “la profunda decepción de saber que Cassez sigue en prisión, después de la esperanza suscitada estas últimas semanas por las declaraciones de un juez, que señalaban errores en la investigación”.